Los activistas detenidos por acercarse al papa se mantienen en huelga de hambre

Activistas detenidos durante la misa del papa Francisco en la Plaza de la Revolución (fotograma de un video)
Activistas detenidos durante la misa del papa Francisco en la Plaza de la Revolución de La Habana. (Fotograma)

Los tres activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) detenidos el pasado domingo durante la misa del papa Francisco en la Plaza de la Revolución de La Habana se mantienen en huelga de hambre, según ha confirmado este jueves la organización en un comunicado.

Los opositores, que fueron detenidos al acercarse al pontífice para denunciar la situación de los derechos humanos en la Isla, están recluidos en la unidad policial conocida como 100 y Aldabó, en la capital.

"Desde el día de su detención, Zaqueo Báez, María Josefa Acón e Ismael Bonet se encuentran en huelga de hambre", se asegura en el comunicado, que agrega: "Desde ayer decidieron que la huelga también sería de sed". Los activistas, continúa el texto, "pertenecen a la Célula Félix Varela de la Unpacu en Calabazar" y Ancón es también miembro de las Damas de Blanco.

La organización opositora ha comenzado "una campaña a favor de los tres detenidos", según refiere su líder, José Daniel Ferrer. Las primeras acciones se encaminan a "informar a la población a través de discos e impresos sobre la acción en la Plaza". El exprisionero político asegura que "se están poniendo en postes, muros, paredes y otros sitios fotos de los tres con explicaciones de lo que hicieron".

Bajo el lema de "Los tres que llegaron al papa", la Unpacu ha organizado también marchas en el oriente del país, en Camagüey, La Habana y Pinar del Río. El comunicado advierte de que "si no resultan liberados, el próximo paso en solidaridad con los tres puede ser una masiva huelga de hambre en lugares públicos".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 73