Controvertida formación en el equipo que ira a la Serie del Caribe

Solo la mitad de los Leñadores van al torneo reforzados con una ambición ganadora que no premia suficientemente al vencedor de la Serie Nacional

Pablo Alberto Civil, mánager de los Leñadores de Las Tunas. (14ymedio)
Pablo Alberto Civil, mánager de los Leñadores de Las Tunas. (14ymedio)

La afición y la prensa han criticado bastante la conformación del equipo Las Tunas que asistirá a la próxima Serie del Caribe —Barquisimeto, Venezuela, 2-8 de febrero— y aunque el mentor Pablo Civil repita que no sufrió imposiciones de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) pocos lo creen.

La FCB no depende de las opiniones de la afición ni de la prensa, claro. Ni del resultado de su propio trabajo. Pero las vitrinas se vaciaron de trofeos y esta es una oportunidad de oro para ganar uno. Así que se lanza hacia Barquisimeto con todo y en vez de un Leñadores reforzado tenemos un equipo Cuba.

Las Tunas estuvo décadas en el fondo del pozo y cualquiera le ganaba. Poca disciplina, poco rigor, poco apoyo institucional. A veces el equipo perdía por falta de transporte o por llegar tarde al partido a bordo de un camión V8 de la zafra. Pero allí hubo siempre muy buenos peloteros.

A veces el equipo perdía por falta de transporte o por llegar tarde al partido a bordo de un camión V8 de la zafra. Pero allí hubo siempre muy buenos peloteros

Como Orlando Ollie McFarlane, que llegó a Grandes Ligas, o Cleveland Clark, tercer negro en un equipo Cuba y campeón en la Serie Mundial Negra en 1947. Después vendrían Joan Carlos Pedroso, Alexander Guerrero, los Urrutia: Ermidelio, campeón olímpico 1992 y champion bate en el Mundial de Managua 94; su hijo Henry, uno de los cuatro tuneros que llegó a la Gran Carpa, y Osmani, el Señor 400, único con cinco coronas consecutivas de bateo y cuatro temporadas por encima de 400.

Aunque famosos por su bateo, el pitcheo tunero no ha sido menos. Ahí está Orlando el Guajiro Peña, el lanzador de la zona que más lejos llegó, o Kiki Torres, que comenzó a los 14 años y fue el primer pitcher local en dar un no hit no run en Cuba. Tras la Revolución, Félix Núñez, Juan Carlos Pérez, el veloz Roldán Guillén, Ubisney Bermúdez, el blanqueador Eliécer Velázquez o José Miguel Báez, con la mala suerte de que el conjunto no los respaldara. Y Yoelkis Cruz, quien, con mejor fortuna y ya veterano, ha logrado coronarse por fin.

En los 40 y 50 brillaron el utility René el Tata Solís, que destacó en Estados Unidos, México, Nicaragua y Venezuela, y el director Aníbal Aponte, que llevó una escuadra local del fondo de la Unión Atlética Amateur a coronarse en primera división, entre otros logros como mentor e impulsor del deporte en Las Tunas, donde una escuela de atletas lleva hoy su nombre.

¿Es Pablo Civil un digno seguidor de Aníbal Aponte después de la plata del año pasado y de este oro ganado en ocho de los diez choques del play off? La final en que su conjunto se coronó fue seguida incluso por miles de aficionados desde Miami, lo que nunca antes había ocurrido, como narró Jorge Ebro en El Nuevo Herald.

Al conocerse la nómina de los Leñadores, aunque suene dramático, muchos consideran que la afición tunera y varios de los héroes de la hazaña han sido traicionados

Cuando Alomá sacó aquel inolvidable out 27 se desató la locura en Las Tunas y a lo largo del camino de regreso de los campeones a su casa, que se tiñó de rojo y verde. Era como si los que retornaban fuesen guerreros victoriosos en una guerra vital para todos. Ahora, al conocerse la nómina de los Leñadores, aunque suene dramático, muchos consideran que la afición tunera y varios de los héroes de la hazaña han sido traicionados, como ya antes lo fueron otros campeones nacionales asistentes a la Serie del Caribe.

Ciertamente, las reglas de este evento regional permiten todos los cambios que se precisen, aun la renovación completa del conjunto, a condición de que los seleccionados pertenezcan a algún club de la liga, y, además, la FBC justifica su campeonismo con el argumento de que se trata de un torneo de ligas y no de clubes.

Pero tras una actuación tan brillante y estable en la temporada, se creía que Las Tunas solo sería reforzado en el pitcheo y, no obstante, de los 28 elegidos solo hay nueve tuneros oriundos y cinco refuerzos que los ayudaron. Los otros 14 son de otras provincias, incluyendo tres "japoneses" que no jugaron ningún partido de la Serie.

No es fácil entender la ausencia del valioso Denis Peña o la presencia del poco útil Alberto Pablo Civil. O que vayan el agónico Frederich Cepeda o un Alfredo Despaigne que batea para 198 en estas lides y se queden Stayler Hernández, Orlando Acebey, Erlys Casanova y nuestra mayor promesa, el versátil Oscar Colás. ¿Leonardo Goire y no el preparador físico tunero?

¿Por qué no dejar mejor esa ambición seleccionadora para eventos más importantes como los que llegarán en el año?

Ese campeonismo cubano no corresponde a lo que llevan los otros países, con pocos miembros de élite, y que se refuerzan precisamente para sustituir a los que deben irse a entrenar en el mejor béisbol del mundo. ¿Por qué no dejar mejor esa ambición seleccionadora para eventos más importantes como los que llegarán en el año?

Además, la química y la dinámica de estos Leñadores son ya muy improbables y las preguntas que podemos hacernos son demasiadas —como el equilibrio entre ofensiva y defensa—, pero a Higinio Vélez, cabeza de la FCB, le parece bien que este sea quizás "el más completo de todos los elencos que han estado en la Serie del Caribe desde 2014, donde los refuerzos van a tener influencia, pero se trata de un equipo con una base muy sólida".

Sería más justo reconocer que se forma un equipo Cuba bajo el nombre del campeón nacional y no seguir mintiendo con que se estimula al equipo provincial ganador de la temporada con la asistencia a la Serie del Caribe. ¿Y si esta selección fracasa, no obstante el campeonismo? Bueno, no sería nada nuevo y no perdería Las Tunas, sino un equipo Cuba.

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6