Berta Soler confía en seguir al frente de las Damas de Blanco

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco (CC)
Berta Soler, lí­der de las Damas de Blanco (CC)

Como cada semana, la sede de las Damas de Blanco en Centro Habana acogió el pasado miércoles una tertulia presidida por la líder del movimiento, Berta Soler. 14ymedio le preguntó sobre el próximo referendo revocatorio al que se someterá su liderazgo en una de las organizaciones más reconocidas de la sociedad civil independiente en Cuba.

La entrevista se desarrolla dentro de la modestísima casa de Neptuno 963, donde una veintena de mujeres permanecen sentadas en círculo alrededor de la sala mientras Soler habla con unos periodistas extranjeros acerca de los hechos que la han llevado a someter su cargo a un referendo.

En los últimos días han circulado por YouTube los videos de varias delegaciones provinciales expresando su apoyo a la actual guía de la organización. Además, este viernes 209 Damas de Blanco en activo han mostrado su apoyo en una carta a través de la que piden que siga liderando el grupo, "convencidas de sus méritos personales, su honestidad y su extraordinaria modestia". Berta Soler luce confiada y segura de sí durante la entrevista en la sede, rodeada de fotos de Laura Pollán – anterior líder de las Damas de Blanco que falleciera en 2011–. Sin embargo, reconoce que no es lo mismo mostrar un apoyo abierto delante de una cámara o firmando un documento público que votar en una boleta anónima.

En su contra pesa un documento pidiendo cambios en la organización femenina y firmado por un centenar de activistas, entre las que destacan Belkis Cantillo o Laura María Labrada, hija de la propia Pollán. Las Damas de Blanco, aseguran, "atraviesa por una situación muy difícil por antidemocráticos procedimientos que en el seno de nuestra organización vienen ocurriendo"

La fecha establecida para la votación ha sido fijada para el próximo 16 de marzo. Se están desarrollando actualmente reuniones en diferentes provincias para coordinar el proceso y determinar si todas las delegaciones votarán el mismo día.

Para velar por la "claridad y limpieza" del proceso serán invitados varios observadores procedentes de la sociedad civil

"Hasta ahora hemos mandado a hacer 230 boletas", explica la líder de las Damas de Blanco. Se pondrá de una sencilla urna de cartón en cada sede "a lo largo y ancho del país", de modo que "todas las Damas de Blanco activas hasta este momento" –Soler subraya el concepto de "activas"– ejerzan su derecho al voto, que será secreto. Además, para velar por la "claridad y limpieza" del proceso serán invitados varios observadores procedentes de la sociedad civil.

La pregunta que aparecerá en las boletas será: ¿Considera que Berta Soler puede y debe seguir como representante del movimiento Damas de Blanco? Las votantes podrán optar entre el "sí" y el "no".

Así lo ha explicado la propia líder del grupo que, el pasado domingo, volvió a sufrir un ataque de piquetes progubernamentales y la represión de la policía cuando realizaban su marcha habitual por Quinta Avenida. A este hostigamiento se añade la denuncia hecha por Soler sobre la presión que están sufriendo algunos familiares de las Damas para que no las respalden.

“Las [Damas] que han renunciado, han causado baja o no están en el seno” de la organización no tendrán derecho a voto

Uno de los puntos más polémicos sobre el referendo es el de la participación. "Las [Damas] que han renunciado, las que han causado baja o las que no están en el seno" de la organización no tendrán derecho a voto. En consecuencia, quienes alguna vez formaron parte del movimiento pero salieron al exilio tampoco lo tendrán a menos que retornen a Cuba y se unan activamente a la causa.

Berta Soler ha dejado claro el derecho exclusivo de las mujeres que permanecen dentro de la organización en Cuba. "Hay que respetar a las que llevan uno, dos años, tres, (...) que están día a día aquí cogiendo golpes sin tener familiares presos".

"Esas sí son valientes", añade. No quiere decir, asegura, que las que están en el exilio no sean valientes, pero Soler tiene muy en cuenta que las Damas en Cuba deben sufrir la represión constante así como que "las cosas internas de una organización se ventilan dentro del movimiento, no fuera". Y como ejemplo menciona los casos de Aydée Gallardo y Sonia Garro, que estuvieron en prisión siete meses y cerca de tres años, respectivamente. "¿Y cuál de las del exilio que está pidiendo ahora participar en estas elecciones ha estado presa?", se pregunta la líder del movimiento.

En caso de que su cargo fuese revocado, ¿hay algún liderazgo puntual dentro de las Damas que pudiera asumir ese papel? "Pudiera haber", responde, "pero hay que pensar". En todo caso, las boletas tendrán la útlima palabra en un proceso que no tiene precedente en la sociedad civil cubana.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 70