Vuelven las confituras a Cuba con una inversión eslovaca

La Isla es un "ambiente protegido" para los empresarios europeos, que pueden negociar directamente con el Gobierno sin intermediarios que compliquen la gestión

Desde 2019 se ha comenzado a instalar en la confitera de Caibarién una serie de equipos importados de Europa. (Proxcor)
Desde 2019 se ha comenzado a instalar en la confitera de Caibarién una serie de equipos importados de Europa. (Proxcor)

Los directivos de la confitera de Caibarién, en Villa Clara, remodelada por la empresa mixta cubano-eslovaca Proxcor, anunciaron su apertura para septiembre de este año. La fábrica asegura tener las condiciones para producir 17.000 toneladas anuales de confituras, lo cual representaría el 30% del consumo nacional, según estudios de la propia empresa.

Cereales, caramelos, galletas, sorbetos y obleas rellenas conforman el plan productivo de Proxcor, una corporación fundada en 2019 bajo la supervisión del grupo cubano Coral y su socio eslovaco, Proxenta. La inversión inicial para restaurar la confitera fue de 40,9 millones de euros.

Según las declaraciones de María Elena Quintana Graverán, vicegerente de Proxcor, a la emisora oficialista Radio Rebelde, la fábrica tendrá sus almacenes en La Habana, Holguín y en el propio Caibarién. Para ello cuenta con una flota de 96 vehículos garantizados por Proxenta, que extenderán la red de distribución a todo el país.

La confitera planea vender sus productos en las cadenas de tiendas nacionales, tanto en pesos cubanos como en moneda libremente convertible (MLC), además de hoteles y centros de recreación, mientras que el 10% de la producción anual estará destinada a la exportación, según el sitio web de Proxcor, aunque se prevé aumentar gradualmente este porcentaje.

La confitera planea vender sus productos en las cadenas de tiendas nacionales, tanto en pesos cubanos como en moneda libremente convertible

Desde 2019 se ha comenzado a instalar en la confitera una serie de equipos importados de Alemania, Italia, Dinamarca y Eslovaquia. En cuanto a las materias primas, se espera que el mercado nacional sea capaz de proporcionarlas a través de empresas como Azcuba (azúcar) y Molinera de La Habana (harina). También desde Cuba se aportarán los sabores artificiales, la sal, el aceite y el chocolate.

Según la información publicada por la inversora Proxenta, la confitera fue sometida a una "reconstrucción completa" de las instalaciones y sus terrenos, que ocupan 8.620 metros cuadrados. La fábrica empleará a 250 obreros durante tres turnos de trabajo al día, de modo que la producción no se detenga.

Los almacenes de Proxcor no serán de gran capacidad, pero la empresa asegura que la velocidad de transportación del producto, gracias a los vehículos de Proxenta, suplirá este defecto.

Proxenta opera como grupo de inversores desde 2009. El 28 de junio de 2019 firmó un contrato con el Gobierno cubano para establecer la primera empresa mixta entre ambos países, aunque la parte eslovaca es el mayor accionista. El contrato que avala la fundación de Proxcor tiene una vigencia de 25 años y se calcula que sus beneficios, en las dos primeras décadas, asciendan a 300 millones de dólares.

"La Isla ofrece oportunidades de inversión excepcionales, especialmente para aquellos que buscan mayores rendimientos que ya no pueden lograrse en Europa"

"La Isla ofrece oportunidades de inversión excepcionales, especialmente para aquellos que buscan mayores rendimientos que ya no pueden lograrse en Europa", admite la directiva de la empresa eslovaca.

En las líneas públicas del proyecto, Proxenta define las características que convierten a Cuba en un "mercado excepcional": la "capacidad de producción barata", la "falta de capacidad productiva" del mercado local y la "regulación" que impone el Estado sobre la economía del país, lo cual garantiza la "colocación de toda la producción". "La creciente demanda nacional y la paulatina recuperación del turismo también permiten un aumento de la capacidad productiva", añade.

La producción de Proxcor vendría a llenar el vacío de confituras nacionales que ha prevalecido en los últimos años en la Isla. Actualmente las galletas, bombones o caramelos a la venta son mayoritariamente importados y están exclusivamente en las tiendas en moneda libremente convertible o en el mercado informal. En las redes ilegales se comercializan también a precios elevados los productos de este tipo que traen los viajeros.

Las familias se quejan de no poder garantizar la merienda que los escolares deben llevar a los colegios, debido a la desaparición de galletas dulces y otros productos de este tipo. La fábrica Gerardo Abreu Fontán (conocida por su nombre tradicional, La Estrella), que en el pasado era la más importante industria de confituras de la Isla lleva años de capa caída debido a la falta de materias primas y la rotura de sus maquinarias.

Un trato con el Gobierno puede convertirse en un negocio ideal para empresarios poco escrupulosos en Europa, mientras La Habana establece sus propias reglas

Otro fenómeno vinculado a la fabricación nacional de alimentos o productos de primera necesidad es que, una vez elaborados gracias a la inversión extranjera, el Estado los retira del mercado nacional, en pesos cubanos, para comercializarlos en hoteles o tiendas en MLC.

La millonaria inversión de Proxenta en Caibarién estrecha aún más los vínculos económicos entre la Isla y Eslovaquia. Otra empresa de ese país, Ses Tlmace, negoció recientemente con el Gobierno cubano un contrato para la reparación de las calderas en las termoeléctricas de Felton y Mariel.

Los directivos de Ses Tlmace coinciden con los de Proxenta en que Cuba es una suerte de "ambiente protegido" para los nuevos inversores europeos, ya que la negociación depende directamente del Estado, sin intermediarios que compliquen la gestión, y los sectores de la alimentación y la generación de energía son precisamente los más precarios del país.

Cerrar un trato con el Gobierno cubano puede convertirse en un negocio ideal para empresarios poco escrupulosos en Europa, mientras La Habana establece sus propias reglas a cambio de allanar obstáculos y garantizar, mediante alianzas, una "posición única y segura" para sus socios en el viejo continente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9