Reino Unido registra récord de temperatura en medio de una ola de calor que asfixia Europa

El país activa la alerta roja por primera vez y rondará los 40 grados, como Alemania o Suiza entre otros países normalmente fríos

Los incendios devastan Francia y España, que ya suma más de 500 muertos por calor

Inglaterra ha decretado la alerta roja por primera vez, mientras el resto del país mantiene la ámbar, con temperaturas superiores a los 30 en la gélida Escocia. (EFE)
Inglaterra ha decretado la alerta roja por primera vez, mientras el resto del país mantiene la ámbar, con temperaturas superiores a los 30 en la gélida Escocia. (EFE)

(con información de EFE).- Calor, sequía e incendios desplazan en las conversaciones de los ciudadanos europeos a otros asuntos como la crisis económica o la guerra en Ucrania, con los termómetros disparados y con Inglaterra en alerta roja por primera vez en su historia por una ola de calor.

El Reino Unido registró este martes su día más caluroso, con una temperatura récord de 39,1 grados de Charlwood, en el condado de Surrey, pero se espera que el termómetro suba más, según cifras provisionales facilitadas por la Oficina de Meteorología del país.

Gran parte de Inglaterra está hoy en alerta roja por la ola de calor, mientras que el resto del territorio del Reino Unido permanece en ámbar -una menos que la roja- por las elevadas temperaturas, que son "excepcionales" y pueden tener impacto "en las personas y la infraestructura".

Las autoridades han pedido a la población que mantenga un alto nivel de hidratación, que cierre las cortinas de casa y no se exponga al sol en la mitad del día, y también que evite viajar a menos que sea absolutamente esencial.

El aeropuerto británico de Luton se vio obligado a suspender temporalmente los vuelos por los desperfectos causados sobre una parte de la pista que se resquebrajó a causa de las altas temperaturas

En el caso de la capital británica, Transport for London (TfL), que opera la red del transporte de la ciudad, pidió también que la gente no viaje a menos que sea esencial, ya que anticipa cancelaciones y retrasos en los trenes del metro. Varios servicios ferroviarios, sobre todo las conexiones entre Londres y el norte de Inglaterra, sufrieron cancelaciones e, incluso, el aeropuerto británico de Luton se vio obligado a suspender temporalmente los vuelos, tanto de salida como de llegada, por los desperfectos causados sobre una parte de la pista que se resquebrajó a causa de las altas temperaturas.

Sin embargo, la situación es peor en Francia, donde quince departamentos de la fachada atlántica están en alerta roja y la ola de calor se ha apuntado algunos récords como el del puerto bretón de Brest con 35,8 grados -algo más de dos grados y medio que el anterior, de 1949- aunque el problema más grave aquí son los incendios, que han llevado a evacuar a más de 37.000 personas.

El calor "excepcional" batió este lunes numerosos récords de temperaturas en ciudades y poblaciones de toda la fachada atlántica de Francia, con temperaturas que en ocasiones se acercaron a los 42 grados centígrados, según la agencia estatal Météo France. Los récords fueron llamativos en ciudades como La Rochelle (41,7), La Roche sur Yon (41,4), Niort y Cholet (ambas 41), Rennes (40,5 ) y Brest (39,2).

El calor fue "totalmente excepcional" en la región de Bretaña, en el extremo noroeste del país, señaló la agencia en su boletín de la tarde, en el que quince departamentos del país siguen en alerta roja.

En España la intensa, duradera y extensa ola de calor llega a su fin este lunes, tras nueve días de máximas entre los 39 y los 45 grados en casi toda la península que, según estimaciones del Instituto de Salud Carlos III dependiente del Ministro español de Sanidad, han podido causar 510 muertes atribuibles a las altísimas temperaturas.

Además, los incendios activos en España se han cobrado ya tres vidas en Zamora y han arrasado, al menos, unas 25.000 hectáreas, favorecidos por las altas temperaturas y el viento

Además, los incendios activos en España se han cobrado ya tres vidas en Zamora y han arrasado, al menos, unas 25.000 hectáreas, favorecidos por las altas temperaturas y el viento. En varias zonas del norte, como el País Vasco, se han vivido temperaturas récord como los 42 grados alcanzados en Álava, y aunque se esperaba una leve mejoría para este martes, los termómetros no aflojarán en buena parte del país y se mantendrán rondando los 39 grados toda la semana.

