80 años sin Lorca, el poeta que vivió en Cuba los mejores días de su vida

 Lorca en el mirador de Yumurí, Matanzas, Cuba, 1930. (Archivo Fundación García Lorca)
Lorca en el mirador de Yumurí, Matanzas, Cuba, 1930. (Archivo Fundación García Lorca)

La interpretación tetralizada, flamencas y afinada de mujeres pusieron la madrugada del jueves voz a los versos de Federico García Lorca en el parque que lleva su nombre para recordar el ochenta aniversario de su asesinato, un acto que ha mimado al resto de los represaliados y que ha recordado su legado inmaterial.

El parque diseñado en Alfacar (Granada) para honrar a Federico García Lorca, ubicado en el entorno en el que el dramaturgo fue asesinado hace ahora ochenta años, ha servido un año más para recordar con una ofrenda floral al autor de Yerma y al resto de las víctimas.

El monolito que recuerda a este granadino universal y a los que como él fueron asesinados en la represión ha sido el punto de inicio de un tradicional homenaje que este año ha cedido el protagonismo a las mujeres para ofrecer la poliédrica imagen del poeta, el músico, el dramaturgo, el vecino.

"Esta isla es un paraíso. Cuba. Si me pierdo, que me busquen en Andalucía o en Cuba", escribió a sus padres

La luna lució enorme esta noche y las mujeres, que tanto protagonismo tuvieron en la vida y la obra de Lorca, se han sumado a un homenaje en el que ha vuelto a asomar alguna bandera republicana ante el escenario custodiado por versos del parque lorquiano.

El poeta granadino pasó en Cuba varios meses en la primavera de 1930, donde llegó tras un viaje por Estados Unidos realizado en medio de una crisis personal y durante el que escribió su libro póstumo Poeta en Nueva York que incluye textos escritos en la Isla. Lorca pasó una temporada en La Habana y recorrió posteriormente Santiago, Pinar del Río, Viñales, Cienfuegos y Varadero.

El amor por Cuba, donde pasó, según sus propias palabras, los mejores días de su vida, lo plasmó en varias cartas escritas a su familia. En una de ellas, dirigida a sus padres, contaba: "Esta isla es un paraíso. Cuba. Si me pierdo, que me busquen en Andalucía o en Cuba".

El presidente de la Diputación de Granada, administración que organiza este tributo lorquiano, José Entrena, subrayó la apuesta tajante por defender a las víctimas del franquismo y recordar, tras los cuatro años del programa "Federico vive" de la etapa anterior que el dramaturgo "no murió sin más".

"Su asesinato formaba parte de un proceso y estuvo acompañada de miles y miles de ejecuciones similares", ha recordado Entrena, que ha recalcado la necesidad de rescatar la memoria de todas las víctimas de la Guerra Civil "en nombre de la democracia, de la dignidad y de la justicia".

Cerca de un millar de personas han participado en este acto, diseñado para recuperar el espíritu de sus inicios en 1986 y en el que familiares de las víctimas y asociaciones memorialistas han recordado que "Federico son muchas cosas y todos tenemos un trocito de él en nuestras casas, nuestras bibliotecas, nuestros corazones".

"Continuemos con más fuerza que nunca dando espacio y dando voz al compromiso de esta tierra con Federico García Lorca y con todos los que, como él, cayeron bajo el fuego de la intolerancia, de la ignorancia y de la brutalidad", ha sentenciado Entrena.

Francisco Parejo Pérez, bisnieto y nieto de represaliados, ha recalcado en nombre de las víctimas que este tipo de actos no son "una revancha, dan un poco de dignidad a las familias", especialmente a los que callaron durante años por miedo.

Las intervenciones institucionales han cedido el testigo al programa "Voces de mujeres a Federico" en el que la cantante Nerea Cordero, la cantaora Esther Crisol y la actriz Gema Matarraz han recuperado "al Federico femenino".

"Federico son muchas cosas y todos tenemos un trocito de él en nuestras casas, nuestras bibliotecas, nuestros corazones"

La música, la palabra y el texto se han fusionado para recordar las lunas de Lorca, los veinte años del disco Omega del fallecido Enrique Morente y el "Pequeño vals vienés" que versionó Leonard Cohen, un espectáculo para "luchar contra el olvido".

La actriz Gema Matarranz y el saxo de Arturo Cid, la cantaora Esther Crisol con los acordes del guitarrista Alfredo Mesa y la cantante Nerea Cordero y el acompañamiento al piano de Javier Galiana han recordado la muerte y el legado de un poeta que sigue vivo.

Este 80 aniversario del asesinato de Federico García Lorca se conmemora aún con la incógnita sobre el lugar en el que reposan sus restos, que la Junta de Andalucía buscó sin éxito en 2009 cerca del parque en el que han vuelto a resonar sus versos.

Mientras, la asociación cultural Regreso con honor, que ha asumido la continuidad del proyecto de búsqueda de fosas comunes de la Guerra Civil en los terrenos de Alfacar, iniciará en septiembre una nueva fase de búsqueda para dar luz a una de las incógnitas del legado lorquiano.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5