El dengue vuelve a poner a prueba el sistema de Salud cubano

El hospital de Colón, en Matanzas, amplía 80 plazas para acoger a los pacientes febriles y en Sancti Spíritus se atiende a diario a unas 50 personas con síntomas

 Desde inicios del verano los hospitales de la capital, sobre todo los infantiles, están colapsados recibiendo casos de pacientes con síntomas de dengue. (14ymedio)
El covid-19 había dejado en segundo plano el dengue, que ahora vuelve a propagarse por una Isla sin suministros para la prevención. (14ymedio)

El hospital Mario Muñoz Monroy, en Colón, Matanzas, se ha visto obligado a abrir dos salas de 60 y 20 plazas respectivamente para acoger al "importante número de ingresos" que está dejando el dengue.

El diario oficial de la provincia, Girón, informó este miércoles de un aumento en las consultas por fiebre que va en la línea con las noticias que llegan desde Sancti Spíritus, donde el oficialismo ha reconocido que medio centenar de personas se atienden diariamente por dengue y que "algunos espirituanos han desarrollado formas graves de la enfermedad". Lo peor en esta provincia se concentra en Cabaiguán y Trinidad.

En el caso de Matanzas, el vicedirector de Salud Pública, Andrés Lamas Acevedo, contó que descienden los casos en la última semana en Colón, pero desde el vecino Calimete están aumentando las visitas de pacientes con complicaciones. Jagüey Grande, Cárdenas y el municipio cabecera son otras de las localidades más afectadas.

Las autoridades reconocieron la pasada semana una tasa de incidencia de 19,7 casos por cada 100.000. El propio ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, admitió en una rueda de prensa del crecimiento exponencial de la enfermedad en los últimos meses y afirmó que lo peor está por llegar. En abril, la tasa de incidencia era de 12,2 por 100.000 habitantes, mientras en junio ya alcanzaba el 46,3.

Los sanitarios insisten en que la población debe hacer lo posible por protegerse porque no hay insecticidas como el Abate ni diésel para fumigar cada seis días, como establecen los protocolos

Los sanitarios insisten en que la población debe hacer lo posible por protegerse porque no hay insecticidas como el Abate ni diésel para fumigar cada seis días, como establecen los protocolos. Estas limitaciones unidas al calor veraniego y las largas horas de apagones están llevando a la proliferación de una enfermedad que durante el covid había permanecido en segundo plano.

Además, se estima que la subdeclaración del dengue está siendo elevada. Por una parte, muchos enfermos rehusan acudir al médico para evitar la hospitalización debido al estado en que se encuentran muchos centros en toda la Isla. Por otro, hay una visible escasez de medios para un correcto diagnóstico y algunos enfermos afirman que no se les realizan los análisis requeridos porque los reactivos se racionan para los casos más severos.

"Estamos alarmados", contó a este diario un médico internista de un hospital de La Habana, que afirmó que este año se están presentando más casos graves de lo habitual. "En las epidemias previas, quizá el 10% de los casos, aproximadamente, tenían signos de alarma (los que te alertan que el paciente no está evolucionando bien), pero ahora es más del 30%".

En las últimas semanas, las redes han reportado la muerte de varias personas por síntomas de dengue, pero las autoridades se resisten a dar números de fallecidos a pesar de las demandas de la población.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9