Cortan la luz en las provincias que no protestaron el 11J, denuncia Comunistas Cuba

El colectivo trotskista responsabiliza al Gobierno de la situación energética por haber privilegiado el turismo mientras se despreocupa de las termoeléctricas

El colectivo trostkista Comunistas Cuba considera que se corta más la luz en aquellos lugares menos proclives a protestar. (EFE)
El colectivo trotskista Comunistas Cuba considera que se corta más la luz en aquellos lugares menos proclives a protestar. (EFE)

Las autoridades limitan al máximo los cortes de electricidad en La Habana, mientras imponen "largos apagones en el resto de las provincias del país; principalmente en las regiones donde no tuvieron lugar, o al menos fueron débiles, las protestas del 11 de julio", acusa Comunistas de Cuba en una entrada de su blog a raíz de las protestas del pasado jueves en Los Palacios (Pinar del Río) por un extenso apagón.

El colectivo, un grupo afín al trotskismo y opuesto a la actual cúpula gobernante, responsabiliza al Partido Comunista de Cuba de la situación energética por haber privilegiado el turismo mientras se despreocupa de las centrales termoeléctricas.

"Los dirigentes cubanos no sufren estos largos cortes de electricidad y descaradamente llaman a que la clase trabajadora resista", acusa el texto. Aunque inicialmente admiten que la escalada de precios del petróleo es uno de los graves problemas que afectan a todo el mundo y, con mayor motivo, a la Isla, sostienen que las cosas se podrían haber hecho de otra manera.

"Los dirigentes cubanos no sufren estos largos cortes de electricidad y descaradamente llaman a que la clase trabajadora resista"

"Lo cierto es que la falta de mantenimiento de estas instituciones se debe a la desatención de la burocracia, quien continúa priorizando la industria del turismo", resalta el documento. "La clase trabajadora solo podrá solucionar sus problemas cuando controle las decisiones económicas y políticas del país; es decir, cuando la clase trabajadora tome el poder y sea la real propietaria de los medios de producción".

Comunistas de Cuba recuerda que lo ocurrido en Los Palacios no es consecuencia de una avería, de una simple noche sin luz, sino "producto de continuos y prolongados apagones que afectan las provincias del país durante más de un mes". Pinar del Río, junto con Sancti Spíritus, fue una de las provincias en las que apenas se produjo movimiento contestatario alguno el 11J, motivo que invita a pensar a este colectivo de izquierda que los apagones se están cebando contra sus vecinos.

Además, subrayan que aquella madrugada del jueves se escucharon consignas contra el Gobierno muy similares a las que ya se pronunciaron durante el apagón en la Universidad de Camagüey, cuando los estudiantes que residen en el campus, cansados de días sin agua y luz, salieron a gritar "pongan la corriente, pinga" y a las pocas horas lograron el restablecimiento del servicio.

"Esto último es muestra del continuo deterioro de la aceptación del Gobierno cubano entre la juventud y la sociedad en general", añaden. No hubo en este caso represión contra los manifestantes ni contra la otra protesta que se inició en un punto muy distinto de la Isla, en Centro Habana, donde a una mujer que reclamaba un lugar para vivir se le unieron decenas de personas en apoyo.

"Quizá el Gobierno cubano entienda finalmente que manifestar el descontento en los espacios públicos es una conducta inherente a toda sociedad", apunta el texto. Comunistas de Cuba hizo público un comunicado en enero de este año en el que apoyaba las protestas del 11J y censuró las sentencias "ejemplarizantes" contra los manifestantes.

En esta ocasión, y refiriéndose a las protestas de Pinar del Río, consideran que el Gobierno "al menos tuvo la madurez de no calificarlas de contrarrevolucionarias"

"[Los ciudadanos] se estrellaron contra un sistema político, el cual cada vez más reserva lo revolucionario y socialista solo para el discurso. No se puede pensar como el pueblo si no se vive como el pueblo", dijeron entonces.

En esta ocasión, y refiriéndose a las protestas de Pinar del Río, consideran que el Gobierno "al menos tuvo la madurez de no calificarlas de contrarrevolucionarias". Así mismo, el comunicado acusa al Gobierno de cortar la conexión a internet en distintos puntos del país durante más de media hora.

"Comunistas condena los excesivos cortes de electricidad. Nos solidarizamos con nuestra clase trabajadora –de la cual formamos parte–, que atraviesa una grave situación económica, marcada por el desabastecimiento, las largas colas con la incertidumbre de no saber si se podrán comprar alimentos básicos, la inflación y ahora otra vez los apagones. El Gobierno cubano debería recordar que los desproporcionados apagones fueron la chispa de las protestas del 11 de julio", advierte el texto, que termina reivindicando: "¡Que la crisis la paguen los burócratas y burgueses! ¡Hacia el comunismo!"

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21