Más de 10.000 migrantes, entre ellos cubanos, se acumulan en la entrada del Darién

La ciudad de Necoclí vuelve a ser punto neurálgico de la ola migratoria en América Latina

Aunque hay asiáticos, africanos y cubanos, la inmensa mayoría son haitianos, precisaron las autoridades. (Captura)
Aunque hay asiáticos, africanos y cubanos, la inmensa mayoría son haitianos, precisaron las autoridades. (Captura)

Necoclí vuelve a ser el punto neurálgico de la ola migratoria que vive América Latina desde hace meses. Miles de migrantes que intentan llegar a Estados Unidos se encuentran varados en esta ciudad colombiana situada en el golfo de Urabá. Ante la aglomeración de personas, las autoridades locales decretaron la situación de calamidad pública.

Según cifras facilitadas por el gobierno local, hay en la actualidad entre 10.000 y 15.000 migrantes en la ciudad, la inmensa mayoría haitianos, aunque hay también asiáticos, africanos y cubanos. Muchos duermen hacinados en casas y otros encontraron un rincón en la playa, en algún andén o en un parque, relata Semana.

Días atrás, la Defensoría del Pueblo de Colombia había señalado que factores climatológicos provocaron un retraso en las salidas de las lanchas de Necoclí hasta Capurganá, último punto antes de que los migrantes se aventuren a atravesar la selva del Darién, fronteriza con Panamá. Las autoridades también creen que el aumento del flujo migratorio se debe a los tranques fronterizos y cuarentenas en varios países por la pandemia de covid-19, que retrasaron la salida de muchas de estas personas.

Hace meses, el flujo promedio era de hasta 400 migrantes dos o tres días a la semana, pero desde hace tres semanas, las lanchas, con capacidad para 50 o 60 pasajeros, están llevando cada semana más del doble, precisó Euronews.

Antes de esta nueva crisis, la Defensoría del Pueblo indicó que en los primeros seis meses del año habían transitado por esa zona unas 33.000 personas provenientes de Haití, Cuba, Chile, Senegal y Ghana, entre otros países. Panamá, por su parte, registró entre enero y mayo a unos 3.383 cubanos que cruzaron la temida selva del Darién.

Ante la avalancha migratoria, el Gobierno colombiano definió una actuación para "garantizar la sanidad, la salubridad, la adecuada convivencia y el orden público" en Necoclí ante el peligro de contagios de covid-19, reportan medios locales. Habrá una reunión urgente con las autoridades panameñas para esta semana en la que se abordará la seguridad de los migrantes y la coordinación de un punto de arribo de embarcaciones.

Además, Migración trabajará de conjunto con la Defensa Civil y la Armada para brindar información a los migrantes en las terminales terrestres de Rumichaca, Cali, Medellín y Necoclí y apoyar en la seguridad marítima.

Varios reportes de prensa señalan que la población local saca beneficio del tránsito de los migrantes. En Necoclí, por ejemplo, según Semana, hasta 20 personas se hospedan en una casa y por cada uno cobran entre 10 y 20 dólares diarios. Los últimos que van llegando deben ajustarse a otros precios por noche, que superan los 30 dólares.

La semana pasada, Interpol informó que desmanteló dos redes en Colombia que se dedicaban al tráfico ilícito de cubanos y haitianos que intentan llegar a Estados Unidos. En los operativos fueron arrestadas 22 personas. La Policía dijo además que una de las organizaciones se centraba en trasladar de Ecuador a Colombia a los migrantes, una ruta obligada para los que se encuentran en el primer país y pretenden seguir rumbo a EE UU por tierra cruzando la selva.

El tapón del Darién es un corredor selvático de 266 kilómetros entre Colombia y Panamá, y es el paso más peligroso para la migración irregular desde Sudamérica hacia Estados Unidos. El tránsito por la selva cada año se cobra decenas de vidas, como las de inicios de abril pasado, cuando se ahogaron cuatro migrantes tras la crecida de un río, entre ellos una madre cubana y su hijo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3