Las dos obsesiones del régimen cubano: impedir el 15N y salvar su Bienal

Las autoridades insisten en que la marcha "está condenada al fracaso" y persisten en desmovilizar a los ciudadanos

Rogelio Polanco Fuentes, del secretariado del Comité Central del Partido Comunista, hizo una declaración emitida en el programa televisivo Mesa Redonda para condenar al fracaso el 15N. (Cubadebate)
Rogelio Polanco Fuentes, del secretariado del Comité Central del Partido Comunista, hizo una declaración emitida en el programa televisivo Mesa Redonda para condenar al fracaso el 15N. (Cubadebate)

Aún quedan 19 días para el 15 de noviembre y no hay jornada que el tema no acapare la atención, no solo por parte de los convocantes de la Marcha Cívica por el Cambio y quienes la respaldan, sino también del régimen que no ceja en su empeño por dejar claro que no permitirá un nuevo 11 de julio.

Lejos de la estrategia de antaño, de ignorar y ningunear a la oposición, las autoridades parecen haberse dado cuenta de que, perdido el monopolio de la información por el avance de la prensa independiente y las redes sociales, lo mejor es hablar mucho. El fin es desmovilizar a los cubanos que, estando en contra del Gobierno o de los problemas que ha generado y no sabe resolver, aún no están completamente convencidos de dar el paso de salir a la calle.

El turno fue este martes para Rogelio Polanco Fuentes, del secretariado del Comité Central del Partido Comunista, que hizo una declaración emitida en el programa televisivo Mesa Redonda en la que no dijo nada nuevo, aunque esta vez el discurso iba vinculado por entero al 15N.

"No vamos a legitimar el accionar imperialista en la política interna ni dar cauce a los deseos de restauración neocolonial que han acumulado algunos y que se refuerzan en situación de crisis"

"No vamos a legitimar el accionar imperialista en la política interna ni dar cauce a los deseos de restauración neocolonial que han acumulado algunos y que se refuerzan en situación de crisis. No es un acto de civismo, es un acto de subordinación a la hegemonía yanqui", clamó para defender la negativa a permitir unas marchas que cumplían con los requisitos exigidos por la ley cubana y cuya solicitud se hizo en tiempo y forma.

Polanco repasó la entrega de las peticiones de Archipiélago, señalando que fueron una estrategia coordinada al ser semejantes en todas las provincias, aunque obviando que las respuestas fueron igualmente idénticas. El colectivo convocante es un proyecto con agrupaciones en distintas ciudades de la Isla, por lo que no resulta sorprendente que organicen una acción sincronizada. Igualmente, el funcionario se sorprende de que EE UU apoyara la protesta "apenas anunciada", como si Washington necesitara una jornada de reflexión para expresar una política de respaldo a la oposición cubana que ha mantenido desde hace más de 60 años.

"Ante el desafío de los promotores de la provocación en su pretensión de hacer caso omiso a la negativa de las autoridades, el 21 de octubre la Fiscalía General de la República en sus sedes de varias provincias inició un proceso de apercibimiento a estos ciudadanos; manifestándole que de incumplir la decisión de las autoridades incurrirían en los delitos de desobediencia, manifestaciones ilícitas, instigación a delinquir y otros previstos y sancionados en la legislación penal vigente", dijo, justificando que ciudadanos que no han cometido ningún delito sean llamados al orden en sede judicial.

A continuación, el funcionario desgranó el discurso habitual centrado en calificar las marchas del 15N de "golpe suave" y salido del "manual de lucha no violenta" que forzó las revoluciones de colores en Europa a finales del siglo XX y la Primavera Árabe desde 2011. En el pack entró esta vez también Venezuela, por las manifestaciones de 2014 a 2017 –guarimbas– antichavistas.

