El mensaje del Estado cubano a los artistas sin salario: "¡Pónganse a trabajar!"

Músicos y cantantes no reciben ningún pago desde enero, a pesar de que se han reanudado las actividades culturales

La mayor parte de las entradas económicas de muchos artistas han provenido de caminos informales. (14ymedio)
La mayor parte de las entradas económicas de muchos artistas han provenido de caminos informales. (14ymedio)

Los músicos cubanos que trabajan para instituciones estatales no cobran desde enero, aunque muchos de ellos ya han vuelto a los escenarios tras el parón obligado por el covid. El último pago, aquel mes, consistió en la ayuda atrasada de noviembre y, parcialmente, la de diciembre, otorgadas por el Gobierno como compensación a la falta de actuaciones debida a la pandemia.

Ninguna autoridad les explicó entonces por qué reducían la subvención y ninguna les explica ahora por qué no les pagan desde hace dos meses. "No sabemos cuándo y tampoco si van a seguir pagando, ¡pero pónganse a trabajar!", contestó de malos modos una empleada del departamento de Programación a Ernesto, un trompetista en una agrupación que pide ocultar su nombre verdadero por temor a represalias, al preguntar por enésima vez por una cuestión que lo tiene al borde de la desesperación.

"Ya Artex abrió, ya las Casas de la Música están funcionando, ya no se les puede seguir protegiendo por más tiempo", continuó la funcionaria a modo de explicación.

Lo cierto es que, según Ernesto, los lugares que ya abrieron sus puertas no son suficientes. "Somos miles de músicos, cantantes, técnicos humoristas y bailarines", cuenta a 14ymedio. "Es absurdo que con tan pocas fuentes de empleo podamos trabajar como antes, y para trabajar en turismo hay que tener palanca o padrino y muchos hoteles también están cerrados o aún no tienen huéspedes", continúa, en referencia al único sector donde, aunque una minoría, los artistas han podido seguir ejerciendo.

"Llevo un mes trabajando gratis y tampoco la empresa que me representa tiene una respuesta para mí"

En cualquier caso, a pesar de que ya se levantaron las restricciones que prohíben hacer bailables y conciertos, las instituciones estatales, como museos y direcciones territoriales de cultura, no cuentan con liquidez para la contratación de artistas.

"Ya antes de la pandemia era prácticamente imposible trabajar sin pagar sobornos", asegura a este diario Martha, una cantante solista que también solicita pseudónimo. "En muchos lugares, los mismos corruptos funcionarios de cultura que nos contratan nos cobraban un porcentaje que solía ser de un 10%, e incluso más, para dejarnos trabajar".

Las prácticas corruptas eran "un secreto a voces", asevera, aunque ahora, dice, ni esos funcionarios tienen dinero para pagar. "¿Cómo vamos a darle de comer a nuestra familia?", se pregunta la cantante con desesperación. "Esto es lo único que sé hacer".

A pesar de no recibir pagos por ninguna vía, muchos cantantes son convocados a trabajar en diferentes espacios de manera gratuita.

Las razones de por qué acceden a ello músicos y cantantes son variadas. "Yo voy porque me lo han pedido y no quiero perder un espacio de años, pero me han dicho que no tienen dinero para pagar", cuenta Roberto, guitarrista, quien también se queja de la situación, como sus otros colegas: "Llevo un mes trabajando gratis y tampoco la empresa que me representa tiene una respuesta para mí".

"Trabajo con Cultura hace años y ya me han llamado para incorporarme, pero sin pago", corrobora Martha. "Ya he hecho tres presentaciones y no hay señales de dinero, solo dicen que no hay presupuesto".

"Por una parte no pagan más la ayuda, y por otro lado no ponen el presupuesto para contratarnos, entonces, ¿qué se supone que hagamos? ¿No era la cultura lo primero que había que salvar?"

Roberto no entiende "a nuestro Ministerio de Cultura": "¿Se peinan o se hacen papelillos? Por una parte no pagan más la ayuda, y por otro lado no ponen el presupuesto para contratarnos, entonces, ¿qué se supone que hagamos? ¿No era la cultura lo primero que había que salvar?", refiere, parafraseando al fallecido mandatario Fidel Castro.

Como sea, la presente situación no es nueva. Ya a finales de año los artistas se quedaron sin el subsidio acordado con las empresas estatales para sustituir sus salarios durante la pandemia.

Según varios cantantes y bailarines consultados entonces por 14ymedio, la resolución que debían emitir las autoridades para renovar el pago de la ayuda a partir de noviembre no se firmó hasta la última semana de diciembre, y ya los bancos no trabajaban por los festejos de esas fechas.

Para autorizar los pagos, en mayo de 2020 las autoridades implementaron varias resoluciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y algunas específicas dictaminadas por el Ministerio de Cultura. Sin embargo, después, estas normativas debían reactivarse periódicamente.

Esta ayuda es lo único que estaban recibiendo los artistas desde hacía dos años, cuando cerraron teatros, clubes y casas de cultura. Aunque antes del covid-19, la mayor parte de las entradas económicas de muchos artistas provenían de caminos informales, este apoyo mensual resultó vital durante los meses de restricciones y cierre de fronteras.

La vida va volviendo poco a poco a los escenarios, pero no el dinero para músicos y cantantes. "El lugar donde trabajo está lleno de albergados, pues se derrumbó un edificio y los han metido allí sin fecha para llevarlos para otro lugar", cuenta Martha sobre el local donde actuaba antes de la pandemia. "Ahora no encuentro otro empleo, el presupuesto para la cultura es prácticamente ninguno en este momento".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7