La caja de tabacos subastada por 12.000 libras no pertenecía a Ernesto ‘Che’ Guevara

La caja de madera del 'Che'. (Mullock's)
La caja de madera que se le adjudicaba al 'Che'. (Mullock's)

Una caja de tabacos subastada en 12.000 libras por la casa Mullock's en marzo pasado no pertenecía a Ernesto Che Guevara, como informaron los encargados de la venta. La pieza nunca formó parte de los objetos personales del guerrillero argentino, según fuentes oficiales cubanas mencionadas por el periódico The Guardian.

La autenticidad de la caja ha sido puesta en duda por el Centro de Estudios Che Guevara, encargado de salvaguardar el legado del guerrillero, que ha enviado una carta aclarando que el objeto no se contaba entre sus posesiones.

En la misiva, firmada de puño y letra por Camilo Guevara, hijo del Che, se expresa que "no existe duda alguna de que la caja de cigarros jamás perteneció al Che". Una conclusión a la que arribaron tras consultar numerosas fuentes, entre ellas a familiares y al viceministro de Industrias Orlando Borrego, quien ocupó el cargo cuando el argentino llevaba la cartera del sector.

La investigación también se centró en la revisión de los archivos gubernamentales. Ninguno de los documentos revisados hace notar la existencia de dicha caja de puros como propiedad del Che Guevara.

Helen Yaffe una académica de la Escuela de Economía de Londres que escribió una biografía sobre el Che Guevara comentó al diario que se había comunicado con la casa de subastas para advertir sobre el carácter apócrifo de la caja. Tras ello, Mullock's anunció la cancelación de la transacción, aunque no se hizo ninguna declaración pública.

“Ha sido una noticia alarmante,” dijo el vocero de Mullock's, Ben Jones. “Todo lo que sabíamos, es que la caja de tabacos había pertenecido al Che. No tenemos, incluso, una prueba sólida que pruebe lo contrario, pero apenas fuimos contactados cancelamos la venta. Hemos perdido una gran suma de dinero, sí, y es irritante" dijo.

En un correo electrónico enviado días después por la casa Mullock's, señalaron que "La información suministrada originalmente acerca del vendedor y de sus vínculos con la familia Guevara, fue malinterpretada. Expresamos nuestro más profundo respecto hacia la familia y los hijos del Ché, y expresamos nuestra más sincera disculpa de igual modo, por los inconvenientes causados."

Jonathan Watts: "Lo sucedido pone de “relieve los desafíos que enfrentan los herederos del revolucionario para proteger una imagen que se ha utilizado para vender de todo, desde camisetas y carteles de vodka hasta bikinis”

Los detalles del suceso se hicieron públicos luego de que se conociera que el vendedor estaría intentando vender la pieza de manera privada, ante lo cual, la alerta pondría en aviso a los futuros compradores.

El periodista Jonathan Watts escribió en el periódico británico que lo sucedido pone de “relieve los desafíos que enfrentan los herederos del revolucionario para proteger una imagen y un nombre que se ha utilizado para vender de todo, desde camisetas y carteles de vodka hasta bikinis”.

Hasta la aparición de la caja de tabacos se había rematado en 2007 un mechón de pelo supuestamente perteneciente al Che que fue adquirido en una subasta por 100.000 dólares. El cabello, cuya autenticidad no fue comprobada por forenses por los temores de la casa de subastas a que se manipularan las pruebas, obtuvo una única oferta, que igualó el precio de reserva.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16