El doctor Durán atribuye el repunte del coronavirus en Cuba a la "indisciplina"

Este domingo se detectaron 37 casos positivos, veinte más que el sábado. La mayoría, una vez más, en La Habana y Artemisa

Habana fase uno
La Habana sigue reportando casos positivos de manera creciente. (14ymedio)

La situación epidemiológica se complica en Cuba, que se despierta este lunes con 37 casos de coronavirus, veinte más que el día anterior. Una semana después de que se notificara por primera vez cero contagios y la mayoría de la Isla entrara en la tercera y última fase de la desescalada, Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, se ha mostrado preocupado.

"Hoy es un día en el que no son todo lo favorables los resultados de algunos aspectos pero que en definitiva lo que hacen es alertarnos de la situación y del comportamiento de la enfermedad en el mundo y Cuba", expuso antes de desgranar los datos.

De los 37 nuevos casos diagnosticados este domingo (del total de 3.212 pruebas realizadas), 26 pertenecen a La Habana, que sigue teniendo la mayoría de positivos acumulados, repitiendo el patrón de la mayoría de países, donde las capitales o ciudades más densamente pobladas han tenido los peores datos. De los diagnosticados ayer, 14 pertenecen al municipio de La Lisa, por lo que se ha abierto un nuevo evento en la manzana 180 del policlínico Antonio Pulido Humarán, en el que se estudiará a 1.562 vecinos.

De los diagnosticados ayer, 14 pertenecen al municipio de La Lisa, por lo que se ha abierto un nuevo evento en la manzana 180 del policlínico Antonio Pulido Humarán

Artemisa tiene la tasa más alta de casos en relación a su población, un 6,41 (le sigue La Habana con 2,3), todos relacionados con el brote de Bauta, que ayer sumó 10 positivos más. El foco, cuyo origen es una fiesta religiosa, ha roto la dinámica de la provincia, que desde finales de mayo estaba libre de coronavirus y había pasado a la fase tres.

Durán hizo referencia a este caso en su intervención de este lunes, aunque sin nombrarlo. El director nacional de epidemiología ha explicado que Cuba se ha enfrentado a otras epidemias pero la particularidad de esta es su alta capacidad de transmisión, especialmente porque los asintomáticos también son muy contagiosos.

"[Hay] problemas que se pueden ocasionar por una indisciplina, que es lo que ha provocado que haya eventos abiertos en este momento. El pueblo se ha apretado los pantalones y no se puede permitir que una parte de la población no lo haga", reclamó.

El último de los 37 casos del domingo es un positivo en Isla de la Juventud importado que no computa en el territorio.

En total, hay 269 personas ingresadas en hospitales de los que 169 son sospechosos, 8 están en vigilancia y 92 son confirmados. Además hay 397 personas bajo vigilancia en atención primaria.

Aunque los decesos en Cuba se mantienen congelados (87) desde el 8 de julio, cuando se produjo el último fallecimiento, y la epidemia ha estado muy controlada en la Isla según cifras oficiales, las últimas noticias hacen temer lo peor. No son pocos los casos de países que contuvieron con éxito la primera ola y están luchando contra el inicio de una segunda, como Japón, Israel o Australia.

La pasada semana, en medio del optimismo, Francisco Durán ofreció el parte diario sin mascarilla, un gesto que fue interpretado por muchos como indicador de que se había entrado en la parte final de la pandemia en el país. Este lunes, también sin mascarilla, comenzó destacando la importancia de la distancia que guardaba con la prensa.

Los malos datos llegan tres días después de que Reino Unido, primer país europeo en hacerlo, incluyera la Isla en su lista de destinos seguros

Preguntado por la posibilidad de que una provincia retroceda de fase, el funcionario admitió que esa opción se maneja de manera constante, ya que hay cinco indicadores que deben cumplirse para estar en una fase que, si empeoran, pueden llevar a una vuelta atrás.

Los malos datos llegan tres días después de que Reino Unido, primer país europeo en hacerlo, incluyera la Isla en su lista de destinos seguros. La decisión reflejaba, según el embajador británico en La Habana, Anthony Stokes, la buena respuesta cubana a la pandemia. "Espero que los turistas británicos disfruten la cálida hospitalidad cubana cuando los vuelos se reanuden de manera segura", escribió en su cuenta de Twitter.

Aunque no hay fecha prevista para la reapertura del espacio aéreo, los aeropuertos de Cayo Coco, Cayo Largo del Sur y Villa Clara ya están listos para abrir a las rutas internacionales que lo han solicitado y se especulaba para mediados de agosto ese momento. La Habana, mientras tanto, sigue en fase 1, y no se vislumbraba momento para la reapertura. Los datos hacen temer un empeoramiento que retrase los planes de vuelta a la normalidad y agrave los problemas económicos de la mayoría de cubanos, que dependen del turismo o el comercio informal en el exterior para la reventa.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25