La 57 Serie Nacional tendrá una final con sabor oriental

Los Leñadores noquean con lechada a los Leones y se verán las caras contra los Alazanes en la final de este sábado

Tras la victoria de los Leones sobre Industriales una cosa es segura: el campeón será oriental esta vez. Y el subcampeón también. (jit.cu)
Tras la victoria de los Leones sobre Industriales una cosa es segura: el campeón será oriental esta vez. Y el subcampeón también. (jit.cu)

Con una lechada de nocaut 10-0 logró Las Tunas ganar 4-3 la semifinal en la séptima entrada de este último juego contra Industriales, convirtiéndose así en el retador de los Alazanes en la final de esta 57 Serie Nacional y mejorando aún más su ya histórica actuación en la temporada.

Con un estadio rodeado por una enorme y expectante muchedumbre e incluso con gente subida en los árboles cercanos, y ante un graderío inundado desde por la tarde, abrieron los lanzadores Luis Ángel Gómez, por los Leñadores, y Freddy Asiel Álvarez, por los Leones. El terreno ya se encontraba más seco que en el día anterior.

El refuerzo holguinero ya se había enfrentado con dominio a Freddy Asiel en el Latino durante la segunda fase, pero no había podido lanzar más por una lesión que lo inhabilitó hasta este momento. Por eso sorprendió que el director Pablo Civil lo utilizara y algunos vieron esta decisión muy arriesgada para un séptimo juego, que, como se dice, lo ganan o lo pierden los mánagers.

Pero no hubo más sorpresas por parte del mentor tunero. Víctor Mesa, por su parte, además de algunos cambios en la alineación, sustituyó a Yordanis Samón por Eriel Sánchez, buscando más ofensiva. El abridor, por su experiencia y calidad, debía tener esta vez mejor suerte, pues, pese a su buen trabajo, Freddy Asiel no se había anotado ningún triunfo con los capitalinos.

Con un estadio rodeado por una enorme y expectante muchedumbre, abrieron los lanzadores Luis Ángel Gómez, por los Leñadores, y Freddy Asiel Álvarez, por los Leones

En la primera entrada los Leones se mostraron peligrosos, con hit y doble, pero Gómez daría los 7 ceros permitiendo solo 5 inatrapables y sacando siempre el primer out, con superioridad impresionante, como si poseyera vasta experiencia y fuera verdugo habitual de los azules. Álvarez no estuvo mal, pero recibió más castigo que otras veces.

Sin esperar a finales, en el tercero el capitán Yosvani Alarcón despachó un batazo que impulsó el primer par de carreras. Los tuneros ya habían dado 4 hits, pero la danza mortal de las hachas se aceleró en el cuarto por otro par de carreras, consecuencia de errores de Acebey y de Malleta. Alarcón puso el juego 5-0 en el quinto con un jonrón de línea.

Comenzó entonces un desfile de 5 relevistas y el débil bull pen industrialista propició la matanza. Entre el público hacía un interminable paseo un ataúd azul y el artilugio de un hacha cayendo sobre un león no cesaba de golpear. Para darles razón, tras un tubey de Alexander Ayala, Rafael Viñales disparó un jonrón y colgó en la pizarra un 7-0.

Otro serpentinero intentó frenar la ofensiva verdirroja, pero Quiala y Larduet seguían como de costumbre y apareció la octava carrera y, con ella, la amenaza de un humillante nocao. Los Leones habían ganado en su historia 4 séptimos juegos y perdido otros 4, pero ninguno de modo tan cruel. VM32 llamó al tercer relevista, pero solo el cuarto pudo cerrar el inning.

En el sexto, el brillante Luis Ángel, lanzando el juego de su vida, retiró en cadena a los tres azules, como hizo varias veces, y Alarcón –de 4-4–, pegó un doble. Relevó José Pablo Cuesta y fue recibido con un imparable que casi pone a volar al público, de pie ya desde hacía mucho rato. La entrada se cerró en 9-0.

La final entre Alazanes y Leñadores, primera entre dos equipos orientales en la historia de los 'play off', empieza en el mismo estadio Mella el sábado a las 4 de la tarde

Javier Camero, que le bateó un cuadrangular a Gómez en aquel juego del Latino, volvió a ser el mejor a la ofensiva ante el holguinero. Ya en el séptimo, con 2 hits, Civil sacó a un par de relevistas a calentar, pero su crecido serpentinero dio el último cero. La expresión grave de Malleta lo decía todo.

En ese séptimo capítulo –de la suerte y de la muerte–, Cuesta dio pelotazo y wild pitch. Las gradas hervían. Por el audio del estadio se le pidió al público que no fuera a lanzarse sobre el terreno. De inmediato, un batazo trajo la fatal anotación y el delirio tunero. Los fuegos artificiales al cielo y la multitud, por supuesto, al terreno.

"Ya tenemos asegurado el segundo lugar", dijo emocionado Civil a la cámara. En Granma, los Alazanes deben haber erizado la crin, inquietos. Otra vez desaparecía la luz al final del túnel para Mesa. De nuevo sin el oro. Recordé el comentario de un fanático, refiriéndose a la vivienda que tiene VM32 desde hace años en El Vedado: "Víctor tendrá hasta que salir a pitchear, porque si pierde le van a pintar la casa de verde".

La final entre Alazanes y Leñadores, primera entre dos equipos orientales en la historia de los play off, empieza en el mismo estadio Mella el sábado a las 4 de la tarde y continúa el domingo a las 2. Después de que los equipos descansen y se trasladen se jugará en el Mártires de Barbado de Bayamo el martes, miércoles y jueves. Una cosa es segura: el campeón será oriental esta vez. Y el subcampeón también.

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2