Los datos oficiales de muertes por covid en Cuba son "imprecisos", admite el ministro de Salud

Portal Miranda reconoce que no todos los fallecidos tienen prueba PCR positiva cuando mueren, por lo que no entran en la estadística

un médico de Cienfuegos contó a '14ymedio' que en su hospital se produjeron 36 muertes, pero solo en cuatro casos tenían prueba positiva. (EFE)
un médico de Cienfuegos contó a '14ymedio' que en su hospital se produjeron 36 muertes, pero solo en cuatro casos tenían prueba positiva. (EFE)

Caos en en los hospitales, en los cementerios y, ahora, en las cifras de fallecimientos por covid-19 en Cuba. El ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, ha admitido que los datos oficiales son "imprecisos" en declaraciones este miércoles a Invasor, el diario provincial de Ciego de Ávila. El alto funcionario reconoce que a las estadísticas solo ingresan los fallecidos que tienen una PCR positiva en el momento de la muerte y esta no siempre se realiza o, simplemente, el resultado no llega a tiempo.

En cambio, señala el mismo texto, en el hospital Antonio Luaces se están notificando como fallecidos por coronavirus quienes han dado positivo en el test rápido o tienen síntomas compatibles con la enfermedad, además de quienes han muerto por secuelas después de negativizar.

En cambio, señala el mismo texto, en el hospital Antonio Luaces se están notificando como fallecidos por coronavirus quienes han dado positivo en el test rápido o tienen síntomas compatibles con la enfermedad

Según el diario oficial, con la inclusión de estos casos "se elevan" las estadísticas, aunque el testimonio más bien añade confusión al estar admitiéndose desde un centro hospitalario que no se sigue el protocolo del Ministerio, lo que siembra la duda sobre cómo se está contabilizando en cada lugar.

Este martes, un médico de Cienfuegos contó a 14ymedio que en su hospital se produjeron 36 muertes, pero solo en cuatro casos tenían prueba positiva, por lo que la notificación oficial era de cuatro.

La pasada semana también llegaron denuncias desde Guantánamo, donde Ihosvany Fernández, director de Comunales en Guantánamo, reconoció que el servicio funerario está desbordado y se han visto obligados a usar dos furgones de Etecsa y dos camiones de Comercio.

"El 4 de agosto trabajamos con 67 [fallecidos], el 3 con 61 y el día primero de agosto con 80", de estos últimos 69 en la ciudad. Los datos oficiales publicados por el Ministerio de Salud Pública para estos dos días daban, respectivamente, 9 y 8 fallecidos en Guantánamo, en lugar de los 67 y 80 manejados por Comunales, y registraban un total nacional de defunciones de 93 y 98 para esas mismas fechas.

La página que analiza los datos del Ministerio de Salud Pública lleva días parada y se ha actualizado dos veces en el último mes cuando antes lo hacía a diario. "Debido a que se varió la manera de reportar los fallecidos por el Minsap estaremos haciendo unos cambios en el proyecto y, por ello, no actualizaremos, por unos días. Pronto estaremos al día de nuevo. Nos disculpamos por las molestias", indica la web.

La veloz ampliación de capacidades en los cementerios, la escasez de vehículos fúnebres y los datos proporcionados por tantos cubanos sobre familiares o conocidos muertos daban idea de que las cifras de fallecimientos debían ser mayores

La veloz ampliación de capacidades en los cementerios, la escasez de vehículos fúnebres y los datos proporcionados por tantos cubanos sobre familiares o conocidos muertos daban idea de que las cifras de fallecimientos debían ser mayores a las reportadas de manera oficial.

La forma de contabilizar los fallecimientos por coronavirus ha sido polémica en la mayoría de países del mundo, ya que se han seguido criterios muy dispares. En Europa, donde la primera ola cogió de improviso y desbordó los sistemas, cada país contó de una forma: Francia solo añadía a los fallecidos en hospitales, España no incluía a los muertos en residencias de ancianos sin test, Italia a quienes tenían PCR negativo y Alemania los incorporaba con retraso en función del conjunto de datos, entre otros ejemplos. A este caos se sumaba la escasez de pruebas en marzo de 2020.

Sin embargo, poco a poco la mayoría de estos países han aproximado las cifras a la realidad, con incorporaciones de decenas de miles de personas a los registros oficiales tiempo después y ayudándose también de las estadísticas de exceso de mortalidad sobre años anteriores.

Los comentarios del ministro cubano de Salud sugieren que las autoridades se han dado cuenta de que no pueden mantener un discurso optimista cuando se multiplican las imágenes –hasta en la prensa oficial de provincias– de hospitales y cementerios colapsados.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 64