Dramática victoria de Cuba contra Puerto Rico

Cuba derrotó ocho carreras por siete al equipo de Puerto Rico en su tercera aparición en el Premier 12.
Cuba derrotó ocho carreras por siete al equipo de Puerto Rico en su tercera aparición en el Premier 12.

Cuba derrotó ocho carreras por siete al equipo de Puerto Rico en su tercera aparición en el Premier 12 de béisbol, que se celebra en Taiwán, luego de un partido que parecía fácil para los antillanos hasta un espectacular empate en el noveno inning que obligó a decidir en el décimo.

El abridor Freddy Asiel Álvarez, lanzando con una velocidad en torno a las 86 millas, tuvo una buena actuación y mantuvo bastante controlados a los boricuas durante seis innings y dos tercios, a pesar del jonrón de Puerto Rico en el cuarto, que empató el juego a dos carreras.

Pero en la quinta entrada Cuba se fue arriba seis anotaciones por dos, e incluso más adelante llegó a hacer una séptima, lo que, sumado a la pobre ofensiva puertorriqueña, de solo cinco hits a la altura del octavo inning, presagiaba una victoria segura.

Cuando Víctor Mesa trajo en esa misma entrada al rápido Yenier Cano y al receptor Frank Camilo, eran ya más de las tres de la madrugada en Cuba y seguramente gran parte de la afición se fue a la cama convencida de que aquellos rivales no podrían remontar tanta ventaja.

Gran parte de la afición se fue a la cama convencida de que aquellos rivales no podrían remontar ya tanta ventaja

Menuda sorpresa deben haberse llevado entonces los que en la mañana supieron cuán peligrosos llegaron a ser los efectos de la rebelión boricua en la novena entrada. Habían conseguido dos carreras más cuando vino a cerrar el también rápido —aunque un poco descontrolado— Héctor Mendoza, con buenos resultados en la Liga japonesa.

Un sensacional jonrón con dos hombres en base provocó el inesperado empate a 7 carreras, que los cubanos no pudieron romper en su turno. De manera que, yendo al décimo inning, se aplicaba la regla IBAF que obliga a poner a dos jugadores en posición anotadora.

Puerto Rico no logró anotar en su vez al bate, pero Cuba sí, aprovechando un intento de double play en el que Puerto Rico no tuvo suerte, pues el árbitro de primera no vio que el inicialista cubano no pisaba la almohadilla.

Esta era la tercera alineación que designaba la dirección en tres juegos: Lourdes Gurriel (hijo) como primer bate; segundo, Yordan Manduley; tercero, Yulieski Gurriel; cuarto, Alfredo Despaigne; quinto, Alexander Malleta; sexto, Yosvani Alarcón; séptimo, Stayler Hernández, y como octavo Rudy Reyes.

El noveno bate, Yunieski Gurriel, cuya inclusión por primera vez como titular del equipo Cuba algunos criticaron, tuvo una actuación destacadísima. Trayendo un average de 371 en una liga extranjera, Yunieski bateó en este juego de 4-2, empujando tres carreras, entre ellas la sexta y la séptima, tan importante.

Aunque la táctica ofensiva le funcionó bien a la dirección cubana —produjeron ocho carreras con 11 hits conectados—, el uso de los lanzadores no tuvo el efecto deseado, pues resultó que los boricuas les batearon con mayor comodidad a los pitchers rápidos. Pero eso tiene más que ver con la suerte y la condición de cada uno en el momento que con decisiones erradas.

Durante casi todo este partido de más de cuatro horas de duración se vio a un equipo Cuba con notable confianza en sí mismo

En definitiva, durante casi todo este partido de más de cuatro horas de duración se vio a un equipo Cuba con notable confianza en sí mismo, lo que no ha sido frecuente en los últimos años. Y, si bien Freddy Asiel, Malleta, Stayler, Despaigne y Yunieski tuvieron gran protagonismo, hay que reconocer que la victoria fue el fruto bien merecido de una acción conjunta de todo el equipo.

El significado de este triunfo, como se sabe, radica en que, si Cuba sale airosa en sus encuentros contra los equipos de Taipei de China y de Italia, quedaría entonces en una primera o segunda posición y se salvaría así de pasar por un cruce de muerte súbita, trance siempre tan riesgoso, ante Japón, que tiene dos victorias sin derrota, o Corea del Sur, con dos victorias y una derrota.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0