El oficialismo alardea de que la luz, cada día más escasa, no sube de precio en Cuba

Este domingo un 83% de los domicilios en la Isla se vio afectado por los apagones

Siguen fuera de servicio las unidades 6 y 7 de la termoeléctrica de Mariel, la 4 y 6 de Nuevitas, la 2 de Felton, la 4 de Renté y la única de la Otto Parellada. (Radio Reloj)
Siguen fuera de servicio las unidades 6 y 7 de la termoeléctrica de Mariel, la 4 y 6 de Nuevitas, la 2 de Felton, la 4 de Renté y la única de la Otto Parellada. (Radio Reloj)

El 83% de los hogares cubanos se vio afectado este domingo por los cortes de luz, con un promedio de siete horas, según el balance de la Unión Eléctrica de Cuba, difundido este lunes en la televisión nacional y la previsión para hoy indica una situación muy similar.

Según los datos que publica la UNE en su página de Facebook –donde ha limitado los comentarios para determinados post–, ayer hubo problemas de generación, con un déficit de 764 MW durante la noche y 850 en el horario diurno, mientras que hoy faltarán 751 MW y 821 en el pico. Eso, si nada empeora, porque siguen fuera de servicio las unidades 6 y 7 de la termoeléctrica de Mariel, la 4 y 6 de Nuevitas, la 2 de Felton, la 4 de Renté y la única de la Otto Parellada.

En este contexto, la prensa oficial ha publicado un artículo de opinión de Lázaro Oramas, miembro de Cubainformación y residente en España, titulado Cuba: ¿Crisis eléctrica o los efectos de una guerra? en el que señala, entre otras cosas, que a pesar de la inflación "en Cuba no ha habido subida alguna del precio de la luz" y lo compara con la situación en Puerto Rico, donde "con el servicio eléctrico privatizado, también hay constantes apagones" y la luz ha subido un 60%.

"Si en Cuba grupos de personas protestan, desesperadas, por los cortes de luz, nos aseguran que la gente muestra así 'su desacuerdo con el régimen' y sale 'a las calles a pedir libertad'. Pero si, en Puerto Rico, la policía dispara gases lacrimógenos, a quemarropa, a quienes protestan contra los apagones, o si golpea a periodistas, ¿por qué no leemos términos parecidos, como 'régimen', 'represión' o 'libertad'?", escribe Oramas.

La situación dista mucho de lo que ocurre en la Isla, donde los cortes de luz y apagones programados vienen de lejos y son un dolor de cabeza para millones de cubanos cada verano

La concesión a una empresa privada de la red eléctrica puertorriqueña se produjo en 2020. La inestabilidad del sistema era patente desde que en 2017 el huracán María dejó importantes daños. Además, la deuda había crecido vertiginosamente, por lo que el Estado negoció con una empresa para que gestionara y modernizara la infraestructura. En abril de 2022, una gran avería cuyas causas aún no han sido determinadas dejó sin luz a medio país. El malestar que había generado la subida de precios estalló con el apagón y se produjeron protestas que, finalmente, forzaron la ruptura del contrato entre el Estado y la compañía, Luma Energy.

La situación dista mucho de lo que ocurre en la Isla, donde los cortes de luz y apagones programados vienen de lejos y son un dolor de cabeza para millones de cubanos cada verano, aunque este 2022 se ha vuelto insoportable. La causa, según Oramas, es evidente "y objetiva: la precariedad tecnológica de las centrales eléctricas de un país sin divisas y bajo el bloqueo de EE UU".

Distintos economistas cubanos han señalado que la inversión que necesitan las centrales termoeléctricas o las energías renovables sería posible si se renunciara al desarrollo hotelero, especialmente en un momento en que cae el turismo. Pero las autoridades siguen responsabilizando únicamente al exterior.

A finales de agosto, Miguel Díaz-Canel, en un recorrido por la central de Felton en el que apareció respaldado por Raúl Castro, aseguró que las autoridades darían todo lo que fuera necesario para reparar esa termoeléctrica. "Lo tienen fácil, con sacar dinero del presupuesto destinado a unos hoteles que no alcanzan tasas de ocupación del 50% podría ser una buena idea", afirmó entonces el economista Elías Amor.

Aquel día, el gobernante aseguró que en diciembre llegaría el fin de los apagones, pero no habían pasado ni 24 horas cuando la termoeléctrica Antonio Guiteras, en Matanzas, la más grande del país, salió del Sistema Eléctrico Nacional. Después de varios días muy difíciles, en los que el déficit de generación superó el 50%, se logró estabilizar algunas unidades en distintas plantas del país que llevaron a las autoridades al optimismo.

El diario Escambray pidió hace pocos días la opinión de sus lectores sobre si deberían aliviarse los cortes de luz en vista de la mejora de la situación, pero las cosas han vuelto a empeorar.

"En Colombia, país petrolero y con grandes inversiones extranjeras, hay aún medio millón de viviendas sin electricidad", sigue la nota de Oramas. "La electrificación en Cuba, por el contrario, según datos del Banco Mundial, es cercana al 100% ¿Lo habían leído?", dice. Lo que no escribe son las raras veces que funciona.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18