Internet con consumo mínimo

Fachada del Café Ciudad, en Camagüey. (14ymedio)
Fachada del Café Ciudad, en Camagüey. (14ymedio)

El número de zonas wifi en el país seguirá aumentando, según comunicó esta semana la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), pero poco se habla de mejorar las condiciones para los internautas. En la ciudad de Camagüey, el servicio de navegación web se caracteriza por la precariedad y las incomodidades para los usuarios, a lo que se une el lucro de algunos locales estatales.

El Café Ciudad modificó su reglamento de consumo por encontrarse en el área de cobertura de las antenas instaladas en el parque Agramonte. Ahora, el centro gastronómico exige un consumo mínimo de cinco pesos convertibles (CUC) para conectarse a la red desde su establecimiento. La “oferta” no incluye siquiera el poder conectar los equipos a la red eléctrica del lugar, un detalle que junto al alto precio, ha provocado molestias entre los parroquianos del lugar.

El Café Ciudad modificó su reglamento de consumo, al encontrarse en el área de cobertura de las antenas

Para conocer las razones que llevaron a la adopción de estas medidas, 14ymedio se acercó a Elizabeth Nápoles, jefa de brigada del Café Ciudad. “Tuvimos que aplicar esta medida porque ya era demasiado, venía todo el mundo y se sentaba aquí”, explica la funcionaria, quien detalla que “pedían un café y se quedaban por largas horas, pero esto es para consumir, tenemos que generar ingresos”.

Quienes no disponen de la suma obligatoria para permanecer en el lugar, equivalente a un cuarto del salario mensual promedio, optan por sentarse en escaleras, portales o aceras vecinas. “Es incómodo y molesto intentar escribir un mensaje o hacer una videoconferencia con el ruido de los carros y la gente pasando”, comenta Gustavo, un ingeniero de 33 años que utiliza con frecuencia los servicios de la zona wifi en Camagüey.

No obstante, en el Café Ciudad no parecen dispuestos a modificar su normativa de precios. Nápoles justifica la decisión porque el local ha sido víctima de ciertos incidentes de “indisciplina social” desde la apertura de la red wifi. Cuenta que “la situación llegó a ser muy difícil: teníamos que recurrir a la policía para levantar a la gente de las mesas”.

La jefa de brigada aclara que “esto no significa que haya que pagar cinco pesos por permanecer en la mesa, sino que es un bono con una cantidad a consumir”. El cliente puede con ese fondo “tomarse cinco cervezas Cristal o cuatro Bucanero y un refresco, por ejemplo”, apunta.

Para Nápoles resulta intolerable lo que ocurría hasta la implementación de la nueva tarifa, cuando “los negociantes se sentaban y se pasaban el día conectando a este y al otro, se iban con más de 50 CUC en el bolsillo y sólo nos compraban un refresco”, explica, en referencia a los revendedores de conexión que comparten una misma cuenta de acceso al servicio Nauta.

“La situación llegó a ser muy difícil: teníamos que recurrir a la policía para levantar a la gente de las mesas”

Los clientes habituales de Café Ciudad han puesto el grito el cielo con la  medida. “Ahora, si uno está en el café y necesita conectarse un momento, debe salir  y eso significa perder la mesa” declaró a este diario Wilfredo Aróstegui Quesada. “No todo el mundo tiene la economía suficiente para suscribirse a esta opción, ya es alto el precio de dos pesos convertibles por una hora de conexión”.

El local solía ser sitio de encuentro para la farándula camagüeyana y el gremio artístico local. Rafael Hernández opina que la implementación de este servicio mínimo es injusto: “Me parece que Etecsa debería habilitar espacios como este para ofrecer su servicio de conexión”, apunta este artista independiente.

Los empleados de Café Ciudad se lavan las manos y afirman que la orden “bajó directamente desde la Empresa de Turismo” de la cabecera provincial. Según Elisabeth Nápoles, esta política no ha resuelto los problemas pues “siempre tenemos que enfrentar algunos clientes que fingen estar jugando en el móvil” mientras que “se mantienen conectados disfrutando del confort de nuestro establecimiento”, remacha la funcionaria.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 28