Italia también sufre, con termómetros de hasta 42 grados por el día y 30 por la noche en el centro y norte del país -en la Toscana, Umbría, el Lacio y la Llanura Padana- combinados con la mayor sequía de los últimos setenta años.

Los meteorólogos italianos ya advierten de que la que acaba de comenzar será "la semana más calurosa de 2022" debido al anticiclón africano bautizado significativamente como "Apocalypse4800", con temperaturas récord incluso en macizos alpinos como el Mont Blanc, donde se espera una máxima inédita de 10 grados.

El ascenso de temperaturas en los glaciares puede provocar catástrofes como el reciente desprendimiento de la Marmolada en los Dolomitas, que causó once muertos. Este domingo se registró un nuevo suceso de ete tipo en la zona, aunque en esta ocasión sin víctimas.

Tampoco se libra Alemania, donde el de Meteorología (DWD) pronostica que en algunas regiones del oeste se superará la anterior máxima de este año, establecida el pasado 19 de junio en 39,2 grados. La ola de calor es extenderá a continuación hacia el sur, mientras que se espera que alcance algunas regiones del este, incluido Berlín, el miércoles.

Las autoridades del país han llamado a la población de estas regiones a observar la máxima prudencia ante esta nueva ola de calor extremo en un país donde la crisis climática ha costado más de 80.000 millones de euros

El máximo absoluto en Alemania se registró en julio en 2019 en Duisburg, uno de los núcleos urbanos del oeste del país, cuando se alcanzaron los 41,2 grados. Las autoridades del país han llamado a la población de estas regiones a observar la máxima prudencia ante esta nueva ola de calor extremo en un país donde la crisis climática ha costado más de 80.000 millones de euros.

Situación parecida se vive en Austria con el mercurio en 37 grados en su parte este, no alpina, y donde el agua del lago Neusiedler, fronterizo con Hungría y muy popular para la práctica local de deportes de vela, está en su punto más bajo desde que comenzaron sus registros en 1965, aunque no ha llegado a secarse por completo como sucedió en 1865.

En Suiza, la agencia meteorológica ha emitido una alerta de nivel 4 por la altas temperaturas previstas para los próximos días, que afectarán principalmente a la parte francófona del país, donde se espera que se superen récords históricos de temperaturas máximas. 

La masa de aire de caliente se concentrará principalmente en los cantones de Ginebra, Valais y Basilea, donde se espera que las temperaturas se sitúen en algunos puntos entre los 38 y 39 grados hasta el miércoles, dijo la agencia meteorológica helvética en un boletín informativo. Las máxima histórica se registró en 2015 en la ciudad de Calvin, que alcanzó los 39.7 grados, por lo que esa marca podría ser superada en esta próxima semana.

En Montenegro, un incendio azota desde el domingo la localidad de Kabao, próxima a la ciudad adriática de Herceg Novi, mientras en Suiza la alerta por calor afecta al oeste, la parte francófona del país, sobre todo a los cantones de Ginebra, Valais y Basilea, con temperaturas de hasta 39 grados.

Este lunes Dublín alcanzó una temperatura de 33 grados centígrados, la más alta registrada en la ciudad desde que se toman estos datos

En Países Bajos, la alerta es amarilla por calor tropical hoy con temperaturas de hasta 35 grados en el centro y el sur y mañana será naranja, con termómetros que podrían superar los 39 grados, lo que ha llevado a la aplicación del Plan Nacional de Calor e incluso al retraso de la popular Marcha de los Cuatro Días de Nimega.

Este lunes Dublín alcanzó una temperatura de 33 grados centígrados, la más alta registrada en la ciudad desde que se toman estos datos, según la Oficina Meteorológica (Met Éireann).

En el Mediterráneo oriental, Chipre está en alerta amarilla con temperaturas de hasta 39 grados en el interior que se espera se mantengan al menos hasta el jueves, mientras Grecia registra valores calurosos pero normales para la época, si bien el ambiente propicia incendios forestales todos los días: hoy en la región de Acaya, en el sur, y en la isla de Eubea, donde al año pasado varios fuegos arrasaron la cuarta parte de su superficie.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1