Mariano Rajoy declara como testigo en el juicio por la trama 'Gürtel' de corrupción

Mariano Rajoy tendrá que declarar en el juicio por el caso 'Gürtel' en calidad de testigo. (PP Cantabria)
Mariano Rajoy tendrá que declarar en el juicio por el caso 'Gürtel' en calidad de testigo. (PP Cantabria)

(EFE). -El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declaró este miércoles durante una hora y cincuenta minutos como testigo ante el tribunal que juzga el caso Gürtel de corrupción contestando preguntas a varias de las acusaciones, a la Fiscalía y a tres de las defensas.

En su declaración, el presidente del Partido Popular ha asegurado que la organización "jamás" recibió donativos en efectivo de empresarios y ha insistido en varias ocasiones que nunca se ha ocupado de cuestiones económicas de la formación conservadora, sino únicamente de las políticas. Rajoy fue director de las campañas electorales entre 1994 y 2000, algunas de las cuales están afectadas por la presunta financiación ilegal.

Rajoy, sentado en el estrado a la derecha del tribunal y no en el banquillo a causa de su cargo como jefe del Ejecutivo, ha respondido en especial a las preguntas del abogado de ADADE, Mariano Benítez de Lugo, a cuya instancia ha sido citado como testigo en el juicio.

La trama Gürtel fue supuestamente ideada por un empresario y exmiembro del Partido Popular, Francisco Correa, actualmente procesado

La trama Gürtel fue supuestamente ideada por un empresario y exmiembro del Partido Popular (PP), Francisco Correa, actualmente procesado. El presidente del Gobierno integraba la cúpula del partido cuando esa trama hizo unos pagos sirvieron supuestamente para financiar al PP en Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, dos localidades vecinas de Madrid.

La trama tiene ramificaciones en varias regiones españolas además de Madrid, las principales en la Comunidad Valenciana y Baleares.

A Correa "no lo conocía. No tuve ninguna relación con él ni vino a mi despacho", afirmó Rajoy. "Si lo conocía, era única y exclusivamente de saludarlo en algún acto público", insistió.

También debió responder a preguntas sobre el exgerente y extesorero del PP Luis Bárcenas, implicado en esta causa y protagonista de otra que será juzgada más adelante: la presunta existencia de una contabilidad en negro del PP, en virtud de la cual empresarios de la construcción habrían estado entregando dinero y regalos a cargos de la formación conservadora.

El presidente ha negado haber recibido los sobresueldos anotados en los conocidos como "papeles de Bárcenas", divulgados por El País, en los que el contable llevaba un supuesto registro de sobresueldos pagados en dinero negro a los principales líderes del partido. Rajoy aparece en esa documentación presuntamente como M.R. con anotaciones de cantidades que superan el millón y medio de euros en 16 años.

Mariano Rajoy además tuvo que dar explicaciones por los mensajes de texto que envió apoyando a Luis Bárcenas una vez se destaparon los presuntos delitos de éste, que amasó una fortuna y que fueron publicados por el diario El Mundo.

En su intervención, el presidente español ha mantenido tensos diálogos en algunos momentos con los abogados de la acusación, llegando a ser ambas partes reconvenidas por su actitud por el presidente del Tribunal.

Esta era la primera vez que un presidente del Gobierno de España en activo debe declarar en un juicio, algo que ha suscitado una gran expectación. Se han acreditado 312 periodistas de 83 medios de comunicación, 21 de ellos extranjeros, que accedieron al recinto en medio de unas fuertes medidas de seguridad.

Tras la declaración, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido a Rajoy que piense en el interés de España y dimita por "dignidad" y para no "arrastrar" en su "caída" el prestigio de la democracia y las instituciones.

En una declaración leída en la sede madrileña del PSOE, Sánchez ha arremetido contra el jefe del Ejecutivo, al que ha acusado de ser el "principal responsable político" del "clima generalizado de corrupción" que se vive en España, con el PP implicado en numerosas investigaciones judiciales.

Pedro Sánchez, ha pedido a Rajoy que piense en el interés de España y dimita por "dignidad" y para no "arrastrar" en su "caída" el prestigio de la democracia y las instituciones

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, anunció que hablará con Sánchez, para intentar forzar un pleno extraordinario del Congreso en el que el presidente rinda cuentas de su declaración y ha apostado por mantener los cauces de colaboración con el PSOE para desalojar al PP y a Rajoy del Gobierno de España.

Iglesias ha calificado de "vergüenza" lo visto este miércoles en el juicio así como el tono de "impertinencia y chulería" de Rajoy ante el tribunal y los "privilegios" de los que, a su juicio, ha disfrutado Rajoy en su paso por la Audiencia Nacional. "Solo hay dos conclusiones posibles. O Rajoy está mintiendo para proteger al PP, lo que va contra de los intereses de España, o es un hombre enormemente negligente", ha criticado.

José Manuel Villegas, de los liberales de Ciudadanos, ha dicho que si el PP se hubiera "regenerado" hubiera alejado toda "sobra de sospecha" y no se hubiera llegado a este momento de que el presidente del Gobierno,  haya tenido que declarar, aunque sea "solo como testigo".

Rajoy, ha dicho Villegas en una rueda de prensa en el Congreso, ha declarado que "no se acordaba de nada o no era su responsabilidad", algo que, a su juicio, resulta "poco creíble" cuando él era el responsable de la campaña.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16