El funcionario desgranó el discurso habitual centrado en calificar las marchas del 15N de "golpe suave" y salido del "manual de lucha no violenta" que forzó las revoluciones de colores en Europa y la Primavera Árabe

En el capítulo de la financiación, el guión tampoco se movió. Polanco citó la Fundación Nacional para la Democracia (NED), la Agencia Internacional para el Desarrollo (Usaid) y el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal). De su colaboración, aseguran, salieron más de 200.000 dólares hacia Cuba.

Como hace dos días el diario Escambray, de estas organizaciones extrajo el vínculo hacia Manuel Cuesta Morúa y Yunior García Aguilera, de quienes recordó, por enésima vez en las últimas semanas, coincidieron en un taller de Cadal organizado en una universidad privada de Madrid. "Son claras las intenciones subversivas, conspirativas y golpistas de estos proyectos. Hay que ser ilusos para hacer mella en la dignidad de nuestras invictas Fuerzas Armadas Revolucionarias", dijo.

No faltó la alusión a los colectivos de exiliados en Miami, a los que el régimen ha calificado de terroristas desde hace décadas. Entre ellos citó al Directorio Democrático Cubano, liderado por Orlando Gutiérrez Boronat, la Fundación Nacional Cubano-Americana y medios de comunicación como ADN Digital, Radio Martí Noticias o Cubanet, señalados por recibir millones de dólares "para la subversión".

Otros rostros a los que el texto pone en la diana son los de Ramón Saúl Sánchez, habitual en estas listas, o la activista Saily González Velázquez, propietaria de una cafetería privada que ha tenido que cerrar por el acoso de las autoridades y su compromiso, según su versión, con no tener negocios en un país que no respeta los derechos de sus ciudadanos. A González la acusa de ser "una de las promotoras de la provocación violenta" y tener el respaldo de la Fundación Nacional Cubano-Americana.

"El Gobierno de Estados Unidos es el verdadero organizador y promotor de la provocación montada para noviembre, los hechos y declaraciones lo demuestran", dijo Polanco, que insistió en que la marcha "está condenada al fracaso" y que nadie podrá impedir la "explosión de alegría, felicidad y de abrazos hasta ahora contenidos" el próximo 15 de noviembre, cuando reabren las fronteras, el turismo y las escuelas.

El Gobierno hizo público en sus medios la carta y el extenso listado de firmas que un numeroso grupo de artistas extranjeros ha realizado para respaldar a la Bienal de La Habana

Horas después de esta perorata, el Gobierno hizo público en sus medios la carta y el extenso listado de firmas que un numeroso grupo de artistas extranjeros ha realizado para respaldar a la Bienal de La Habana.

"El pretendido boicot tiene un claro tinte imperial y desestabilizador contra Cuba y contra la Bienal" o "En Cuba no hay nadie preso por sus convicciones o ideas políticas, incluido ningún artista. Sí hay personas presas por atentar, en connivencia con los planes subversivos de Washington, contra un orden constitucional refrendado en 2019 por más del 85% de los electores", son algunas de las frases que aparecen en el texto.

Entre los firmantes de esta declaración, respuesta a la campaña Di No a la Bienal de La Habana, promovida por artistas como Tania Bruguera y secundada por algunos creadores que han rechazado acudir a la cita, están los mexicanos Elena Poniatowska (Premio Cervantes 2013), Paco Ignacio Taibo II (director del Fondo de Cultura Económica) o Laura Esquivel (célebre por su novela llevada al cine Como agua para chocolate), todos ellos afines al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En cuanto a la iniciativa de Bruguera, según informó ella misma este miércoles en redes sociales, sigue cosechando adhesiones. Los últimos en sumarse a ella fueron los artistas Cildo Meireles, de Brasil, la serbia Marina Abramović, dedicada al arte de la performance, y el curador suizo Hans Ulrich Obrist. "En las últimas horas han unido su voz con justa fuerza y han dicho no a la Bienal de La Habana firmando la carta de apoyo al boicot", señaló Bruguera, que también anunció que la fotógrafa brasileña Rosângela Rennó, participante en otras ediciones e invitada a esta edición, había renunciado a participar.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 40