Suiza, el mediador discreto entre Estados Unidos y Cuba

Fidel Castro con el embajador suizo en la Isla, Emil Stadelhofer. (Gobierno de Suiza)
Fidel Castro con el entonces embajador suizo en la Isla, Emil Stadelhofer. (Gobierno de Suiza)

Suiza ha ejercido a lo largo de 54 años como mediador entre Washington y La Habana, representando los intereses de cada uno de los dos países ante el otro. El restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE UU, oficializado con la reapertura de sendas embajadas el pasado 20 de julio, ha puesto un punto final al encargo que el país europeo aceptó formalmente en 1961, cuando el presidente estadounidense Dwight Eisenhower rompió los lazos con la Isla.

Suiza no se limitó a asumir las tareas burocráticas, según los historiadores que han empezado a analizar los archivos, quienes destacan el papel crucial que jugó en momentos de extrema tensión, como la crisis de los misiles.

Documentos custodiados en los archivos suizos revelan que el Gobierno cubano intentó nacionalizar el edificio sede de la representación de EE UU en La Habana en 1964 para convertirlo en el Ministerio de Pesca. El embajador suizo en la Isla, Emil Stadelhofer, logró que el Gobierno de Fidel Castro abandonara el plan.

El diplomático tuvo que intervenir personalmente en varias ocasiones, como el 2 de febrero del mismo año, cuando la guardia costera de EE UU detuvo cuatro barcos de pesca cubanos y La Habana respondió cortando el acceso al agua de la base naval de Guantánamo.

Suiza jugó un papel crucial en momentos de extrema tensión como la crisis de los misiles

"Stadelhofer marcó una línea roja", cuenta el actual embajador suizo en EE UU, Martin Dahinden, en unas declaraciones recogidas este lunes por el portal de la revista Foreign Policy. "Si no hubiera estado en el sitio adecuado en el momento adecuado, las cosas habrían sido distintas", opina.

Cuando el presidente Eisenhower pidió por primera vez a Suiza que representara a EE UU ante Cuba, en 1960, fue toda una sorpresa para el país europeo, según revelan los documentos históricos, "sobre todo debido al tamaño de su misión diplomática, muy reducida frente a delegaciones como la de Reino Unido". Sin embargo, primó su experiencia como potencia protectora de gobiernos extranjeros, que se remonta a 1870, durante la guerra franco-prusiana.

Tras aceptar la tarea, Suiza envió a la Isla un equipo de nueve personas para reemplazar a los 60 miembros del cuerpo diplomático estadounidense. El embajador Stadelhofer, de acuerdo con los archivos, mantuvo una relación personal muy cercana con el presidente Fidel Castro y podía acceder a él en cualquier momento.

Fue el embajador suizo el que logró que Cuba autorizara los aviones estadounidenses a sobrevolar la Isla tras la crisis de los misiles de 1962. Stadelhofer se encargó también de facilitar el desplazamiento de refugiados desde la Isla a EE UU en septiembre de 1965, cuando miles de cubanos se lanzaron al mar a bordo de embarcaciones precarias después de que La Habana permitiera la salida del país a "todos aquellos que lo deseaban".

El embajador suizo remueve la placa que identifica Suiza como representante de los intereses cubanos. (@John_Hudson)
El embajador suizo remueve la placa que identifica Suiza como representante de los intereses cubanos. (@John_Hudson)

En 1977, Washington y La Habana acordaron la apertura de una Sección de Intereses de EE UU en la Isla. Incluso después de la vuelta de una parte del personal diplomático estadounidense a la Isla, la bandera suiza siguió ondeando en las afueras del edificio, hasta el pasado 20 de julio.

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, ha invitado al jefe del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza, Didier Burkhalter, a la inauguración oficial de la embajada estadounidense en La Habana que tendrá lugar el próximo 14 de agosto.

Suiza actualmente está encargada de representar EE UU en Irán, Georgia en Rusia, Rusia en Georgia e Irán en Egipto.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3