Western Union reinicia el envío de remesas a Cuba, con un máximo de 2.000 dólares

Los bancos de la Isla ponen un límite de 120.000 pesos al mes en las transacciones entre particulares

Oficina de Western Union en Florida. (14ymedio)
Oficina de Western Union en Florida. (14ymedio)

La compañía financiera Western Union ha dado los primeros pasos para reanudar progresivamente, después de una interrupción de dos años, el envío de remesas de Estados Unidos a Cuba. La propia empresa explica en un comunicado este miércoles que se está retomando el servicio mediante un "programa piloto" con la esperanza de "expandir sus operaciones en el futuro".

La presidenta de la división de América del Norte de Western Union, Gabriella Fitzgerald, anunció "con gran placer" la reanudación de las operaciones hacia la Isla "con una fase de prueba inicial".

El servicio, indica el comunicado de la compañía, solo puede realizarse en algunas sucursales. El Miami Herald ha publicado una lista de oficinas, que no han sido confirmadas oficialmente por la compañía. Se trata de Florida Check Cashing, Navarro, Sedanos, La Fama Supermarkets, Exito Supermarkets, Mundo Communicatel, Price Choice Foodmarket y J&R Century.

A través de estas oficinas, se podrán enviar hasta 2.000 dólares en una sola transacción a cubanos con tarjetas de débito o cuentas en el Banco Popular de Ahorro, Banco Metropolitano y Banco de Crédito y Comercio (Bandec). Los fondos podrían estar disponibles el mismo día si se envían antes del mediodía y se depositarán moneda libremente convertible (MLC), precisa el Herald.

En la web de Western Union, así como en la aplicación, aún no está disponible el servicio, y la compañía no aclaró cuándo estará

En la web de Western Union, así como en la aplicación, aún no está disponible el servicio, y la compañía no aclaró cuándo estará.

Western Union suspendió las remesas a Cuba –la segunda fuente de ingresos del país, por detrás de la venta de servicios médicos y por delante del turismo– en noviembre de 2020, después de que el Gobierno del entonces presidente Donald Trump sancionara a Fincimex y AIS, dos entidades procesadoras de remesas, por sus vínculos con Gaesa, el conglomerado de empresas dirigido por los militares cubanos.

Un mes antes, el Gobierno de Estados Unidos había prohibido formalmente las remesas a Cuba enviadas a través de compañías controladas por las Fuerzas Armadas. Según los datos disponibles, el 51,3% de las empresas que ofrecían entonces servicios financieros en Cuba tenían contratos con Fincimex.

En febrero del año pasado, el Banco Central de Cuba aprobó a una misteriosa entidad financiera "no bancaria", Orbit S.A., para gestionar remesas, pero la mayor parte de la población utiliza canales informales para recibir dinero de sus familias en Estados Unidos.

Una parte de estas remesas se transfieren en MLC a sus destinatarios finales, pero también hay quienes prefieren recibirlas en pesos cubanos para el pago de servicios básicos y demás operaciones en moneda nacional.

La norma establece que, desde este miércoles, los clientes no pueden sacar de los cajeros más de 80.000 pesos diarios y 120.000 al mes. (14ymedio)
La norma establece que, desde este miércoles, los clientes no pueden sacar de los cajeros más de 80.000 pesos diarios y 120.000 al mes. (14ymedio)

La noticia de la reanudación de las remesas de Western Union coincide, precisamente, con el anuncio por parte del Banco Metropolitano de Cuba de nuevos límites para la extracción de dinero en efectivo o realizar transferencias a través de los canales de pago electrónicos.

La norma establece que, desde este miércoles, los clientes no pueden sacar más de 80.000 pesos diarios y 120.000 al mes, así como realizar una transferencia entre particulares. En el caso de dólares o su equivalente en MLC, el límite diario por transacción es de hasta 1.000 y un máximo de 5.000 al mes, precisó la entidad en una publicación en redes.

Esto no atañe, informó la empleada de una sucursal a 14ymedio, a las tarjetas de trabajadores por cuenta propia (TCP), sino a personas naturales con tarjetas para sus cuentas de salario, jubilación, de ahorro, de formación de fondos y de colaboración.

"Cualquier cambio en los límites hay que ir al banco para pedirlo, y si usted quiere enviar más dinero de una vez, puede venir a la sucursal y hacer la transferencia"

Por otro lado, la medida es solamente para transferencias electrónicas. "Cualquier cambio en los límites hay que ir al banco para pedirlo, y si usted quiere enviar más dinero de una vez, puede venir a la sucursal y hacer la transferencia. Eso sí, pero le haríamos preguntas para un modelo que debemos llenar en estos casos", dice, aclarando en voz baja que esto "no lo podemos decir".

Para realizar pagos electrónicos cuando adquiere algún producto o servicio, no hay límites establecidos.

Hasta ahora, con las tarjetas magnéticas asociadas a las cuentas bancarias solo se podían sacar al día 15.000 pesos y el límite de extracción por operación era de 5.000, según informó en marzo del año pasado el Banco Central de Cuba. El límite máximo de operaciones diarias era de diez.

Los reclamos no se hicieron esperar y varios usuarios denunciaron que es poco práctica en una economía que depende de los envíos de remesas. El internauta Leonardo Jiménez calificó la medida como "maltrato al cliente" porque son "colas kilométricas" de usuarios esperando ser atendidos en las agencias del banco por la pésima conexión de los canales electrónicos.

Los nuevos límites, aclara el Banco Metropolitano a los comentaristas que inundaron los medios oficiales tras conocerse la medida, no limitan la compra de bienes y servicios a través de pasarelas de pago como Transfermovil o EnZona. "Los pagos de servicios no tienen límites", responde la entidad a los internautas que mostraron su alarma.

Aunque el Banco Metropolitano esgrime la nueva normativa como parte de una "actualización" de los límites por operaciones que "siempre han existido para las operaciones que se realizan por canales electrónicos", la decisión apunta a asestar un golpe al mercado informal de remesas y al comercio ilegal.

El mercado negro de compra y venta de productos también podría resentirse con los nuevos límites, pues el pago con transferencias electrónicas se ha hecho cada vez más común en estas operaciones comerciales. Con la devaluación del peso cubano, los montos a pagar por ciertos productos se han disparado notablemente, obligando a mover cifras cada vez más altas en cada transacción.

Al cambio actual entre el dólar y el peso cubano, los 120.000 CUP que pueden transferirse mensualmente equivalen a 1.000 dólares en las casas de cambio del Estado o a 700 en el mercado negro de divisas, una cifra muy baja para el costo actual de la vida en Cuba.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18