Cuatro años de obras y medidas de seguridad más altas para los Supertanqueros de Matanzas

El primer tanque se reconstruirá, a partir de abril, en un plazo de 16 meses

Estado actual del lugar donde se encontraba uno de los tanques siniestrados en Matanzas el pasado agosto. (Granma)
Estado actual del lugar donde se encontraba uno de los tanques siniestrados en Matanzas el pasado agosto. (Granma)

La Base de Supertanqueros de Matanzas, parcialmente destruida por el mayor incendio industrial en la historia de Cuba el pasado agosto, recuperará su capacidad total de almacenamiento –200.000 metros cúbicos–, en un plazo de cuatro años. En una nota publicada este miércoles por Granma, se informa de que los trabajos para reconstruir el primero de los cuatro tanques siniestrados comenzarán este mes de enero, sin precisar la fecha.

"Está previsto nivelar el terreno hasta lograr la demanda exigida y, una vez construida la base con su cimentación, emprenderán el montaje mecánico del depósito, que se estima que sea en el mes de abril", precisa el periódico oficial, que publica fotos del estado actual del lugar, asegurando que "no se parece en nada a la dejada por el fatal accidente".

La primera estructura estará concluida en un plazo de 16 meses, en los que, dice Granma, "existe la fuerza especializada y disponen de los materiales e insumos requeridos".

Aunque el diario dice que se trata de "un depósito muy similar a los demolidos", explica bien las diferencias. Para empezar, que el diámetro de los tanques será inferior al destruido y que contarán con un sistema eléctrico soterrado, sin aludir a la causa oficial del incendio, un fallo en el sistema de pararrayos.

La distancia entre los nuevos depósitos será de 110 metros, casi cuatro veces más que la que tenían antes

Además, la distancia entre los nuevos depósitos será de 110 metros, casi cuatro veces más que la que tenían antes. Hasta ahora, las autoridades no han reconocido que la poca distancia entre los tanques podría haber sido uno de los factores de la gravedad del siniestro, como señalaron numerosos expertos en su momento.

Otras medidas nuevas implementadas serán, enumera el órgano del Partido Comunista, el tamaño del dique de contención, mayor a la capacidad del tanque, "de tal suerte que, ante un derrame, todo el crudo quede concentrado allí", y que ese dique se arme "con tierra revestida de hormigón, cualidad que evita el colapso de esa estructura cuando es embestida por el fuego".

Por último, asegura Granma, la base tendrá "cañones de espuma más potentes" y "una nueva posición para los bomberos en caso de emergencia, establecida a una mayor distancia del recipiente".

El texto no se refiere en ningún momento a los 17 muertos y 146 heridos que provocó el siniestro, ni a que de los primeros no se pudo recuperar los restos de la mayoría, algunos de ellos jóvenes que pasaban el servicio militar y no bomberos profesionales.

Tampoco menciona la ayuda, anunciada pocos días después del incendio, que recibiría la Isla por parte Venezuela para reconstruir la base, y se limita a elogiar las labores de Emcor Matanzas, cuyos empleados "ya han interconectado más de 2.000 metros de tuberías de diferente diámetro, soterradas y aéreas, nuevas líneas que desplazaron las defectuosas como consecuencia del incendio".

Gracias al apoyo del Gobierno de Caracas, fue que se construyó la Base de Supertanqueros hace apenas diez años, en un enclave industrial impulsado en la década de los años 80 con ayuda de la extinta Unión Soviética.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0