"La televisión cubana, aunque se vista de digital, mala se queda"

La Isla prepara 318.000 cajas decodificadoras con norma china

Las 'cajitas' pueden alcanzar hasta los 4.000 pesos en el mercado negro, aunque la televisión va perdiendo adeptos poco a poco. (14ymedio)
Las 'cajitas' pueden alcanzar hasta los 4.000 pesos en el mercado negro, aunque la televisión va perdiendo adeptos poco a poco. (14ymedio)

La dependencia de Cuba del socio chino en cuestiones de tecnología es cada vez más evidente. A la noticia de este lunes de la donación de paneles solares se unió la difusión en la prensa oficial de que la Isla prepara 318.000 cajas decodificadoras de televisión digital con norma china.

Lázaro Campos, director de la empresa cubana que los fabrica, indicó que la mayoría de los componentes y piezas provienen de China, país que también ha formado a los trabajadores que laboran en la Isla.

En la calle Ayestarán de La Habana, se ubica una de las pocas tiendas estatales que de forma esporádica venden las cajitas. Los vecinos de la zona ya tienen contactos con los empleados para que les avisen del suministro del producto y muchos se dedican a hacer la fila, comprar y revender estos equipos en el mercado negro.

La carga ideológica de la programación nacional tampoco ayuda a recuperar a una audiencia que con la irrupción de las nuevas tecnologías en la vida nacional se ha ido decantando cada vez más por programas de entretenimiento

Aunque actualmente esta tecnología convive con la analógica en Cuba, la mayoría de los receptores siguen empleando la última y el precio de las 'cajitas' puede ir de los 2.500 a los 3.000 pesos. El mercado informal se aprovecha de la escasez en la red de comercios estatales y vende esos aparatos por 3.500 o 4.000 pesos.

La digitalización de la televisión cubana llega en uno de sus momentos de más baja audiencia. Los televidentes, atraídos por opciones más variadas como el paquete y las antenas parabólicas ilegales, se han pasado en masa a formas de consumo de audiovisuales a la carta.

La carga ideológica de la programación nacional tampoco ayuda a recuperar a una audiencia que con la irrupción de las nuevas tecnologías en la vida nacional se ha ido decantando cada vez más por programas de entretenimiento, reality shows, películas extranjeras y largas series de acción.

"¿Para qué quiero la cajita? ¿Para ver mejor el noticiero estelar?", se pregunta un joven de 26 años que lleva más de un lustro sin usar el televisor de su casa "para jugar o ver programas copiados en el memory flash", explica a 14ymedio. "Lo único bueno que tiene la cajita que están vendiendo es que cuenta con un puerto USB pero las otras prestaciones no me interesan. La televisión nacional, aunque se vista de digital, mala se queda".

Otros, apuntan a la mejoría visual de las imágenes cuando se usa el dispositivo y a poder captar canales oficiales destinados al ocio, con una programación musical o de entretenimiento.

"El problema es que a una transmisión digital le corresponde contar con contenido de calidad técnica y eso es lo que falta ahora"

"El problema es que a una transmisión digital le corresponde contar con contenido de calidad técnica y eso es lo que falta ahora. Se está transmitiendo como digital mucho material de bajos estándares visuales porque todavía no se ha hecho todo el cambio desde el inicio para que el producto digital sea completo", advierte un camarógrafo del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Ayer, Campos sostuvo que el "objetivo es que la población pueda acceder a la señal digital terrestre DTMB". Este estándar es el de emisión en China, Hong Kong, Macao, Comoras, Pakistán, Camboya, Laos y Timor Oriental, además de Cuba, una rareza en Latinoamérica, donde se emite con ISDB-T mayoritariamente. Las excepciones son Colombia y Guyana francesa, que emplean el DVB-T, el más generalizado del mundo con dominio en Europa, África, Oceanía y gran parte de Asia. En Norteamérica, en cambio, se emplea ATSC.

La televisión digital llegó a Cuba en 2013, cuando 45.000 hogares de La Habana recibieron los equipos donados por China como parte de una primera prueba de la digitalización de la televisión.

El Gobierno anunció que para finales de año se contempla terminar más de 32.000 televisores de 32 y 43 pulgadas, una parte de los cuales se utilizará en el programa de teleclases en las escuelas y en el sector hotelero.

______________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 50