Cómo hacer un recibo y otras herramientas eficientes en el mundo financiero

Es necesario que la relación económica quede plasmada en un recibo de pago.
Es necesario que la relación económica quede plasmada en un recibo de pago.

El desarrollo tecnológico y financiero de las últimas décadas ha traído diversos tipos de técnicas, creadas para facilitar las transacciones y simplificar los trámites que en el pasado solían ser confusos e inalcanzables.

Cómo hacer un recibo gratis por internet

Así han surgido nuevos productos que validan, por un lado, la legalidad de las relaciones comerciales, y por el otro, la posibilidad de los individuos de acceder a nuevas formas de financiación personal, en el ámbito crediticio y bancario.

El objetivo es lograr un mundo comercial cada más inclusivo, donde los individuos tengan acceso a todas las ofertas existentes sin importar su estatus social o nivel de educación.

Si hay algo importante dentro de una relación comercial, es la legalidad de la transacción, y que tanto comprador como vendedor, estén satisfechos con los términos de la adquisición.

Para que se logre ese estado, es primordial contar con un documento donde se pueda probar que esta relación existe y que ambas partes quedaron satisfechos al respecto.

Para ello, es necesario que la relación quede plasmada en un recibo de pago, donde se detallen los bienes adquiridos por el comprador y la forma cómo fue pagado, siendo el mismo un documento totalmente gratuito, ya que es un derecho de todo consumidor. Este impreso es completamente importante, ya que a través de dicho soporte, se valida la transacción comercial en todos los aspectos posibles.

Por lo tanto, el recibo es el documento clave donde se refleja la compra de un determinado artículo emitido por la parte que realiza la venta, garantizando al comprador su intención de compra y comprometiendo a ambas partes a cumplir con su parte del trato.

Si no tienes idea de cómo obtener el recibo adecuado para tu negocio, existen diversas opciones en internet que te indican cómo hacer un recibo, y así cumplir con las obligaciones legales que regulan el comercio en España.

Plataformas como Google Sheets ofrecen una variedad de modelos desde donde cada negocio puede seleccionar el más adecuado de acuerdo a su razón comercial, eso sin olvidar que cada tipo de recibo debe tener una serie de elementos obligatorios para que tenga un carácter legítimo y legal.

Entre esos elementos destaca primero la parte superior, donde va el número de recibo ( lado izquierdo de la plantilla) y en el otro extremo, el total del pago. Además, va todo en este orden, el nombre de la persona que realiza la compra, el total del artículo reflejado en letras y el concepto de la venta de forma detallada.

Por último, se encuentra la parte inferior, donde se plasman las firmas, tanto del comprador como del vendedor (lado izquierdo), y de nuevo, el total en caso de quedar algún saldo pendiente por liquidar.

Qué son los préstamos P2P y para qué se utilizan

La dificultad y burocracia que existen en los bancos para poder acceder a préstamos personales, ha llevado a la creación de productos alternativos con soportes en la tecnología, que dejan a un lado el banco como intermediario para facilitarles a los clientes, la posibilidad de obtener un crédito.

Así aparecen los prestamos P2P en España, un tipo de producto creado para financiar a clientes y emprendedores en los que se ofrecen créditos pequeños, utilizando los fondos de otras personas y no de un banco tradicional.

También llamado P2P (peer to peer), este tipo de préstamos se ejecutan gracias a un grupo de inversionistas que arriesgan su dinero para prestarlos a otras personas, a cambio de ser pagados junto con los intereses en un plazo determinado, y utilizando un medio informático denominado como plataforma de crowdfunding.

Según algunos analistas financieros, los préstamos P2P son ideales en situaciones específicas, como la adquisición de una casa o automóvil, invertir en un negocio, liquidar deudas pendientes o utilizarlos para una emergencia familiar.

Por otro lado, no se recomiendan para pagar deudas de apuestas, cuando no se tiene la suficiente solvencia para devolverlos o para hacer gastos superficiales como fiestas o viajes.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0