Las relaciones sociales y la era digital post-covid-19

El modo en que nos relacionamos está cambiando constantemente y el covid-19 ha marcado un punto de inflexión.
El modo en que nos relacionamos está cambiando constantemente y el covid-19 ha marcado un punto de inflexión.

Sabemos que la crisis del covid-19, que sacude al mundo en los últimos meses, dejará consecuencias aún imprevisibles. Poco a poco, los países más afectados por la pandemia inician una desescalada que pretende conducirnos a una vida similar a la que teníamos a finales de 2019. La bautizada como nueva normalidad vendrá con una nueva crisis mundial incorporada y un aumento de la presencia de la tecnología en nuestro día a día. Además, esta grave situación no solo tendrá secuelas a nivel económico y comercial, sino también a nivel emocional y psicológico en la población mundial.

Cuba se mantiene en fase pre-epidémica, con cierre de fronteras, transporte público y centros educativos y comerciales. En las últimas semanas el confinamiento voluntario ha dejado ser una práctica extendida y las autoridades han pedido precaución y responsabilidad para no desechar lo conseguido.

La vuelta a la normalidad no va a ser tan sencilla y, para muchas personas, volver a relacionarse puede convertirse en un problema. Aunque en muchos países existen grupos favorables a poner fin al confinamiento, ya sea voluntario o decretado por las autoridades, también se ha instaurado en gran parte de la población un miedo real a volver a salir a la calle.

El modo en que nos relacionamos está cambiando constantemente y el covid-19 ha marcado un punto de inflexión. Los medios digitales, gracias a los cuales pudimos mantener el contacto con nuestro seres queridos durante los meses más duros de la pandemia en cualquier parte del mundo, se han asentado por completo en los hogares. El teletrabajo también se ha establecido en muchos países y es muy probable que millones de empleos que se pueden mantener a distancia sigan con esta fórmula a largo plazo.

Internet proporciona un gran abanico de posibilidades para compartir nuestro tiempo con amigos y familiares.
Internet proporciona un gran abanico de posibilidades para compartir nuestro tiempo con amigos y familiares.

Este vínculo con las aplicaciones digitales supone una pérdida de contacto físico con la gente con la que nos solemos relacionar en nuestro día a día, y es que las personas somos seres sociales que necesitamos de otros seres humanos para nuestro bienestar. Por esto, el uso de las plataformas para conectarnos y reunirnos en la red han aumentado alrededor de un 50% en la mayoría de países afectados por el virus.

Internet proporciona un gran abanico de posibilidades para compartir nuestro tiempo con amigos y familiares. ¿Cómo serán las celebraciones de cumpleaños o reuniones familiares a partir de ahora? Mientras la alerta siga en pie podemos seguir reuniéndonos con nuestro amigos a festejar mediante aplicaciones como Zoom, donde la lo largo del confinamiento hemos visto celebraciones con extra de creatividad para hacer más ameno el encuentro digital.

Lo mismo pasa con los vínculos amorosos ¿Cómo conocer a alguien nuevo en esta situación? La opción más adecuada actualmente es la cita virtual, un tipo de acercamiento digital al que podemos darle la misma importancia que a los encuentros físicos, con todos los preparativos que estos conllevan, y en los que aprender y disfrutar de la comunicación verbal mientras se planea la reunión física futura.

Cabe pensar que el aislamiento social que podemos tener ahora no tiene nada que ver con el que sufría la población años atrás a causa de anteriores pandemias, como la gripe española de 2018, y que aprovechar nuestro tiempo y mantener nuestros vínculos emocionales nos mantendrá más estables y felices.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1