Duras críticas del obispo de Pinar del Río contra el sistema carcelario

El presidente de la Pastoral Penitenciaria asegura que en la Isla hay "presos políticos"

Mons. Jorge Serpa, obispo de Pinar del Río. (COCC)
Jorge Serpa, obispo de Pinar del Río. (COCC)

El último número de la revista Palabra Nueva incluye una entrevista al obispo Jorge Serpa con fuertes críticas al sistema carcelario cubano. La publicación de la Arquidiócesis de La Habana recoge las respuestas del presidente de la Pastoral Penitenciaria, quien asegura que en Cuba hay "presos políticos". El obispo se desmarca así del cardenal Jaime Ortega, que había afirmado, en junio pasado, que ya no había presos políticos en la Isla.

En unas declaraciones que han sorprendido dentro y fuera de la Iglesia católica, el obispo aclara que en el extranjero muchos "confunden delincuentes con presos políticos", aunque asegura que en el grupo de prisioneros a los que presta atención religiosa "hay siete color naranja, que son las cadenas perpetuas, y algunos de ellos son políticos".

Para la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) la cifra de "condenados o procesados por motivaciones políticas en Cuba asciende a 114", reporta en un informe publicado en junio pasado. La lista de la CCDHRN incluye "a doce opositores pacíficos a los que se impuso condenas entre 18 y 25 años de prisión en 2003 y continúan sometidos a tales sanciones bajo una llamada "licencia extrapenal", que les impide viajar al exterior".

En la entrevista, Serpa apunta que en la Isla hay más de 250 prisiones y una población penal que "se halla entre las diez primeras del mundo"

En la entrevista, Serpa apunta que en la Isla hay más de 250 prisiones y una población penal que "se halla entre las diez primeras del mundo". Una situación que apunta a "una sociedad que se tiene que revisar". También señala la "desproporción" manifiesta en "muchos casos entre el delito cometido y la sanción que se aplica".

Con motivo de la visita del papa Francisco, el Gobierno cubano indultó a 3.522 presos, aunque las organizaciones independientes aseguraron que en el listado no figuraba ninguno de los prisioneros considerados "políticos" por la oposición y por varias entidades internacionales.

Serpa considera que "el hacinamiento no es ni por mucho el mejor ambiente para crear una atmósfera de formación para la reinserción", una situación que conlleva a "la indisciplina, que redundará en más años de prisión". El sacerdote no duda en afirmar que Cuba no cuenta con "personal bien calificado dentro de las prisiones para lograr devolver a la sociedad lo que la misma sociedad fabrica con su mal lograda vivencia de los valores".

En cuanto a los excesos de poder por parte de las autoridades carcelarias y el uso de la fuerza, el sacerdote opina que "no es utilizando medios represivos e injustos que se logra un verdadero trabajo de humanización" y considera que la práctica del "aquí mando yo porque así está establecido" que tantos reclusos denuncias de los guardias en las penitenciarias "no siempre es la mejor forma para conducir la población de un penal".

La Pastoral Penitenciaria se encarga de brindar ayuda material y espiritual a reclusos y sus familiares pero, desde la llegada de Fidel Castro al poder en 1959, tuvo dificultades para continuar su misión, que solo logró reiniciar en 1992. Hace un poco más de una década, a los sacerdotes se les permitió acceder a las cárceles cubanas, aunque todavía su labor está plagada de limitaciones.

Los obstáculos para llegar hasta el interior de las cárceles también son denunciados por Serpa, que afirma haber pedido "miles de veces" a las autoridades penales que le dejen "llegar a una galera" y no le ha sido permitido

En sus declaraciones, el obispo se queja de la poca "conciencia religiosa" que encuentra en los presos atendidos por la Pastoral Penitenciaria. Cita como ejemplo a un grupo de 30 reclusos que atiende personalmente y de los cuales "solo tres están bautizados".

Los obstáculos para llegar hasta el interior de las cárceles también son denunciados por Serpa, que afirma haber pedido "miles de veces" a las autoridades penales que le dejen "llegar a una galera, hablarles a los presos desde una de ellas y ver qué pasa". Sin embargo, no le ha sido permitido, por lo que el pastor se pregunta: "¿Por qué no me dejan platicarle a toda una galera?".

Aunque públicamente el oficialismo ha mostrado el trabajo de la Pastoral Penitenciaria como una señal de las buenas relaciones entre la Iglesia y el Estado, en la práctica los sacerdotes se topan con numerosos obstáculos. "Quienes tienen que ejecutar la norma dentro de las prisiones no lo ven claro, muchas veces porque no quieren, pero sí se les ha hecho ver que es así", se queja Serpa, quien puntualiza que la asistencia religiosa "es un derecho que tiene el preso y así está acordado".

Ante la pregunta de la periodista sobre si llega hoy la Iglesia a todas las cárceles cubanas, el sacerdote es tajante y responde: "No". Atribuye las causas de esta situación al poco personal con que cuenta la Iglesia católica para esos menesteres. No obstante, apunta que el trabajo en un "marco tan cerrado" complica la tarea, junto a la mala organización penitenciaria que les hace perder "mucho tiempo esperando a que traigan los reclusos".

El entrevistado se pronuncia también contra la pena de muerte, actualmente bajo una moratoria en Cuba, y considera que "no debe existir, la cadena perpetua tampoco". En su opinión, el recluso debe "tener la certeza de que su vida puede ser distinta, y ese derecho no puede quitársele nunca".

A Serpa se le adjudica la intervención de la revista Vitral, una publicación crítica con el Gobierno y dirigida hasta 2007 por el laico Dagoberto Valdés. Con su nombramiento como obispo de Pinar del Río, el religioso enfocó la línea editorial hacia "la verdad basada en el Evangelio y en la Doctrina Social de la Iglesia, sin caer en expresiones agresivas y contestatarias". Detrás de la actuación del presidente de la Pastoral Penitenciaria en ese caso, muchos señalan una orden expresa del cardenal Ortega.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13