La oposición sudafricana pide la suspensión del pago de más de 12 millones de dólares a Cuba

La compra ilegal de interferón alfa-2b por el Ejército ha sido invalidada pero La Habana reclama el dinero

Llegada de los ingenieros cubanos a Sudáfrica el pasado mes de abril. (The South African)
Las relaciones entre Cuba y Sudáfrica han estado salpicadas en los últimos años por varios escándalos. (The South African)

El líder del partido de la oposición sudafricana Alianza Democrática, Kobus Marais, ha exigido al Gobierno que se paralice el pago de 12,3 millones de dólares pendientes a Cuba por la adquisición ilegal de interferón alfa-2b en abril de 2020. El monto total de la venta fue de 14,7 millones de dólares, aunque inicialmente se calculó en 17 millones.

La pasada semana, la nueva ministra de Defensa sudafricana, Thandi Modise, advirtió al Ejército de que "rodarán cabezas" por la polémica importación. El caso se destapó en el país africano en noviembre de 2020, cuando se supo que las Fuerzas Armadas de Sudáfrica invirtieron grandes cantidades de dinero comprando el medicamento a Cuba al inicio de la pandemia, cuando creían que el país sufría una guerra biológica.

El organismo regulador de medicamentos Sahpra no quería comprar el producto cubano por no haberse demostrado que fuera adecuado para el tratamiento del covid-19

El organismo regulador de medicamentos Sahpra no quería comprar el producto cubano por no haberse demostrado que fuera adecuado para el tratamiento del covid-19 pero el Ejército lo adquirió echando mano de sus competencias en caso de guerra química y bacteriológica, con el argumento de que podía proteger a sus soldados.

Después de meses de polémica e investigación para tratar de depurar con escaso éxito responsabilidades, la postura de la nueva ministra ha sido agradecida por la Alianza Democrática, pero también la consideran insuficiente y piden que se rescinda el contrato y cancele el pago pendiente.

Según Marais, el contrato no puede continuar existiendo, ya que el ministerio lo ha invalidado debido a violaciones flagrantes, que incluyen la falta de consulta a Sahpra sobre la eficacia del medicamento, así como la violación de las leyes de contratación pública y los reglamentos de importación de Sudáfrica, puesto que no hay pruebas de si se solicitó una exención del Tesoro y de Comercio e Industria para la compra exclusiva del medicamento.

El líder de la oposición exige medidas inmediatas, ya que la secretaria de Defensa, Gladys Kudjoe, reveló que el Gobierno de Cuba está presionando para que se pague el monto que falta.

Pese a su postura, la ministra Modise considera que la relación de Sudáfrica con La Habana no debería verse dañada solo porque Defensa actuara al margen de la legalidad, pero Alianza Democrática cree que no pagar un contrato ilegal no tiene por qué implicar una ruptura diplomática.

"El Departamento de Defensa y Cuba no deberían haber celebrado un acuerdo de suministro de medicamentos farmacéuticos sin un certificado de aprobación de Sahpra", señala Marais, que vuelve a poner en cuestión la validez del interferón en el tratamiento del covid-19.

El interferón alfa-2b, fabricado por la estatal BioCubaFarma, se emplea en el tratamiento de infecciones virales y fue utilizado por China al inicio de la pandemia combinado con otros medicamentos, pero sigue sin haber un consenso científico sobre su utilidad y hay estudios que lo consideran adecuado, frente a otros que apuntan que puede agravar la enfermedad.

El compuesto, que Cuba intentó promocionar desde que llegó la pandemia, fue creado en los 80 e interfiere en la multiplicación viral creando un mecanismo de inhibición en el primer nivel de respuesta del organismo.

"No solo deben rodar cabezas por aquellos que estuvieron involucrados en este espantoso abuso de recursos públicos, sino que también deben rendir cuentas"

Alianza Democrática pide también que se impute a todos los funcionarios implicados en el caso por sus acciones. "No solo deben rodar cabezas por aquellos que estuvieron involucrados en este espantoso abuso de recursos públicos, sino que también deben rendir cuentas", ha exigido.

Las buenas relaciones entre Cuba y Sudáfrica se iniciaron con el ascenso al poder de Nelson Mandela y han continuado sin fisuras con sus sucesores, Thabo Mbeki (1999-2008), Jacob Zuma (2008-2018) y el actual mandatario, Cyril Ramaphosa, pero las polémicas no han parado, especialmente en los últimos dos años.

A la compra irregular de interferón se ha unido la contratación de ingenieros cubanos para cooperar con el departamento de Aguas y Saneamiento que denuncian los sindicatos del sector, ya que hay profesionales del país sin empleo en un país con tasas de paro superiores al 30% mientras se contrata personal que no está habilitado para ejercer en Sudáfrica y debe estar supervisado por un nacional con licencia.

Además, el pasado julio, el sindicato sudafricano de profesores se quejó de que los especialistas de la Isla contratados por el Departamento de Educación Básica para capacitar a los maestros sudafricanos ganan casi 56.000 dólares anuales, una cifra muy superior al salario de los locales.

También hay intercambios de estudiantes de medicina sudafricanos en Cuba que han sido problemáticos, especialmente este año, cuando los alumnos protestaron por no tener apenas qué comer, fruto del desabastecimiento en la Isla y la Tarea Ordenamiento.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11