Felipe Calderón: "Pido al Gobierno cubano que rectifique este absurdo"

Felipe Calderón fue calificado como "pasajero inadmisible" en Cuba este martes. (EFE)
Felipe Calderón fue calificado como "pasajero inadmisible" en Cuba este martes. (EFE)

Hace apenas cinco años, el expresidente mexicano Felipe Calderón fue recibido a bombo y platillo en La Habana durante una visita oficial. Sin embargo este febrero le han negado la entrada a la Isla para participar en la entrega de los premios Oswaldo Payá "Libertad y Vida" a realizarse este miércoles.

"Lamento mucho no poder acompañarlos en el homenaje" al fallecido opositor, comentó a 14ymedio el político del conservador Partido Acción Nacional (PAN). "Las autoridades migratorias cubanas pidieron a Aeroméxico" que no lo documentara en el vuelo y fue calificado como "pasajero inadmisible" este martes.

Antes del viaje, el expresidente advirtió a la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana de su intención, porque no quería "llegar como si fuera un turista"

Antes del viaje, el expresidente advirtió a la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana de su intención, porque no quería "llegar como si fuera un turista". Informó de su salida al embajador de Cuba en México, Pedro Núñez, y al representante de su país en La Habana, Enrique Martínez.

Esta es la primera vez que la Plaza de la Revolución impide la entrada al país de un expresidente mexicano, un hecho que ha levantado una polvareda diplomática incluido un tuit de la Cancillería mexicana en el que "lamenta la decisión del Gobierno de Cuba de no autorizar la visita a La Habana del expresidente Felipe Calderón".

Calderón recuerda que apoyó "hace muchos años a Oswaldo Payá sin conocerlo, difundiendo el Proyecto Varela y recabando firmas en México para él". En esos años vio "con mucha tristeza cómo se perseguía a los cubanos involucrados en el proyecto".

El político evoca con especial molestia la Primavera Negra de 2003 y su indignación al enterarse de que habían sido apresados 75 disidentes y condenados a largas penas de prisión bajo la conocida como Ley Mordaza.

En una de sus anteriores visitas a la Isla, Calderón pidió al presidente Raúl Castro que lo dejara hablar con el líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL). Sin embargo "el Gobierno Cubano se resistió siempre", recuerda. Considera que las "complicaciones diplomáticas obstruyeron" ese ansiado encuentro.

"Pido al Gobierno cubano que rectifique este absurdo", declaró a este diario el expresidente, quien mantiene su idea de reunirse "con la familia de Oswaldo" a quien admiró por ser "un ejemplo de congruencia, civilidad y amor al prójimo".

La exministra chilena Mariana Aylwin vivió una situación similar este miércoles cuando fue impedida de abordar un vuelo desde su país para participar en la ceremonia donde se hará un reconocimiento póstumo a su padre, Patricio Aylwin, primer presidente de la democracia en Chile tras la dictadura de Augusto Pinochet. La cancillería chilena manifestó que el Gobierno "hará presente a las autoridades cubanas su malestar por esta acción", pues el objetivo del viaje de Mariana Aylwin "era recibir de parte de una organización cívica el testimonio de reconocimiento a su padre (...). El ejercicio de este derecho no debe ser impedido, más aún cuando en Chile se han realizado diversos reconocimientos a figuras históricas y políticas cubanas".

Según Rosa María Payá, el uruguayo Luis Almagro, ha confirmado su presencia en el evento de hoy para recibir el galardón

Según Rosa María Payá, el uruguayo Luis Almagro ha confirmado su presencia en el evento de hoy para recibir el galardón Libertad y Vida por su "destacada actuación en defensa de la democracia", aunque el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) no se ha pronunciado al respecto.

El galardón, cuya ceremonia está prevista para las 11 de este miércoles, es entregado por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, una organización que preside Rosa María Payá, hija del fallecido disidente.

En clave nacional, el Gobierno también impidió viajar a los periodistas independientes Sol García Basulto y Henry Constantín de Camagüey a La Habana, donde pensaban volar para asistir a la entrega del galardón. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), de la que Constantín es vicepresidente regional para Cuba, hizo un comunicado de protesta exigiendo la liberación del reportero, que hasta ayer se encontraba detenido.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24