La nueva sede de la Alianza Francesa refleja el interés de París por Cuba

Nueva sede de la Alianza Francesa en Prado y Trocadero. (Luz Escobar/14ymedio)
Nueva sede de la Alianza Francesa en Prado y Trocadero. (Luz Escobar/14ymedio)

La nueva sede de la Alianza Francesa en Cuba recibe estos días los últimos retoques. El edificio, situado en las calles Prado y Trocadero, será inaugurado durante la visita del presidente francés, François Hollande, el próximo 11 de mayo y se suma a las dos casas que ya posee la institución en el Vedado y que seguirán funcionando.

La apertura de la nueva sede es parte del acercamiento diplomático entre los dos países y del liderazgo que Francia parece buscar en el diálogo entre la Unión Europea y Cuba. El secretario de Estado francés de Comercio Exterior, Matthias Fekl, que visitó la Isla el pasado mes de marzo, se mostró sorprendido por la dimensión de la obra y el cuidadoso trabajo de restauración que ha permitido devolver al inmueble su esplendor de antaño.

Por su parte, el canciller francés, Laurent Fabius, aseguró en una rueda de prensa con su homólogo cubano en París, el pasado martes, que la inauguración del nuevo edificio "va a permitir un aumento exponencial del aprendizaje de la lengua francesa".

La Alianza Francesa, fundada en 1883, es la red cultural más extensa del mundo con 850 centros en 136 países de todos los continentes. Su objetivo fundamental en la Isla es "asegurar en Cuba la enseñanza del francés con el apoyo de los colaboradores cubanos y promover el encuentro entre la cultura francesa y la cultura cubana con la perspectiva de un enriquecimiento mutuo", afirma la institución desde sus páginas en redes sociales.

En los últimos años, ha sido visible la voluntad del Gobierno francés por fomentar su cultura en Cuba a través del aprendizaje directo de la lengua y la difusión de las artes.

Entrada principal a la nueva sede de la Alianza Francesa en La Habana. (Luz Escobar/14ymedio)
Entrada principal a la nueva sede de la Alianza Francesa en La Habana. (Luz Escobar/14ymedio)

Un ejemplo de ello es el Festival de Cine Francés, que se celebra cada año en La Habana desde 1996 y que dará comienzo el próximo 30 de abril. En esta, su 18 edición, se proyectará una veintena de largometrajes de ficción y 16 cortometrajes de animación. Además, el público cubano tendrá la oportunidad de ver en la gran pantalla cuatro clásicos de la cinematografía francesa que han sido recientemente restaurados, entre los que destacan La gran ilusión (1937), de Jean Renoir, y Cero en conducta (1933), de Jean Vigo.

Otro ejemplo de esta voluntad de expansión cultural es el Concurso de la Canción Francófona, que este año llega a su edición 31. Gracias a este evento, varios cubanos han tenido la ocasión de conocer Francia y su cultura de primera mano, ya que el primer premio es un viaje a París. La semifinal de esta edición tendrá lugar el próximo miércoles 29 en el cine-teatro Miramar.

La institución cuenta también con La Bohême, una publicación sencilla que cumple ahora 20 años y publica artículos relacionados con la Alianza y los eventos celebrados en esta institución.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5