¿Tiempo de acabar el embargo contra Cuba?

,

The New York Times Una serie de reformas en Cuba han hecho que sea políticamente viable reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo insensato

vs

Sería la prueba que necesitan los estalinistas del Gobierno cubano para demostrar que no tienen que hacer ningún cambio político para ser aceptados

En un editorial publicado el pasado domingo en inglés y en español, el diario The New York Times se dirige al presidente de EE UU, Barack Obama, para pedirle que "reflexione seriamente" sobre la posibilidad de eliminar el embargo decretado en 1962 contra Cuba. El diario estadounidense sostiene que el régimen de los Castro ha usado esta situación "para excusar sus fallas y ha mantenido a su pueblo bastante aislado del resto del mundo". Otros, sin embargo, aseguran que Cuba no merece mantener relaciones diplomáticas con EE UU por sus constantes violaciones de los derechos humanos y sus sistemáticos intentos de perjudicar los intereses norteamericanos.

El editorial destaca el efecto combinado del cambio en la opinión pública estadounidense y el lanzamiento de una serie de reformas en la Isla, condiciones que, por primera vez en más de medio siglo, crean la base necesaria para que "sea políticamente viable reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo insensato".

"Obama debe aprovechar la oportunidad para darle fin a una larga era de enemistad, y ayudar a un pueblo que ha sufrido enormemente desde que Washington cortó relaciones diplomáticas en 1961".

The New York Times admite que el proceso de reformas ha sido lento y ha tenido reveses, pero ve señales positivas en la nueva Ley de inversión extranjera y en la tímida liberalización económica (creación de empleos en el sector privado, venta de automóviles y casas entre particulares). El diario celebra también la liberación de la mayoría de los presos políticos y la flexibilización de las restricciones de viaje, aunque admite que el acoso a los disidentes es aún muy fuerte y que no se ha aportado luz suficiente sobre la muerte del activista Oswaldo Payá.

En cambio, para el escritor, político y periodista Carlos Alberto Montaner, solo se trata de pequeños cambios que tienen como objetivo fortalecer al régimen. "Cuba es una dictadura que viola los derechos humanos y no presenta la menor intención de rectificar. ¿Por qué premiar ese comportamiento?", se pregunta desde su blog.

El opositor exiliado cree que normalizar ahora las relaciones entre Washington y La Habana sería "un mazazo cruel contra los demócratas y disidentes cubanos que ven a Estados Unidos como el único aliado fiable del mundo. Sería la prueba que necesitan los estalinistas del Gobierno cubano para demostrar que no tienen que hacer ningún cambio político para ser aceptados".

El escritor subraya que Cuba no se merece tener un vínculo con EE UU, ya que se dedica sistemáticamente a perjudicar sus intereses. "Es aliada de Irán, Corea del Norte – país al que le suministra pertrechos de guerra – Rusia, Siria, de los terroristas colombianos de las FARC, de la Venezuela de Chávez y Maduro", recuerda Montaner.

Mientras The New York Times sostiene que "la generación de cubanos que defienden el embargo está desapareciendo", Montaner opina que aún hay un consenso muy fuerte en Washington sobre la necesidad de mantener las sanciones hacia La Habana.

A mediados de 2014, una encuesta del Instituto Cubano de Investigación de la Florida Internacional University (FIU) detectó que el 68% de los cubanoamericanos apoya reponer las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE UU. Este criterio se dispara hasta el 90% entre los jóvenes, mucho más propensos a favorecer contactos cercanos entre Estados Unidos y Cuba que las generaciones mayores, que suelen defender posturas más firmes frente al Gobierno castrista.

Pero también hay quien duda de que la eterna discusión sobre el embargo y las relaciones con EE UU deba estar en el centro del escenario de los problemas de Cuba. "El problema de Cuba está dentro de Cuba", destacó Yoani Sánchez en el marco de una conversación mantenida con el escritor Mario Vargas Llosa en el VII Foro Atlántico, el pasado junio en Madrid. "El embargo, el turismo... es trasladar el problema hacia fuera. Hacia la Casa Blanca...", señaló la bloguera tras indicar que la forma de empujar hacia una transición en Cuba desde fuera de la Isla es no mirar hacia otro lado.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 91