La indignación de una cubana que no podrá votar el 24 de febrero

La autora, que firma con un seudónimo, dirige su carta a la oposición y a los organismos internacionales

El único mensaje permitido en las vallas, en la televisíón, la radio, los medios impresos y en todos los lugares públicos, sin excepción, es el Sí. (14ymedio)
El único mensaje permitido en las vallas, en la televisíón, la radio, los medios impresos y en todos los lugares públicos, sin excepción, es el Sí. (14ymedio)

Carta abierta de una ciudadana cubana común, a todos los grupos integrantes de la oposición, dentro y fuera de Cuba, así como a todos los organismos internacionales que mantienen relaciones diplomáticas con Cuba.

La propuesta de algunos miembros de la oposición cubana de abstenerse en el próximo referéndum del 24 de febrero no tiene ningún sentido sin haber recibido, previamente, un apoyo internacional sobre la ilegitimidad del proceso.

En estos momentos, de cara a la indiferencia por parte de los actores internacionales, la única vía que podría proporcionar la salvación al pueblo cubano es un voto masivo del No en el referéndum.

La única vía que podría proporcionar la salvación al pueblo cubano es un voto masivo del No en el referéndum

En primer lugar, invito a todos los participantes de la oposición de Cuba a pronunciarse oficialmente ante todos los organismos internacionales pertinentes sobre el carácter antidemocrático del próximo referéndum y a realizar una petición formal para que el proceso constitucional dirigido por el Partido Comunista de Cuba sea declarado ilegítimo.

Pido a esos mismos organismos internacionales que tomen posición, ya que serán la voz que defienda a un pueblo oprimido, que, a diferencia del venezolano, no sale a las calles masivamente a protestar en contra de su Gobierno porque, en el transcurso de los últimos 60 años, ha perdido todas las esperanzas de tener un futuro mejor.

Los cubanos muestran una resignación silenciosa ante sus numerosos problemas, empezando por la alimentación de baja calidad nutritiva subsidiada por el Gobierno por medio de una tarjeta de abastecimiento que es un instrumento para amordazar a la población.

El sistema de salud, gratuito pero muy precario, y la enseñanza basada en el adoctrinamiento desde la infancia son otros instrumentos que cumplen la misma función, además de los salarios miserables, que giran alrededor de 30 dólares por mes en promedio.

El referéndum no contará con la presencia de observadores internacionales imparciales porque no lo permite el Partido Comunista de Cuba (PCC).

En este momento existe dentro del país una represión masiva hacia toda campaña por el No, según declaraciones del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, al mismo tiempo en que el PCC lleva a cabo una masiva campaña por el Sí. Un sinnúmero de pancartas a favor del Sí, distribuidas por el PCC, invaden el espacio público. La marcha de las antorchas, que se celebró a finales de enero en medio de un desastre natural en la Habana, fue dedicada a garantizar el voto por el Sí, como lo es la campaña televisiva.

La marcha de las antorchas, que se celebró a finales de enero en medio de un desastre natural en la Habana, fue dedicada a garantizar el voto por el Sí, como lo es la campaña televisiva

A esto hay que agregar la destrucción inmediata de cualquier pancarta aludiendo al No, las golpizas a opositores pacíficos que intentan hacer campaña por el No, así como la censura constante de mensajes telefónicos, de sitios web críticos del PCC y de correos privados que no llegan a su destino si contienen cualquier alusión a una posición contraria al Sí.

Hace pocos días el PCC informó de que los ciudadanos que viven o se encuentran de visita fuera de Cuba no tendrán derecho al voto. En cambio, los que se encuentran en el exterior cumpliendo alguna misión para el Gobierno de Cuba sí podrán votar. Los excluidos denunciaron esta medida en protestas ante las embajadas cubanas en varios países.

La ilegitimidad del proceso de reforma constitucional está reflejada en el artículo 224 del proyecto, que declara "la irrevocabilidad del socialismo y el sistema político y social establecidos en el artículo 3".

Pocas veces se ha visto en el mundo una forma de represión que garantice la mordaza de todos los ciudadanos de un país, contra 11 millones de cubanos que mantienen lazos sanguíneos y de amistad con más de 3 millones de emigrados repartidos por todo el mundo, al negarles el derecho de entrar y salir de su país sin restricciones.

Lo que ocurre en Cuba en estos momentos no es un genocidio físico, aunque muchas muertes son consecuencia de la política de represión del Gobierno, sino un genocidio moral

Se trata del mayor chantaje emocional de la historia de los tiempos modernos, cuando miles de madres se ven privadas de ver a sus hijos dentro o fuera de la Isla por haber expresado sus ideas. Porque más que presos políticos dentro de cárceles, que existen desafortunadamente en la actualidad en Cuba, quienes están en la Isla viven en realidad en un presidio sicológico, el mismo en el que se encuentran también los 3 millones de parientes que residen en el extranjero.

Lo que ocurre en Cuba en estos momentos no es un genocidio físico, aunque muchas muertes son consecuencia de la política de represión del Gobierno, sino un genocidio moral, cometido por un partido único contra el pueblo, arrebatándole el derecho de movilidad dentro y fuera de su país por medio del chantaje, negándole el derecho a la libre expresión de sus ideas.

Este hecho debe ser denunciado ante las instancias internacionales. Un país en el que la más mínima protesta se convierte en labor de titanes necesita ser defendido ante la imposición a sus ciudadanos de un texto constitucional indigno. Pido la misma comprensión hacia Cuba que la que la comunidad internacional ejerce ahora hacia Venezuela, donde ha reconocido el derecho de los ciudadanos de luchar contra la doctrina comunista para salir de la hambruna y volver a la democracia.

____________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 39