La falta de mantenimiento del drenaje ha agravado las inundaciones en Matanzas

La cifra de evacuados supera los 5.000 solo en esa provincia, unos fueron trasladados a casas de familiares y otros a albergues del Estado

Inundaciones en Jovellanos, en la provincia de Matanzas. (Girón)
Inundaciones en Jovellanos, en la provincia de Matanzas. (Girón)

La cifra de evacuados en Matanzas por las lluvias de los últimos días sigue creciendo. Este martes, la cantidad ya ascendía a 5.171 solo en esta provincia. Olga Lidia Ramírez González, secretaria de la Comisión de Protección del Gobierno Provincial, contó a la prensa oficial que 4.953 personas han sido alojadas en viviendas de familiares, mientras que las 218 restantes se reubicaron en centros estatales.

Uno de los municipios más afectados es Pedro Betancourt. En la comunidad Camilo 1 se "autoevacuaron" este martes 960 personas, mientras otras 14 fueron trasladadas a un centro de protección municipal. En esta zona se llegó a los 289 mm de agua acumulada en la madrugada del martes, según Reynaldo Báez Hernández, director de Acueducto y Alcantarillado, que contó que el canal se desbordó y provocó inundaciones.

Un matancero señaló en las redes del periódico Girón que la falta de mantenimiento de la estructura de drenaje en Camilo 1, Camilo 2, La Luisa y Socorro es la causante de los desastres y que, además, todos ellos vierten las aguas que caen en zonas de Jovellanos. "Cuando se realizaban esos mantenimientos y limpiezas de canales periódicamente no sucedía eso. Hay que tener presente que esa zona es baja y el principal cultivo siempre fue el arroz por las condiciones del terreno", explica.

"Cuando se realizaban esos mantenimientos y limpiezas de canales periódicamente no sucedía eso. Hay que tener presente que esa zona es baja y el principal cultivo siempre fue el arroz por las condiciones del terreno"

Las autoridades locales tuvieron que enviar 15 camiones, dos carros de bomberos, uno de salvamento y rescate, una ambulancia y otros medios de transporte para atender a las familias, mientras se remueve la tierra con retroexcavadoras para que el nivel de agua descienda.

Solo en este municipio, además, se han perdido toneladas de viandas y grano, además de la muerte por ahogamiento de cuatro terneros y miles de toneladas de tabaco que enmohecieron por la humedad.

En Jovellanos, donde se acumularon 275.6 mm de agua en las últimas 24 horas, 379 habitantes han tenido que salir de sus casas y hasta 2.480 personas han sufrido pérdidas. Además, 562 viviendas están afectadas, 120 de ellas en el Consejo Popular de Carlos Rojas.

Unión de Reyes, donde también ha habido lluvias torrenciales aunque en menor medida que en las anteriores población (156.9 mm), 70 viviendas se inundaron y un portal se derrumbó el lunes, justo cuando pasaba un camión de estudiantes que, afortunadamente, no sufrió daños.

En esta provincia, la presa de Cimarrones ha rebasado de mucho el volumen autorizado al alcanzar un 184% de su capacidad, con 9.306 metros cúbicos, aunque las autoridades aseguran que "no hay peligro por el momento".

En una reunión de alto nivel celebrada este martes en La Habana, se evaluaron los daños globales materiales, además de las cuatro vidas perdidas. El ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, dijo que 1.219 viviendas estaban afectadas, 90 de ellas con derrumbes totales y 114 parciales, además de 108 con pérdidas totales de techo y 546 parciales.

Sobre la agricultura, el ministro de Economía. Alejandro Gil Fernández, indicó que había daños en 4.000 hectáreas de hortalizas, calabazas, boniato y yuca, entre otras

Sobre la agricultura, el ministro de Economía. Alejandro Gil Fernández, indicó que había daños en 4.000 hectáreas de hortalizas, calabazas, boniato y yuca, entre otras. Mientras que, en el tabaco pinareño había 443 toneladas recogidas con daños y 17,5 perdidas. "No obstante, los perjuicios totales son menos del uno por ciento de la hoja preservada en Vueltabajo", añadió.

El mandatario, Miguel Díaz-Canel, pidió que se dé seguimiento a la situación meteorológica, ya que hay saturación de agua en los suelos: la puntilla para las malas cosechas que está reportando Cuba.

Los meteorólogos han explicado cómo se llegó a esta situación, tras confluir un ciclón tropical en el golfo de Honduras, que se fue diluyendo, con el huracán Agatha que afectó a México. Ambos eventos crearon una inestabilidad que acabó llevando a varios días de lluvias. Finalmente, el huracán Álex desató las trombas de agua que desde el viernes anegaron las zonas occidental y central de Cuba.

Lo peor, anuncia el Centro Meteorológico, es que la previsión para el mes no mejora: "Las condiciones meteorológicas a gran escala, especialmente en el Mar Caribe, al sur de la Isla, se mantienen lo suficientemente inestables como para que se pueda desarrollar algún otro sistema tropical, lo que de ocurrir se informará oportunamente".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6