Los intereses dominantes

Artículo en Granma contra The New York Times, 24 de abril de 2003
Artículo en Granma contra The New York Times, 24 de abril de 2003

Tuve la tentación de titular este texto “The New York Times bueno y The New York Times malo”, pero ya Yoani Sánchez había hecho lo mismo con la USAID y me pareció reiterativo. 

Lo cierto es que por estos días y de manera inusual el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, el diario Granma y su sucedáneo televiso, la Mesa Redonda, no han cesado de replicar las buenas razones que tiene ese periódico para criticar el embargo, para reclamar el canje de Alan Gross por los oficiales del Ministerio del Interior presos en Estados Unidos o para criticar la política estadounidense en relación al Gobierno de Cuba. Ese es The New York Times bueno, el prestigioso, creíble e influyente diario norteamericano.

Pero hay quien tiene la saludable costumbre de guardar papeles y entre esos aparecen perlas, publicadas en el propio Granma, donde se habla de forma muy diferente en relación al famoso rotativo.

El 24 de abril de 2003 estaban frescas las noticias del encarcelamiento de 75 opositores cubanos (al principio fueron 80 los encartados) a quienes se les condenó a penas de 15, 20 y hasta 28 años de privación de libertad. Entonces The New York Times se hizo eco de aquel proceso, posteriormente bautizado como la Primavera Negra y eso le pareció imperdonable al Gobierno cubano.

La respuesta de Granma, bajo la firma de Arsenio Rodríguez, fue contundente e inapelable. “…sus decisiones editoriales no son ni serias ni liberales, sino que cumplen obedientemente las órdenes en defensa de los intereses de los poderes dominantes en esa nación”, para concluir con esta lapidaria afirmación: “… el verdadero papel del The New York Times (sic) fue, es y será, representar a la esencia del imperio”.

La pregunta que nos hacemos algunos en Cuba es si este periódico ha dejado de representar los intereses imperiales de Estados Unidos (si alguna vez fue así) o si ahora esos intereses están cambiando y algo se mueve debajo de la mesa, de espaldas a los únicos protagonistas de este drama: los cubanos.

No sé si Arsenio Rodríguez ha resuelto jubilarse, edad tiene, o si ha preferido “pasarse con ficha” en este asunto, pero me encantaría leer ahora su opinión. Daría cualquier cosa por tener la evidencia de que las decisiones editoriales de Granma cumplen obedientemente las órdenes en defensa de los intereses dominantes.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 27

Reinaldo Escobar

Reinaldo Escobar (1947)Periodista, nació y vive en Cuba. Se licenció en Periodismo en la Universidad de La Habana ...

Archivo