La Policía cubana identifica al asesino del niño de 14 años enterrado en Las Tunas

Marcos Isaías Diéguez Torres, de 21 años, confesó su autoría y alegó que había atacado al adolescente por "discrepancias personales"

Diéguez sepultó el cuerpo de Darío Leyva Acosta en la cantera denominada La Balastrera, en las cercanías de Maniabón. (Facebook/Darío Leyva Acosta)
Diéguez sepultó el cuerpo de Leyva Acosta en la cantera denominada La Balastrera, en las cercanías de Maniabón. (Facebook/Darío Leyva Acosta)

La Policía de Las Tunas identificó este martes a Marcos Isaías Diéguez Torres como asesino de  Willis Wilder Darío Leyva Acosta, el adolescente de 14 años cuyo cuerpo fue encontrado este lunes en el poblado de Maniabón, a 12 kilómetros de Puerto Padre.

En una nota publicada por el oficialista Periódico 26 –y difundida con ligeras variaciones en redes sociales– el Ministerio del Interior detalla que Diéguez Torres, detenido como sospechoso este lunes en la Unidad Provincial de Operaciones e Investigaciones Criminales, "confesó su autoría" durante el interrogatorio y alegó que había atacado al niño por "discrepancias personales".

Precisa el informe que el recluso, de 21 años, reside en Maniabón y no contaba con antecedentes penales ni vínculo laboral. "Se dará curso al proceso conforme a lo establecido en las normas jurídicas", añade la nota.

Darío Leyva Acosta, a quien la Policía se refiere como Willis Wilder Ávila Acosta, fue "encontrado sin vida y enterrado en la cercanías de la cantera del poblado de Maniabón".

El lunes, Diéguez fue localizado por la Policía y detenido. En su casa se encontraron las ligas del tirapiedras de Leyva Acosta

La familia del adolescente señaló al periodista Alberto Méndez Castelló, corresponsal del medio Cubanet en Las Tunas, que desde niño su madre comenzó a llamarlo Darío y ese fue el apelativo que siempre utilizó. Sin embargo, hasta ahora no se ha ofrecido aclaración sobre la discrepancia de los apellidos.

Méndez Castelló dijo en su reporte que Diéguez, vecino de la familia del niño, lo había asesinado para arrebatarle su teléfono celular, un motivo que parece poco creíble dadas las circunstancias. Ambos habían salido juntos la mañana del domingo a "cazar con tirapiedras".

Diéguez sepultó el cuerpo de la víctima en la cantera denominada La Balastrera, en las cercanías de Maniabón, y a las 15:00 horas realizó una llamada desde el teléfono robado.

El lunes, Diéguez fue localizado por la Policía y detenido. En su casa se encontraron las ligas del tirapiedras de Leyva Acosta, cuyo cadáver fue trasladado al domicilio de sus padres, un ama de casa y un campesino, para identificarlo. Lo enterraron a las 17:00 horas, al tiempo que la Policía confirmaba su muerte, aunque no informaba sobre el arresto de Diéguez.

Aunque la Policía local se jacta en su nota de que logró su "esclarecimiento en menos de 24 horas", los agentes no le dieron importancia inicialmente al hecho

El adolescente era estudiante de la secundaria básica Mártires de Maniabón. Su cuerpo fue encontrado después de numerosos reportes de desaparición que circularon en redes desde este domingo. La pequeñez del poblado reforzó la sospecha de que el asesino era un conocido de la víctima.

Aunque la Policía local se jacta en su nota de que logró su "esclarecimiento en menos de 24 horas", los agentes no le dieron importancia inicialmente al hecho.

"Yo les dije que me lo habían matado y no me hicieron caso. Nos fuimos al jefe de sector y esta mañana buscaron a los perros", expuso al medio ADN Cuba la madre de Leyva Acosta, cuyo nombre no revelan.

En enero de este año, 14ymedio reportó la muerte de Yosvany Villar Ávila, otro adolescente de 14 años muerto en circunstancias similares. El cuerpo del niño, que llevaba un año desaparecido, fue localizado luego de que la Policía reactivara el caso e hiciera confesar a "Ariel", el principal sospechoso de su asesinato, que se econtraba preso por otros motivos.

En aquel momento, Airovis Ávila Pérez, madre de Yosvany, se quejó de la poca importancia que el Ministerio Interior dio al asunto y de que, cuando exigió que se reanudara la búsqueda, los oficiales le respondieron que "no había combustible" para los vehículos policiales.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11