Aumenta la represión en la medida que avanza la caravana fúnebre

Activistas cubanos aseguran que habrá más represión tras la muerte de Castro en una audiencia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Reunión este jueves de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (Facebook CIDH)
Reunión este jueves de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (Facebook CIDH)

Desde el fallecimiento de Fidel Castro en Cuba se vive un aumento gradual de la represión que coincide con las zonas por las que atraviesa la caravana fúnebre que transporta sus cenizas hacia Santiago de Cuba. En la ciudad de Camagüey, la periodista independiente Sol García Basulto ha denunciado que lleva más de dos días en prisión domiciliaria, con custodia de la Seguridad del Estado frente a su puerta.

"Un despliegue de autoridades mantiene a raya los ciudadanos. Sobre los periodistas independientes, disidentes y opositores hay mayor atención", explica a este diario la reportera que lamenta llevar más de 48 horas sin poder salir a la calle.

Este miércoles, García Basulto fue visitada por un agente de la Seguridad del Estado que le advirtió de que no podría salir de su vivienda, sin darle más explicaciones sobre las razones. La periodista también añade que su teléfono móvil fue cortado en varias ocasiones.

García Basulto fue visitada por un agente de la Seguridad del Estado que le advirtió de que no podría salir de su vivienda, sin darle más explicaciones sobre las razones

La caravana fúnebre que transporta las cenizas de Fidel Castro llegó a la ciudad de Camagüey este jueves por la tarde, una situación que recrudeció la vigilancia contra los activistas.

El Movimiento Cristiano Liberación (MCL) denunció también que su coordinador nacional, Eduardo Cardet, fue detenido este miércoles en su casa de Concepción, Holguín. El activista fue encerrado en un calabozo y el grupo opositor teme que la detención tenga como objetivo llevarlo a los tribunales por "desacato, escándalo público, resistencia a la autoridad y lesiones".

La Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP) denunció durante el mediodía de este miércoles, el periodista Francisco Blanco fue "arrestado con violencia y amenazado de muerte en la vía pública por un agente de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR)".

Los hechos ocurrieron frente al hogar del reportero en el municipio Cruces de la provincia Cienfuegos y la detención duró alrededor de 12 horas. Tras su liberación fue advertido de que no podía salir a la calle mientras las cenizas de Fidel Castro "estuvieran transitando por las provincias centrales del país".

Los hechos avalan las preocupaciones expresadas este jueves en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que celebra su 159 Periodo Ordinario de Sesiones, y donde ayer un grupo de defensores de los derechos humanos y periodistas de Cuba expresaron su temor a que tras la muerte del líder cubano aumenten las restricciones a la libertad de expresión en la Isla.

"La situación de represión tras la muerte de Fidel ha continuado, hay 9 días de duelo nacional pero los agentes de la policía secreta han tocado la puerta de periodistas y activistas para amenazarlos, para que no salgan, de lo contrario serán arrestados", sostuvo Roberto de Jesús Guerra Pérez, del grupo periodístico Hablemos Press.

El comunicador indicó a Efe que aunque el exmandatario desapareció físicamente, quedan en el poder un grupo de militares del castrismo que se quiere perpetuar en el poder, además del mandatario actual, Raúl Castro.

Aunque el Estado cubano estaba citado y notificado de esta audiencia, no comparecieron sus representantes

"Los pocos opositores y activistas continuarán sus actividades y los militares reprimirán a toda costa sus actos", vaticinó.

Aunque el Estado cubano estaba citado para asistir a la audiencia, sus representantes no comparecieron.

Guerra Pérez, que ha estado encarcelado y dijo que continúa recibiendo amenazas de parte de las autoridades de la Isla, manifestó que en los últimos 7 años se han dado unos 32.000 arrestos por motivos políticos contra disidentes y activistas. Además, considera que esa situaciones se han agravado desde que Raúl Castro tomó temporalmente el poder de Cuba en 2006.

El director ejecutivo del Instituto de Raza, Igualdad y Derechos Humanos, Carlos Quesada, dijo a Efe que la situaciones son cada vez más graves, al punto de que la representante de las Damas de Blanco, Berta Soler, no llegó Panamá por temor a lo que le pudiese pasar a su hijo en la Isla, y que otra integrante de ese grupo, Laritza Diversent, no ha podido ser contactada en las dos últimas semanas.

Advirtió de que cuantas más denuncias hagan los defensores contra Cuba a nivel internacional, mayor represión enfrentan cuando regresan a su país, por lo que pidió a la CIDH pronunciarse abiertamente sobre cualquier tipo de represalias que puedan recibir por haber viajado a Panamá.

Quesada agregó que las autoridades desprestigian injustificadamente a los defensores cuando alegan que son patrocinados por organismos internacionales, que son mercenarios, de ultraderecha o agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

"Cuba usa artículos del Código Penal para enjuiciar activistas y periodistas (...), siguen habiendo grandes restricciones a la libertad de prensa cuando los medios son críticos"

Además, sostuvo que el sistema penal cubano esta diseñado por el régimen para no permitir ningún tipo de críticas hacia las autoridades.

"Cuba usa artículos del Código Penal para enjuiciar activistas y periodistas (...), siguen habiendo grandes restricciones a la libertad de prensa cuando los medios son críticos", lamentó.

Durante la audiencia pública, el comisionado de la CIDH Enrique Gil Botero expresó que "es sumamente alarmante que después de las intervenciones que han tenido los defensores se hayan tomado represalias. Esa es una actitud muy grave y delicada".

Además, exhortó a proteger y defender la "visión sagrada" de los defensores de Cuba y de cualquier país.

Las audiencias públicas de la CIDH sirven para recabar información sobre los casos que conoce el organismo, sin que se puedan tomar decisiones de forma inmediata, y escuchar a los Estados y a las organizaciones de la sociedad civil sobre distintos temas que quieren exponer.

El 159 periodo de audiencias, en el que se verán temas de 15 países, finaliza el próximo día 7.

En el marco de esta sesión, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) amplió la medida cautelar otorgada a favor de miembros de Cubalex el pasado abril de 2015, para extenderla al total de sus integrantes.

En su resolución, la CIDH solicitó al Estado de Cuba que adopte las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad personal de los miembros de Cubalex y desarrollar sus actividades como defensores de los derechos humanos, sin ser objeto de actos de violencia y hostigamientos. Además, sugiere que sean concertadas medidas de protección y se informe a la institución sobre la investigación de los hechos que dan lugar a la adopción y ampliación de la medida cautelar, para así evitar su repetición. La Comisión ha tomado esta decisión ante los últimos actos de acoso sufridos por la institución, cuya sede fue allanada el pasado septiembre por la policía.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 45