Al piloto cubano que llegó a Florida en una Antonov le bastaron 12 días para planear su fuga

El abogado de Rubén Martínez Machado explicó que cualquier complicación legal "podría exponerlo a una posible deportación hacia Cuba"

Preguntado por un fiscal estadounidense este jueves sobre haber “robado una aeronave”, Martínez declaró que el vehículo fue solo “un medio” para dejar la Isla. (Facebook/Rubén Martínez Machado)
Preguntado por un fiscal estadounidense este jueves sobre haber “robado una aeronave”, Martínez declaró que el vehículo fue solo “un medio” para dejar la Isla. (Facebook/Rubén Martínez Machado)

El piloto cubano Rubén Martínez Machado, que escapó de Cuba el 21 de octubre pasado a bordo de una avioneta rusa Antonov, ofreció detalles sobre su travesía a Estados Unidos. El joven de 29 años, que se encuentra bajo custodia federal, expuso que tenía previsto dejar la Isla "desde hace mucho tiempo" y que tenía algún dinero reunido para lograr su propósito, indicó en una llamada telefónica difundida este miércoles por la cadena Telemundo.

Preguntado por un fiscal estadounidense este jueves sobre haber "robado una aeronave", Martínez declaró que el vehículo fue solo "un medio" para dejar la Isla, y que le bastaron 12 días para planificar la maniobra.

Añadió, en la llamada, que había logrado reunir el equivalente a 3.000 dólares para marcharse legalmente del país rumbo a España, pero que tras el cambio monetario que trajo la Tarea Ordenamiento, sus ahorros se redujeron a 1.500, según sus cálculos.

Después de que su viaje se frustrara, decidió utilizar la avioneta Antonov que pilotaba, perteneciente a la Empresa Nacional de Servicios Aéreos en Sancti Spíritus. Opina Martínez que el viaje era "jugarse la vida", pues el vuelo duró tres horas y no fue en línea recta.

"Primero fui directo a lo que es aguas internacionales, luego directo para acá [Florida] y después fui por la costa oeste para evitar la población", detalló.

La defensa alega que, en la Isla, Martínez se enfrentará a una acusación de robo y piratería, lo cual podría costarle la vida y, definitivamente, una larga condena

El aterrizaje se produjo a las 11:30 horas en el aeropuerto de entrenamiento Dade-Collier. "Le pedí permiso para aterrizar [a la torre de control]", afirma Martínez, que aterrizó en cuanto obtuvo la autorización y fue puesto bajo custodia.

Martínez sigue recluido en un establecimiento penal para inmigrantes en Pompano Beach, Florida, y le ha sido negada la fianza. "Al final yo tomé la decisión de apostar mi vida por ser libre, eso todavía sigue en juego", afirmó el piloto.

El tribunal, según explicó su abogado, Eduardo Soto, lo mantiene retenido para que no se escape y evada el juicio, pues "no era confiable que [de] aquí a mañana compareciera".

Opina el letrado, quien presentará los argumentos de su fianza nuevamente en corte, que cualquier complicación legal "podría exponerlo a una posible deportación hacia Cuba". "Hemos pedido protección bajo la Convención contra la Tortura", informó Soto. La defensa alega que, en la Isla, Martínez se enfrentará a una acusación de robo y piratería, lo cual podría costarle la vida y, definitivamente, una larga condena.

La familia de Martínez, residente en Santa Clara, ha ofrecido varias declaraciones a medios estadounidenses sobre el escape del joven y su proceso legal. Su madre, Elisa Machado, expuso este martes a la emisora Radio Martí que "lo lógico es que ya se quede allá, si viene para acá, va a estar preso. Eso es seguro".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3