Cuidar a los hijos y después a los nietos

Según una investigación de la Facultad de Derecho de la Universidad Marta Abreu, en la Cuba actual se incluye más a los abuelos en la crianza de los nietos

El protagonismo de los mayores se refuerza cuando alguno de los progenitores emigra. (14ymedio)
El protagonismo de los mayores se refuerza cuando alguno de los progenitores emigra. (14ymedio)

Organiza la merienda, busca a las niñas después de clases y está al tanto de mantener los uniformes escolares limpios. Buena parte de la rutina diaria de Clara Rojas, de 74 años, está volcada en sus dos nietas de 10 y 11 años, a las que cuida desde que su madre emigró a Miami. Desde allí intenta traerlas a través de un proceso de reunificación familiar que ha tardado más de un lustro.

Clara Rojas es "madre y padre" de las dos niñas, según explica a 14ymedio. En los parques, a las afueras de los centros escolares y en las cercanías de los círculos infantiles son frecuentes estas cabezas canosas que acompañan a los menores de edad. A veces lo hacen para ayudar al resto de la familia pero en otros casos son el único soporte con el que cuentan los niños.

Según una investigación llevada a cabo en la Facultad de Derecho de la Universidad Marta Abreu, en Villa Clara, en la Cuba actual se incluye "más a los abuelos en la crianza de los nietos ya que generalmente ambos padres tienen un gran actividad laboral y social en general, y pasan poco tiempo con los hijos". El protagonismo de los mayores se refuerza cuando alguno de los progenitores emigra.

El protagonismo de los mayores se refuerza cuando alguno de los progenitores emigra

Para Clara Rojas estar a cargo de sus nietas le trae muchas ventajas y una "montaña de problemas". "Me levanto cada día y tengo energías para seguir porque no puedo dejarla sola", cuenta. Un estudio realizado en Alemania indica que las personas de la tercera edad que, de forma ocasional o permanente cuidan a sus nietos, "tienden a vivir más tiempo que aquellos ancianos que no cuidan a otras personas".

Sin embargo, la diligente abuela reconoce que está un poco mayor para compartir con las niñas algunas pasiones como el uso de las nuevas tecnologías, "escuchar un reguetón o ayudarlas con las tareas de matemáticas". Calcula que en los próximos tres años, cuando las niñas se reúnan con su familia en Florida, tendrá tiempo para dedicarse a sí misma y "hacer un montón de cosas pendientes" que ahora no puede por falta de tiempo.

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10