La preocupación se extiende por La Habana ante el aumento de casos de covid

Tener amistades o trabajar dentro del sistema de salud puede favorecer, pero incluso así, no está segura la suerte de nadie

El Ministerio de Salud Pública reportó este lunes 1.850 nuevos casos de covid-19 en La Habana. (14ymedio)
El Ministerio de Salud Pública reportó este lunes 1.850 nuevos casos de covid-19 en La Habana. (14ymedio)

"Mis suegros, que viven con nosotros, fueron prácticamente obligados al acto de reafirmación revolucionaria el día 17 de julio en La Piragua, y cuatro días después comenzaron con síntomas, decidieron no ir al médico y terminaron contagiándonos a nosotros". Amelia, una joven madre que vive en el municipio habanero de Nuevo Vedado, resume así cómo fue que ella y su niña de un año contrajeron el coronavirus.

Tanto a ella como a su hija sí les hicieron PCR y las aislaron en el hospital Leonor Pérez, en el municipio de Boyeros, relata a 14ymedio, pero no así ni a sus suegros ni a su esposo. "A día de hoy, ellos siguen en la casa, ya pasaron los síntomas y nunca ingresaron a las estadísticas del covid", denuncia.

No hay manera de saber cuántos casos hay en la Isla como los suegros de Amelia, pero las cifras oficiales son preocupantes de cualquier manera. Este lunes, el Ministerio de Salud Pública reportó 9.279 nuevos casos y 68 fallecidos. Con 1.850 positivos y 14 muertos, La Habana vuelve a estar a la cabeza de los contagios.

"A día de hoy, ellos siguen en la casa, ya pasaron los síntomas y nunca ingresaron a las estadísticas del covid"

A ello se suma que la inmensa mayoría de los nuevos casos son de gente vacunada: entre el 72% y el 75%, el último día que la prensa oficial informó sobre ello.

Ante la precariedad de los hospitales y los centros de aislamiento, muchos optan por pasar la enfermedad en casa. Ejemplo de ello es Alberto, un vecino del municipio de Cerro, que al percatarse de algunos de los síntomas característicos de la enfermedad, prefirió confinarse, solo, en uno de los cuartos de su domicilio.

"A día de hoy, ellos siguen en la casa, ya pasaron los síntomas y nunca ingresaron a las estadísticas del covid", narra a este diario. "Él mismo me sugirió que no fuera a hacerme ni el test rápido, ya que me llevarían a un centro de aislamiento donde lo iba a pasar peor". Además, puntualiza, "todos sabemos gracias a internet cómo es que funcionan esos lugares". Su esposa consiguió en el mercado negro azitromicina, el antibiótico que se receta para la neumonía desarrollada en el transcurso del covid y "con eso y algunos remedios caseros, resolví".

A pesar de haber estado aislado, a la semana de haberse encerrado en su cuarto todos los convivientes de Alberto se habían contagiado, incluyendo su suegra, de edad avanzada.

Para sorpresa de la familia, solo a ella le hicieron la prueba. Tras el resultado, positivo, fue hospitalizada, pero el resto de la familia, asegura Alberto, fue dejado a su suerte: sin medicamentos, sin indicaciones y sin PCR. "Hoy hace ocho días que se llevaron a la madre de mi esposa, y aquí quedamos nosotros con nuestro hijo de 17 años, también contagiado, totalmente desprotegidos", lamenta. "Ni siquiera la doctora del médico de la familia ha venido a visitarnos. Llamo al policlínico todos los días para saber cuándo vienen a hacernos la PCR y me dicen que hay poca disponibilidad de recursos para realizar las pruebas". Y añade desanimado: "Todo lo que dicen en Televisión Cubana es mentira".

Tener amistades o trabajar dentro del sistema de salud puede favorecer, pero incluso así, no está segura la suerte de nadie. Mariela tiene más de 50 años y, tres semanas antes de enfermar, ejercía como despachadora de ambulancias en el Ministerio de Salud. Según refiere, en ese lugar hay mucho "relajo" y por ende hay varios contagiados con el virus, pero todo se maneja "por detrás del telón".

"A día de hoy, ellos siguen en la casa, ya pasaron los síntomas y nunca ingresaron a las estadísticas del covid"

Cuando alguien sale positivo o tiene síntomas, lo mandan para la casa y "le sacan los días por vacaciones", pero casi nunca son reportados como enfermos, asevera. Mariela, que vive con su esposo y su hija, estudiante de Medicina de tercer año, no pensó que le iba a dar fuerte porque ya tenía puestas dos dosis de Abdala. Sin embargo, narra, "no estuve nada bien por causa de mi hipertensión".

Con unas amistades, resolvió que le hicieran un test y dio positivo, pero decidió quedarse en la casa a pasar la enfermedad. A los nueve días de reclusión y sin haber recibido la visita de ningún médico, llamó a la doctora de su consultorio. "Yo me sentía mejor, pero necesitaba tener un PCR evolutivo para saber si ya estaba negativa. La doctora me dijo que yo sabía la situación que había con los PCR y que se estaban reservando solo para los casos más graves, luego me recomendó esperar 14 días más en mi casa para estar seguros de que ya no tenía el virus".

Algo parecido refiere uno de los manifestantes que salió el 11 de julio a las calles a pedir por la libertad de Cuba, quien reserva su nombre por motivos de seguridad, que estuvo detenido durante dos semanas acusado de alteración del orden público y espera en su casa un prometido "cambio de medida".

Su madre tiene síntomas agudos –falta de aire, tos fuerte y desvanecimientos– y confirmaron que era positiva mediante test de antígenos tras un día entero en uno de los policlínicos del municipio de Playa. "Mandaron a mi madre para la casa y la apuntaron en una especie de lista de espera para hacerle un PCR, pero temo por su vida, y ella no quiere que yo meta presión para que la atiendan, porque teme que me lleven de nuevo y el cambio de medida sea para empeorar mi situación lejos de resolverla", cuenta angustiado el joven.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 29