Empezaron las visitas casa por casa para el proceso de vacunación en Cuba

Las autoridades sanitarias dicen que "el sábado 24 de abril" los consultorios de La Habana deben estar listos

Trabajadores de laboratorio de alto riesgo procesan las vacunas cubanas contra el covid-19 en La Habana. (EFE/Ernesto Mastrascusa/Archivo)
Trabajadores de laboratorio de alto riesgo procesan las vacunas cubanas contra el covid-19 en La Habana. (EFE/Ernesto Mastrascusa/Archivo)

Dos sanitarios tocaron este martes a las puertas de un edificio de apartamentos en el barrio de Nuevo Vedado, en La Habana. Hacían, dijeron, el "censo" para "el proceso de vacunación", para lo cual requerían nombre, edad, número telefónico y posibles padecimientos.

Al ser preguntados cuándo comenzaría dicho proceso, ambos respondieron: "Se piensa que el fin de semana". ¿Dónde?: "En el consultorio". La información coincidía con lo publicado en la prensa oficial este lunes, que sin embargo no era del todo precisa.

Según informó Tribuna de La Habana, "el sábado 24 de abril" la capital "debe estar lista para el venidero proceso de vacunación masiva a la ciudadanía", precisando que la fecha de inicio "aún está indefinida".

En lo mismo hizo hincapié el Consejo de Defensa Provincial este martes, al pedir "condiciones técnicas, refrigeradores, mobiliario y otras necesidades, imprescindibles para los consultorios médicos que servirán de puntos para la vacunación masiva a la ciudadanía".

Es decir, aunque lo llaman "vacunación masiva", lo que inocularán a la población será un "candidato" vacunal, puesto que ninguno de los desarrollados por la Isla ha pasado aún la fase 3

Los candidatos vacunales cubanos, según detallaron las autoridades sanitarias en su momento, necesitan una temperatura de conservación entre dos y ocho grados centígrados, todo un reto para un país que encuentra problemas incluso para refrigerar el pollo que se vende racionado.

"La Habana debe estar lista para dicho proceso que se llevará a cabo con los candidatos Abdala, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB); y Soberana 02, del Instituto Finlay de Vacunas", recogió Cubadebate a partir de "funcionarios gubernamentales".

Es decir, aunque lo llaman "vacunación masiva", lo que inocularán a la población será un "candidato" vacunal, puesto que ninguno de los desarrollados por la Isla ha pasado aún la fase 3.

Como ya han explicado varios especialistas a 14ymedio, la decisión de aplicar masivamente los candidatos vacunales sin haber pasado esa última etapa de los ensayos es, cuando menos, "una apuesta arriesgada": por un lado, pueden aparecer efectos adversos que no habían aparecido antes y, por otro, puede no ser tan efectiva como se esperaba y haber derrochado recursos.

Poco se sabe de esos resultados, tal y como destacaba hace unos días el doctor Eduardo López-Collazo en entrevista con este diario, pues no existe a la fecha ninguna publicación científica "evaluada por pares" que los haya puesto a disposición del público, como ha sido requisito en el resto de vacunas aprobadas en el mundo.

En el cuestionario de los sanitarios que recorrían este martes las viviendas de Nuevo Vedado para su "censo", no figuraba nada parecido al consentimiento informado que requieren actualmente en el mundo Pfizer, AstraZeneca o Janssen

Otra condición para aplicar una vacuna tiene que ver con consideraciones éticas, recordaba también López-Collazo: "Todo el mundo tiene que firmar su consentimiento". En el cuestionario de los sanitarios que recorrían este martes las viviendas de Nuevo Vedado para su "censo", no figuraba nada parecido al consentimiento informado que requieren actualmente en el mundo Pfizer, AstraZeneca o Janssen.

Las polémicas surgidas con las dos últimas a raíz de casos detectados de trombos tras su aplicación evidencian los férreos controles a los que son sometidos los medicamentos en Europa o Estados Unidos. Apenas este martes la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) avaló la seguridad de la vacuna Janssen, con la que reconoció sin embargo un "posible vínculo" con ocho casos inusuales de trombos y que deberá incluir en su prospecto "la coagulación" como efecto secundario "muy raro".

"Los casos revisados fueron muy similares a los que ocurrieron con la vacuna de la covid-19 desarrollada por AstraZeneca", dice la EMA, que reiteró que "el riesgo de tener este efecto secundario es muy bajo" en ambas vacunas, pero instó a sus receptores a "estar atentos" a posibles síntomas para recibir tratamiento médico inmediato.

Mientras tanto, a pesar de la falta de información real, los candidatos vacunales siguen encontrando espacio para los elogios en la prensa extranjera. Este martes, el diario español El Confidencial sigue la senda de aquellos artículos publicados en The Lancet o en The Washington Post, y pondera: "¿Cómo es posible que un pequeño país del Caribe, con 11 millones de habitantes, que tiene un sistema comunista con algunos indicios de apertura, y sufre un duro bloqueo económico de EE UU se adelante a grandes naciones de su entorno, como México o Brasil, y a países europeos desarrollados, como España?".

"En el paraíso médico farmacéutico a que este señor hace referencia falta hasta lo más elemental, como la aspirina"

No faltan en el artículo respuestas de lectores críticos. "Conozco bien el sistema de salud en Cuba porque fui médico en este país durante muchos años", escribe uno de ellos. "Tratar de desacreditar este articulo requeriría mucho tiempo y convencer a un tonto útil es equivalente a pretender romper una pared de concreto con la cabeza. En el paraíso médico farmacéutico a que este señor hace referencia falta hasta lo más elemental, como la aspirina".

La Isla comenzó el pasado 22 de marzo en La Habana un "estudio de intervención" con Soberana 02, en el que participan, según las autoridades, 150.000 personas, y otro de 124.000 personas en Guantánamo, Granma, Santiago de Cuba y Sancti Spíritus con Abdala.

Cuba mantiene así su carrera contra reloj para conseguir una vacuna eficaz contra el covid-19, en mitad de una ola imparable de contagios. Este martes, el Ministerio de Salud Pública reportó un nuevo récord de nuevos positivos (1.183) y 7 fallecidos, que, dadas las cifras de casos, se prevé que aumenten en las próximas semanas. El total acumulado de casos superó los 95.000 y el de muertos llega a 538.

Además, según Tribuna de La Habana, los especialistas en salud alertaron de que en el occidente de la Isla predomina la cepa sudafricana del coronavirus, "con alta virulencia y letalidad".

En el informe oficial diario, destaca que casi la mitad de pacientes críticos o graves son menores de 60 años. Entre ellos, una gestante de 30 años en Cienfuegos y un bebé de un año en San Miguel del Padrón, La Habana.

El reporte de este último incluye el dato "PCR evolutivo negativo", una precisión que se observa en algunos enfermos en las comunicaciones de Salud desde principios de este mes de abril y que preludia que, en caso de fallecimiento, no sean incluidos en las cifras de coronavirus. Fue el caso, por ejemplo, de una niña de 13 años muerta en La Habana el pasado 13 de abril, quien figuró varios días entre los pacientes graves con "PCR evolutivo negativo" pero no después, en la lista de fallecidos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 39