Cierran el Ministerio de la Agricultura por un brote de covid

La Habana sigue a la cabeza de contagios, y este viernes registró 364 nuevos casos de los 845 reportados en la Isla

Una doctora denuncia en redes que hay médicos en la capital trabajando "sin agua, ni guantes, ni ropa de protección"

Ministerio de Agricultura de Cuba, en el Nuevo Vedado, La Habana. (14ymedio)
Ministerio de la Agricultura de Cuba, en el Nuevo Vedado, La Habana. (14ymedio)

Sin cinta amarilla pero con el acceso cerrado al público y a los empleados, el Ministerio de la Agricultura en Nuevo Vedado, La Habana, se ha convertido en los últimos días en uno de los nuevos focos de covid-19, en una ciudad donde los números de contagiados no paran de subir.

"No estamos trabajando, no puede entrar", repite una empleada de seguridad a todo el que traspasa la escalera de acceso a uno de los edificios ministeriales más grandes de toda la Isla. Con 17 pisos de concreto y cristal, el también llamado Minagri es objeto frecuente de bromas que aseguran que "su tamaño es inversamente proporcional a la productividad de la tierra en Cuba".

Esta vez, sin embargo, los rumores no se centran en la falta de eficiencia del ministerio, el rollizo cuello de sus funcionarios o las constantes restricciones para los agricultores privados que brotan de sus oficinas. "Hay covid y varios empleados están ingresados", dice parcamente el chofer de un alto administrativo de la entidad que está recluido en casa como caso sospechoso.

"Hay covid y varios empleados están ingresados", dice parcamente el chofer de un alto administrativo de la entidad que está recluido en casa como caso sospechoso

"Cada día, entre el personal que trabaja allí, las delegaciones de otras provincias y la gente que viene a hacer algún trámite, pasan cerca de unas 2.000 personas por el ministerio", añade en declaraciones a 14ymedio el conductor. "Ahora el dolor de cabeza es pesquisar a toda esa gente que en los últimos días pasó por el edificio".

"Cuando se dieron los primeros positivos cerraron algunos pisos para hacer una limpieza, pero en la medida en que fueron apareciendo más casos tuvieron que cerrar todo el edificio", advierte el esposo de una de las empleadas ingresadas y que reside en un cercano edificio, en una barriada con varios bloques de concreto construidos durante la época del subsidio soviético.

"Vinieron a buscarla y se la llevaron, nosotros estamos esperando los resultados de las pruebas pero parece que ella llevaba más de una semana infectada así que es difícil saber con cuántas personas tuvimos contacto en ese tiempo", reconoce el marido. "Solo en el ascensor de este edificio, cada vez que bajo y subo me encuentro con entre tres y seis personas".

Hace unos días, el director nacional de Epidemiología, Francisco Durán, reconoció, sin dar más detalle, que había un evento de contagio en el municipio de Plaza de la Revolución, "relacionado con un evento institucional", pero aseguró que no tenía "trascendencia entre la población" y se encontraba "en vías de recuperación".

Con 364 nuevos casos de los 845 reportados este viernes, La Habana continúa a la cabeza de contagios diarios, aunque tras ella recorta distancia Santiago de Cuba, con 200. De los cuatro fallecidos de la jornada, tres residían en la capital.

También este miércoles, una doctora del hospital Calixto García de La Habana denunció en sus redes sociales las pésimas condiciones en las que están trabajando los profesionales de la salud en medio del aumento de casos diarios, que han obligado a las autoridades de la capital a implementar nuevamente el toque de queda.

"Si enfermamos, se sepa que no fue en una cola, ni en una fiesta, ni en contacto con viajeros. Enfermamos trabajando", destaca Arco

La doctora Alina Arco explica que justo al día siguiente de que el país registró una cifra récord de casos diarios en Cuba, los médicos y enfermeros de la Unidad de Cuidados Intensivos de su hospital entraron a trabajar "sin agua, ni guantes, ni ropa de protección". Precisa que había "un paciente antígeno positivo en la sala" y agrega que lo ocurrido "no es una excepción".

"Si enfermamos, se sepa que no fue en una cola, ni en una fiesta, ni en contacto con viajeros. Enfermamos trabajando", destaca Arco.

En su post, la doctora dice que publicarlo en Facebook no es "la vía ideal para buscar una solución" pero que ella y sus colegas llevan "más de 10 meses utilizando las vías formalmente adecuadas" sin éxito alguno. "Quizás visibilizándolo pueda resolverse", apunta.

Alina Arco asevera que es "una enamorada" de la labor que realiza y que si en algún momento "dada la situación económica y sanitaria del país" se agotaran los medios de protección, "no dudaría en seguir trabajando".

Varias fuentes médicas consultadas por este diario dan cuenta de que en las salas de urgencias los test rápidos "están limitados" y no es posible hacerle la prueba a todos los pacientes que llegan con síntomas respiratorios.

Desde Cienfuegos, el doctor Yoniel Suárez Guerrero cuenta que los test no alcanzan y "se acaban rápido por el volumen de pacientes" que llegan a la consulta.

En cualquier caso, las cifras oficiales levantan suspicacias. El laboratorio farmacéutico de Oriente, ubicado en Santiago de Cuba, dio a conocer este jueves en una nota oficial el fallecimiento de una de sus empleadas, la auxiliar de producción Yuneisy Quiala Paizán, que trabajaba en el área de envases de la Planta de Sueros.

Según detallan, días antes a Quiala le detectaron síntomas febriles en una pesquisa médica que se había adoptado como medida obligatoria, "para la entrada y salida a las instalaciones de la empresa" y en ese momento fue trasladada de manera inmediata al policlínico. Allí le hicieron la PCR el día 25 de enero, que dio negativo pero ante los síntomas que presentaba la trasladaron para el hospital Ambrosio Grillo, donde falleció "a causa de una bronconeumonía bacteriana".

Pese a ello, la nota señala que "quedó demostrado por la facultad autorizada" que la causa del fallecimiento "no está relacionada" con el covid-19.

En uno de los comentarios al post oficial en Facebook, una usuaria identificada como Yane Castro expresa su preocupación por la falta de medicamentos. "Son muchos los casos con causa de fallecimiento bronconeumonía", dice la mujer, "algo que hasta hace muy poco no era causa de muerte común".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25