Un despliegue militar vigila las tiendas en divisas

Hay numerosos reportes sobre la presencia de Boinas Negras, la tropa militar de élite de la que el Gobierno dispone en circunstancias especiales

Entrada de la Plaza de Carlos III en La Habana, custodiada por militares desde este lunes. (14ymedio)
Entrada de la Plaza de Carlos III en La Habana, custodiada por militares desde este lunes. (14ymedio)

Las inmediaciones de varias tiendas en divisas de La Habana están desde este lunes bajo un fuerte operativo de militares y tropas especiales, poco después de que las vidrieras de uno de estos locales fueran apedreadas. Los comercios en moneda libremente convertible (MLC) que ofertan alimentos y productos de aseo son los más custodiados, según constató 14ymedio.

A la entrada de la céntrica Plaza de Carlos III, uno de los mayores centros comerciales de la ciudad, en Centro Habana, los uniformados vigilan el acceso y a los transeúntes que pasan cerca. La presencia militar ha destapado la especulación entre los clientes y vecinos de la zona.

"No sabemos si es por las vidrieras que rompieron en la tienda de divisas de Línea y 12 o porque ya es inminente la unificación monetaria y se están preparando para las reacciones populares", explica a este diario Liudmila López, vecina de la cercana barriada de Los Sitios. "De todas formas esta tienda está a media máquina y aunque vende en divisas, las ofertas son de electrodomésticos y útiles del hogar, hasta ahora".

La situación social en La Habana se ha ido tensando en los últimos días. La huelga de hambre que varios activistas del Movimiento San Isidro mantuvieron por más de una semana tenía entre sus exigencias el cierre inmediato de las tiendas en MLC, pero los activistas se desmarcaron este lunes tajantemente de los ataques contra las cristaleras de la tienda Panamericana de Línea y 12, en el barrio habanero de El Vedado.

"No sabemos si es por las vidrieras que rompieron en la tienda de divisas de Línea y 12 o porque ya es inminente la unificación monetaria y se están preparando para las reacciones populares"

Este tipo de comercios han provocado un gran malestar popular desde que comenzaron a vender alimentos y productos de aseo, en julio pasado. La aparición de esta modalidad de venta, exclusivamente con tarjetas magnéticas respaldadas con monedas extranjeras, ha coincidido con un empobrecimiento galopante de las ofertas en las tiendas en pesos cubanos (CUP) y pesos convertibles (CUC), hasta el punto de que productos como la leche evaporada, el queso, la mantequilla, la salsa de tomate, el champú o el café han desaparecido de las llamadas shoppings y solo se encuentran en divisas.

El pasado sábado, una convocatoria a hacer un plantón frente al Ministerio de Comercio Interior en La Habana Vieja tenía entre sus demandas el reclamo de que cerraran las tiendas en MLC o, en su lugar, vendieran las mercancías que hay en esos comercios también en la red de mercados en CUC y CUP.

Este diario ha recopilado numerosos reportes sobre la presencia de los llamados Boinas Negras, una tropa militar de élite de la que el Gobierno dispone en circunstancias especiales. Los efectivos, que se mueven armados, con chalecos antibalas y en vehículos militares, han sido vistos especialmente en las principales avenidas de la capital y en varias zonas de El Vedado.

"Toda esta calle está tomada por ellos", lamenta una vecina de la calle 26 próxima a la esquina con 23. "Aquí hay varias tiendas, una farmacia y otros comercios y desde que nos despertamos las esquinas y los alrededores de esos lugares están bajo una fuerte vigilancia. Da mucho miedo porque nadie explica qué está pasando".

El ambiente en torno a la unificación monetaria y a las tiendas en MLC se suma a la ebullición que han provocado las convocatorias en solidaridad con el Movimiento San Isidro, respondidas por el Gobierno con una manifestación "espontánea" en el parque Trillo, adonde acudió también Miguel Díaz-Canel ataviado con los colores de la bandera nacional.

"Por sí o por no, son días de quedarse en la casa", opina un jubilado que vive cerca de una tienda en divisas en el Boulevard habanero. "Antes no salía por la pandemia pero ahora no quiero salir porque hay mucha tensión en la calle y nadie sabe cómo va a terminar esto".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26