Los pinareños improvisan una rima contra el mánager Víctor Mesa

El fanático del béisbol Guarione Calzada Martínez lee unas rimas que ha escrito contra el mánager Víctor Mesa. (14ymedio)
El fanático del béisbol Guarione Calzada Martínez lee unas rimas que ha escrito contra el mánager Víctor Mesa. (14ymedio)

"Víctor, Víctor, ya no eres Compay Segundo... ahora te dicen Carlos Tercero". Con esta estrofa, arrollaba la conga de los fanáticos pinareños que este domingo celebraban la victoria del equipo de los Vegueros de vueltabajo sobre los Cocodrilos matanceros en la semifinal de la postemporada de la Serie Nacional de béisbol.

En la peña beisbolera del parque Roberto Amarán, en la capital pinareña, la fanaticada estaba exultante. "Esto demuestra, una vez más, que el equipo tiene garra y sabe crecerse", comentaba a voz en cuello un aficionado. "Ya podemos estar tranquilos, se la volvimos a hacer a Víctor Mesa de nuevo", comentaba otro, en alusión al incidente de violencia que el mánager matancero protagonizó hace algunas semanas en la ciudad de Pinar del Río.

"Para ser ganador en esta pelota no hace falta ser tan gritón", alegaba un tercer seguidor del pasatiempo nacional. Como si esto no bastara, un miembro de la peña, Guarione Calzada Martínez, le dedicó varias rimas a la victoria pinareña, que en su opinión significa la "muerte" de un mánager que "se queda a medias sin convencer", aclara el jocoso aficionado devenido repentista:

Dio lástima Víctor Mesa en esta semifinal

Su afición le demostró que está fuera de lugar.

El estadio enmudeció Pinar los mandó a callar.

Qué pena con Víctor Mesa en esta semifinal

Perdió el segundo lugar del cual era heredero

Ya no es Compay Segundo

Ahora es Carlos tercero

Sé que el jonrón de Alarcón

Le disparó la presión

Y ahora temo que el recuerdo le infarte hasta el corazón

Yosvani volvió a demostrar que en Cocodrilos no cree

Envolvió bien el animal y lo convirtió en picadillo

Ese jonrón de Alarcón será una gran pesadilla

Que como fiel santanilla

Lo estará siempre atacando

Al final lo enterraremos

Sin ganar un campeonato

Aunque ese club de Matanzas

Se refuerce hasta con gatos.

La historia de hace dos temporadas volvió a repetirse el domingo. Pinar del Río visitó a la tropa de Víctor Mesa en su cuartel general del estadio Victoria de Girón y llegó en desventaja con dos juegos a tres. Para los matanceros bastaba con ganar un partido para pasar a discutir el campeonato frente a los Tigres de Ciego de Ávila.

Los números y las opiniones de muchos especialistas daban como seguro ganador al conjunto matancero, aunque los pinareños tienen una larga experiencia en juegos de postemporada. Casi nadie apostaba por el equipo de Gallardo, mermado en los últimos dos años por el abandono de más de 20 de sus peloteros, de ellos, casi todos jugadores regulares del staff.

Camisetas de peloteros pinareños de Grandes Ligas y de Serie Nacionales expuestas por un aficionado en el parque del Bosque. (14ymedio)
Camisetas de peloteros pinareños de Grandes Ligas y de Serie Nacionales expuestas por un aficionado en el parque del Bosque. (14ymedio)

Contra todo pronóstico, Pinar volvió a dejar al favorito con la miel en los labios al ganarle en su propio patio los dos partidos que definían al rival de los Tigres. El soberbio pitcheo del zurdo Liván Moinelo en el sexto desafío, al agenciarse 9 anotaciones por 7, y el desempeño de William Saavedra, que sigue sentando cátedra como jugador líder bajo presión, fueron razones más que suficientes para dar un golpe casi mortal a las aspiraciones del mentor Mesa.

El golpe psicológico de ese juego fue suficiente para lo que se avecinaba. El decisivo séptimo juego fue peleado de principio a fin. Los Cocodrilos no creyeron en los envíos del derecho Erlys Casanova, designado para abrir por el mentor pinareño, y tomaron el mando bien temprano en el partido al anotar dos carreras, una limpia que permitió Casanova y otra sucia a la cuenta de Yosvani Torres, que vino en su auxilio a partir de la tercera entrada.

A partir de ahí, el mejor lanzador cubano amarró a lo cortico a los Cocodrilos y no permitió más libertades. Mientras tanto, los pativerdes fueron descontando poco a poco hasta llegar a la novena entrada empatados a dos anotaciones. Con dos outs y las bases limpias, el catcher Yosvani Alarcón le dio el jaque mate a los contrincantes al disparar un descomunal jonrón, ante un mermado público matancero cansado de volver a quedarse en el umbral de la final.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0

Archivo