Las autoridades cubanas promueven una caravana contra el embargo en plena pandemia

Díaz-Canel compara las protestas con una "ola imparable" "aun en medio de una epidemia global"

La caravana tuvo su epicentro en Santa Clara, donde numerosos ciudadanos transitaron la ciudad en automóviles, motos, bicicletas o a pie, y se replicó en menor medida en Las Tunas y Pinar del Río. (Granma)
La caravana tuvo su epicentro en Santa Clara, donde numerosos ciudadanos transitaron la ciudad en automóviles, motos, bicicletas o a pie, y se replicó en menor medida en Las Tunas y Pinar del Río. (Granma)

(EFE).- Miles de cubanos participaron este domingo en una caravana promovida por el Gobierno contra el embargo comercial y financiero de Estados Unidos con diversas concentraciones y eventos, desde una caravana de peatones, motos y automóviles en la ciudad de Santa Clara hasta una mini regata frente al Malecón de La Habana.

La caravana tuvo su epicentro en Santa Clara, donde numerosos ciudadanos transitaron la ciudad en automóviles, motos, bicicletas o a pie, y se replicó en menor medida en Las Tunas y Pinar del Río. En la concentración participaron, entre otros, estudiantes y deportistas que se quejaron de las dificultades que el embargo causa a la población, según destacó la prensa oficial.

Aunque Villa Clara y Las Tunas son dos de las provincias con menor incidencia en coronavirus, Pinar del Río acaba de introducir medidas de endurecimiento entre las que destaca la obligación de no salir de casa a menos que se disponga de una "credencial de movilidad".

Aunque Villa Clara y Las Tunas son dos de las provincias con menor incidencia en coronavirus, Pinar del Río acaba de introducir medidas de endurecimiento entre las que destaca la obligación de no salir de casa"

El presidente, Miguel Díaz-Canel, aplaudió las marchas, a las que calificó de ola imparable. "En medio de una epidemia global, miles salen a las calles a reclamar a Estados Unidos", sostuvo.

También hubo concentraciones en el exterior, convocadas por asociaciones simpatizantes del Gobierno, que se celebraron en unas veinte ciudades estadounidenses entre ellas Miami, Nueva York y Washington, y, fuera de América, en Bélgica, Italia, Irán, Tanzania o Guinea Bissau.

Las manifestaciones en el extranjero consistieron, en general, en reuniones informales de grupos reducidos con banderas y pancartas en un espacio público y difundidas a través de las redes sociales con fotografías.

En La Habana, la protesta consistió en una pequeña regata de unas cuarenta embarcaciones de recreo y lanchas con banderas cubanas navegando durante más de media hora frente al litoral.

"La capital tiene una tensa situación: 715 casos positivos hoy. Hubiéramos querido inundar de caravanas la ciudad, pero no es tiempo aún para eso", dijo Díaz-Canel.

"La capital tiene una tensa situación: 715 casos positivos hoy. Hubiéramos querido inundar de caravanas la ciudad, pero no es tiempo aún para eso"

Esta la segunda concentración en Cuba este año para pedir el fin del embargo, después de que el pasado 28 de marzo desfilara en la avenida del Malecón de La Habana una primera caravana de decenas de coches, motos, bicicletas y patinadores.

Cuba llevará en junio ante la Asamblea General de Naciones Unidas la resolución que presenta cada año para pedir que acaben las sanciones de Estados Unidos, y que en 2020 tuvo que posponer debido a la pandemia del coronavirus.

La votación más reciente, en noviembre del 2019, se saldó con el respaldo de 187 de los 192 países miembros.

El último informe anual de Cuba, presentado en octubre del año pasado, recoge que el país perdió entre abril de 2019 y marzo de 2020 la cifra récord de 5.570 millones de dólares a causa de las sanciones de Washington.

Según las autoridades, a precios corrientes, los daños acumulados en las casi seis décadas de embargo suman 144.413 millones de dólares.

En sus cuatro años en el poder, Donald Trump suprimió los canales legales de envío de remesas, endureció los requisitos para viajar a la Isla, vetó los cruceros, prohibió los vuelos a todos los aeropuertos cubanos excepto el de La Habana y volvió a incluir a Cuba en la lista estadounidense de países patrocinadores del terrorismo.

La llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca en enero pasado ha avivado las esperanzas de que el país vecino alivie las sanciones

La llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca en enero pasado ha avivado las esperanzas de que el país vecino alivie las sanciones.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha dicho en reiteradas ocasiones que Biden no tiene entre sus prioridades un acercamiento a Cuba como el que protagonizó el exmandatario Barack Obama (2009-2017), pero también ha asegurado que revisarán algunas decisiones tomadas por la administración Trump, en especial la de incluir a la Isla en la citada lista.

Las sanciones, la pandemia, los problemas financieros endémicos y el retraso en aplicar las reformas económicas previstas desde hace una década han sumido a Cuba en su peor crisis en tres décadas, con una acuciante escasez de todo tipo de productos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 72