Las olas de calor marinas crecerán en la región de América Central y del Sur

La ciencia admite ya efectos irreversibles del cambio climático en el planeta

Fuertes penetraciones del mar en el malecón de la ciudad de Baracoa. (EFE)
La elevación del nivel del mar en Cuba para los años 2050 y 2100 será mayor a la que se había previsto hace diez años. (EFE)

(EFE).- Las olas de calor marinas aumentarán en la región de América Central y del Sur durante el siglo XXI, mientras que es "muy probable" que las temperaturas medias hayan aumentado en todas las subregiones y que sigan subiendo a un ritmo mayor que la media mundial.

Así lo pone de manifiesto el nuevo informe presentado hoy por el Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, que prevé que la precipitación media cambie, con aumentos en el noroeste y sureste de Sudamérica y disminuciones en el noreste y suroeste.

En comparación con el nivel medio global del mar, el nivel relativo ha aumentado a un ritmo mayor en las últimas tres décadas que el nivel medio global en el Atlántico Sur y el Atlántico Norte subtropical, y a un ritmo menor en el Pacífico Oriental. Así, es muy probable que el aumento relativo del nivel del mar continúe en los océanos que rodean América Central y del Sur, lo que contribuiría a un aumento de las inundaciones costeras en las zonas bajas y al retroceso de la línea de costa a lo largo de la mayoría de las costas arenosas.

Así, es muy probable que el aumento relativo del nivel del mar continúe en los océanos que rodean América Central y del Sur, lo que contribuiría a un aumento de las inundaciones costeras en las zonas bajas

Asimismo, se prevé que América del Norte y Central (y el Caribe) experimenten cambios climáticos en todas las regiones con algunos cambios comunes y otros que muestran patrones regionales distintivos que "conducen a combinaciones únicas de adaptación y gestión de riesgos".

Estos cambios en el clima de América del Norte y Central se hacen más prominentes con el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y los mayores niveles de calentamiento global. La variación de las temperaturas (medias y extremas) en las observaciones de la mayoría de las regiones es mayor que la media mundial y se atribuye a la influencia humana.

En todos los escenarios futuros y niveles de calentamiento global, las temperaturas y temperaturas extremas altas seguirán aumentando, con un mayor calentamiento en las subregiones del norte.

La subida relativa del nivel del mar aumentará en la mayoría de las costas, lo que se asociará con un aumento de las inundaciones y la erosión costera, salvo las regiones con un elevado levantamiento del terreno costero a lo largo de la costa sur de Alaska y la Bahía de Hudson.

Además, se prevé que la acidificación de los océanos (en las costas) y las olas de calor marinas (intensidad y duración) aumenten, mientras que se observa una fuerte disminución de los glaciares, del permafrost y de la cubierta de nieve, que continuará en un mundo que se calienta, con la excepción de la nieve en el norte del Ártico.

Asimismo, los ciclones tropicales (con mayores precipitaciones), las tormentas severas y las tormentas de polvo serán más extremas en el Caribe, Costa del Golfo de Estados Unidos, Costa Este y en el Norte y Sur de Centroamérica.

El cambio climático, causado "indudablemente" por la actividad humana, ha llevado al mundo a su periodo más cálido en 2.000 años, y tendrá efectos irreversibles durante milenios

El cambio climático, causado "indudablemente" por la actividad humana, ha llevado al mundo a su periodo más cálido en 2.000 años, y tendrá efectos irreversibles durante milenios, advierte el documento en lo referente a todo el planeta.

"El informe es un baño de realidad. Ahora tenemos una visión mucho más clara del clima pasado, presente y futuro, algo esencial para entender adónde vamos, lo que podemos hacer, y cómo debemos prepararnos", destacó al presentar el informe la copresidenta del grupo de expertos que lo ha elaborado, Valérie Mason-Delmotte.

"Durante décadas el IPCC nos ha advertido de los peligros del calentamiento global, el mundo escuchó pero no actuó con la suficiente contundencia, y como resultado el problema está aquí y nadie está a salvo", subrayó la directora ejecutiva del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, Inger Andersen.

El informe asegura que el ser humano ha tenido un papel "innegable" en el calentamiento de la atmósfera, el océano y el suelo, llevando al mundo a una subida de temperaturas que no tiene parangón en los últimos 2.000 años. El estudio, que aprovecha mejoras en la investigación paleoclimática, muestra que el aumento de temperaturas actual es comparable al que hasta ahora se considera el periodo más cálido de los últimos 100.000 años, ocurrido hace 6.500 (el llamado máximo climático del Holoceno).

Los actuales cambios en el clima "no tienen precedentes" en los últimos siglos e incluso milenios. Según los expertos del IPCC, la actual concentración en la atmósfera de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, supera las 410 partículas por millón, la mayor de los últimos dos millones de años. Los expertos calculan en el informe que si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura global aumentará 2,7 grados a finales de siglo con respecto a la media de la era preindustrial (1850-1900).

El nuevo informe de la principal institución que estudia el cambio climático, retrasado varios meses debido a la pandemia de covid-19, considera cinco escenarios, dependiendo del nivel de emisiones que se alcance.

"Estabilizar el clima requerirá reducciones fuertes, rápidas y sostenidas en las emisiones de gases de efecto invernadero, para llegar a unas emisiones netas cero"

Mantener la actual situación, en la que la temperatura global es como media 1,1 grados más alta que en el periodo preindustrial (1850-1900), no sería suficiente: los científicos prevén que con ello se alcanzaría un alza de 1,5 grados en 2040, de 2 grados en 2060 y de 2,7 en 2100. En el escenario más pesimista, donde las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero se doblaran a mediados de siglo, el aumento podía alcanzar niveles catastróficos de alrededor de 4 grados en 2100, alerta el informe.

Por el contrario, en la hipótesis más óptima, aquella en la que se alcance neutralidad de carbono (emisiones netas cero) a mitad de siglo, el aumento de temperatura sería de 1,5 grados en 2040, 1,6 grados en 2060 e incluso bajaría a 1,4 grados a final de siglo.

"Estabilizar el clima requerirá reducciones fuertes, rápidas y sostenidas en las emisiones de gases de efecto invernadero, para llegar a unas emisiones netas cero", comentó otro copresidente del grupo de expertos, Panmao Zhai.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23