Los despidos en el sector estatal cubano se llaman "proceso de disponibilidad"

Sancti Spíritus afrontará 2.300 despidos, mientras suben las jubilaciones y la emigración y caen los nacimientos: una tormenta perfecta

Los pensionados aumentan por el envejecimiento de la población y cada vez son menos las personas en edad de trabajar para contribuir a sostener el sistema. (Escambray)
Los pensionados aumentan por el envejecimiento de la población y cada vez son menos las personas en edad de trabajar para contribuir a sostener el sistema. (Escambray)

Se acelera en Cuba un peligroso proceso para la economía nacional: crecen los despidos, las jubilaciones y la emigración, mientras bajan los nacimientos y no se hay creación de empleos nuevos.

Sancti Spíritus es la primera provincia donde se perciben esas señales, que se extenderán al resto del país. Este lunes, el diario oficial Escambray situaba en 2.300 los despidos que se avecinan solo en el sector estatal, aunque la palabra está proscrita del vocabulario oficial, que prefiere llamarlos trabajadores en "proceso de disponibilidad".

La nota considera que esos desempleados son "matemáticamente casi nada", aunque suponen un 2% del trabajo estatal en la provincia, una cantidad nada despreciable en términos económicos. El diario sitúa en 110.000 los espirituanos con empleo público, más de un tercio de los que están en edad laboral, que ascienden a 290.541 según el anuario publicado la pasada semana por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei) con datos de 2021. Los restantes 173.303 habitantes de la provincia están en edad "no laboral", según el mismo documento.

Solo en Sancti Spíritus, en los primeros tres meses del año se tramitaron 3.100 solicitudes, el 86% de lo que en todo un año por término medio

Pero las cifras podrían ser peores, ya que los jubilados crecen a pasos agigantados. En 2021, con la Tarea Ordenamiento y la reforma de las pensiones, miles de personas en toda la Isla comenzaron a solicitar la jubilación.

Pero los expedientes se fueron atrasando por las medidas para contener la pandemia, lo que ha disparado las cifras de pensionados en 2022. Solo en Sancti Spíritus, en los primeros tres meses del año se tramitaron 3.100 solicitudes, el 86% de lo que en todo un año por término medio. En Pinar del Río se jubilaron 5.508 personas durante los primeros cinco meses del año, un 221% más que en el mismo período del año anterior, cuando lo hicieron apenas 1.715.

Mientras se pierden empleos estatales y aumenta el número de pensionados a los que, por cierto, la cantidad que perciben ya no alcanza para lo concebido por Marino Murillo en su particular diseño de la Tarea Ordenamiento –el propio 'zar de las reformas' admitió que el precio la canasta se había duplicado sobre sus cálculos por culpa de la inflación–, los nacimientos menguan, tercera pata esencial para el sostenimiento de la economía.

La misma encuesta de población de la Onei indica que en Sancti Spíritus nacieron 5.311 niños, mil menos que en 2019, último año que se considera adecuado para comparar datos, por ser previo a la llegada del covid-19, que pone en jaque cualquier cifra y en cualquier área.

La misma encuesta de población de la Onei indica que en Sancti Spíritus nacieron 5.311 niños, mil menos que en 2019, último año que se considera adecuado para comparar datos, por ser previo a la llegada del covid-19

El cuarto pilar importante para mantener las cuentas públicas, la emigración, es desfavorable a ojos vista, no ya en Sancti Spíritus, sino en toda la Isla. La provincia, oficialmente, no tiene saldo migratorio desfavorable en 2021, puesto que el Gobierno no contabiliza a los exiliados como tal en los dos primeros años de su salida de la Isla. Hasta ese momento los considera residentes de viaje y solo pierden la residencia pasado ese período, pero el éxodo está siendo imparable este 2022, como se observa con los datos de EE UU, que solo entre octubre y junio recibió a 140.602 cubanos.

La poca población activa que queda se enfrenta a esta caída del empleo que, según Escambray, es fruto de la despreocupación con la que se están aplicando las medidas "para el fortalecimiento de la empresa estatal socialista".

Según datos de la subdirección de Empleo de la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, los despidos serán 350 en la Empresa Integral Agropecuaria, 281 en la empresa porcina, 200 en la industria alimentaria y otros 192 en la empresa provincial de Transporte.

Además, habrá unos 179 en la empresa provincial de Acopio, 123 en la Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, 122 en Agropecuaria Obdulio Morales y 100 en Tabaco Torcido. Todos ellos suman 1.547, pero el resto se completará con las cifras sin concretar de otras entidades, como la de Farmacias y Ópticas.

"El logro de la eficiencia económica" –sigue el texto– "debe redundar en un alza productiva y de servicios. Sin embargo, habría que preguntarse si cortar el vínculo laboral acaso no es el camino más fácil encontrado por algunas administraciones en la búsqueda a ultranza de ese objetivo, que presupone la obtención de utilidades y su reparto en los colectivos", reprocha.

El diario justifica, no obstante, que los trabajadores puedan ser declarados "disponibles" por un abanico de causas que impiden la estabilidad laboral, como los "procesos de reorganización de los órganos, organismos, entidades nacionales, consejos de la administración y organizaciones superiores de dirección empresarial".

'Escambray' también reconoce que hay "plantillas infladas" y atribuye el descubrimiento de su existencia a Fidel Castro y su heredero, Miguel Díaz-Canel, que las denomina "empresas cabezonas"

Añade, también, que estos despidos son aprobados cuando se dan "cambios técnicos o tecnológicos al disminuir el nivel de actividad, al estudiarse la organización del trabajo u otras medidas que permitan un uso más racional de la fuerza de trabajo, y al fusionarse o extinguirse entidades".

Escambray también reconoce que hay "plantillas infladas" y atribuye el descubrimiento de su existencia a Fidel Castro y su heredero, Miguel Díaz-Canel, que las denomina "empresas cabezonas" y que son "aquellas entidades con una cifra desmedida de cuadros, funcionarios y trabajadores en el área administrativa, en detrimento de los vinculados directamente a la producción y a la prestación de servicios".

El diario oficialista, después del prolijo uso de eufemismos, remata el texto con una frase que pone de manifiesto el drama que esconden unas cifras que no tardarán en trasladarse al ámbito privado –que en ocasiones depende del estatal, así como del dinero que la población tenga disponible y dejará de tener si está en desempleo– y, tal vez, al sostenimiento del sistema de seguridad social cubano, que deberá continuar empeñándose hasta el infinito. "Matemáticamente, [las cifras no son] casi nada; humanamente, muchísimo, porque dígase sin rodeo, quedar disponible es quedar en la calle".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14