Adiós Western Union, regresa pronto Western Union

Este lunes la mayoría de los locales de la compañía estadounidense han estado prácticamente vacíos en La Habana

Este lunes la mayoría de los locales de Western Union han estado prácticamente vacíos en La Habana. (14ymedio)
Este lunes la mayoría de los locales de Western Union han estado prácticamente vacíos en La Habana. (14ymedio)

Cuatro, tres, dos… Un conteo regresivo acerca la hora de cierre de las oficinas de Western Union este lunes en Cuba. Cuando el reloj marque las seis de la tarde habrá terminado una larga era de envíos de remesas a través de la compañía estadounidense, un final resultante de las sanciones impuestas por Washington a su contraparte Fincimex. 

Si alguien esperaba una avalancha de clientes con caras largas atestando las oficinas de la empresa, este lunes la mayoría de sus locales han estado prácticamente vacíos en La Habana. Solo algunos destinatarios de remesas de último minuto han llegado hasta los salones desiertos y han sido atendidos por empleados con gesto de estar diciendo adiós.

El plazo para cobrar el dinero enviado desde Estados Unidos se vence esta tarde cuando las 407 sucursales que la compañía tiene en la Isla echarán el cierre después de que la administración de Donald Trump incluyó a Fincimex en una lista negra. A pesar de las gestiones del gigante de las remesas, la parte cubana no le autorizó otro socio al margen de las Fuerzas Armadas.

"Señora, el número de la transferencia está mal escrito, así no podemos pagarle", explicaba un trabajador de la Western Union a una mujer que pasado el mediodía llegó a la oficina ubicada en la calle Belascoaín, en Centro Habana. Con el nerviosismo del último momento la mujer escribió mal el número de transacción único, de 10 dígitos, que su hija le dictó por teléfono para buscar el dinero.

El plazo para cobrar el dinero enviado desde Estados Unidos se vence esta tarde cuando las 407 sucursales que la compañía tiene en la Isla echarán el cierre después de que la administración de Donald Trump incluyó a Fincimex en una lista negra

"¿Y ahora qué voy a hacer?", preguntó angustiada la mujer que calculaba no iba a dar tiempo a llamar a su hija, que estaba en medio de su jornada laboral en Miami, recibir el número correcto y cobrar la remesa. Un problema que hasta ayer no le hubiera quitado el sueño, acostumbrada como cliente a recibir el "Dinero en Minutos", el lema que de tanto leer en la publicidad de la compañía se aprendió de memoria.

Otros solo pasaron cerca de una sucursal para curiosear y saber si era verdad que los colores amarillos y negro que representan a la compañía ahora son solo el símbolo de algo pasado. "Yo nací con mi abuela diciendo que iba a bajar un momentico de la casa para cobrar el dinero que le mandaba su hermano", recuerda Marco Ángel Suárez, un joven de 22 años.

"Esto era como un miembro de la familia porque a cada rato salía en una conversación que había que pasar por la Western Union o que hasta que no llegara la remesa por ahí no me podía comprar tenis o una mochila nueva", añade. "Además, nos queda muy cerca de la casa porque vivimos al doblar de la Plaza de Carlos III donde hay una oficina".

Cuando el reloj marque las seis de la tarde habrá terminado una larga era de envíos de remesas a través de Western Union. (14ymedio)
Cuando el reloj marque las seis de la tarde habrá terminado una larga era de envíos de remesas a través de Western Union. (14ymedio)

Hace unos días, Suárez recibió a través de una cadena de mensajes de WhatsApp una carta firmada por el presidente de la compañía. "Hemos estado trabajando fuertemente todas las posibles alternativas para mantener abiertos nuestro servicio entre Estados Unidos y Cuba mientras reorganizamos este canal vital para nuestros clientes. Desafortunadamente, no hemos logrado encontrar una solución en este plazo reducido", añade el texto, explicó entonces Khalid Fellahi.

"Se me cayó el alma al suelo", reconoce el joven. "Aunque hay otros caminos y estoy seguro de que mi tío abuelo seguirá mandando el dinero, no es lo mismo. Western Union nos daba seguridad, seriedad e inmediatez. Con otras empresas no sabemos porque muchas ni siquiera están reconocidas legalmente aquí".

En medio de los temores, siempre hay quienes ven la despedida de la compañía como algo temporal. "Esto es puro espectáculo, pero no creo que vayamos a llegar a julio de 2021 sin Western Union", opina Dunia, una habanera de 47 años que considera que "la victoria de Joe Biden va a revertir todas estas medidas".

"Es mejor que ni quiten el cartel de Western Union de estas oficinas porque pronto vamos a volver a verlas abiertas", aseguraba Dunia este lunes al mediodía a las afueras de la oficina de la calle Obispo en La Habana Vieja. Dentro, el salón vacío ya era un adelanto de un "hasta luego" que nadie sabe cuánto durará.

Aunque hay otros caminos y estoy segura de que mi tío abuelo seguirá mandando el dinero, no es lo mismo. Western Union nos daba seguridad, seriedad e inmediatez

"Encontrarán otro camino, el dinero es como el agua siempre encuentra por donde entrar", vaticinaba un vendedor de periódicos que hace su agosto cada día con las filas a las afueras de la sucursal. "Nunca he recibido ni un centavo por esta vía pero conozco mucha gente que come gracias a esta cola", detalla a este diario. " Cuando esperan para entrar compran maní, periódicos y dulces; pero cuando salen con el dinero compran más".

A una distancia prudencial un joven reparte una tarjeta de presentación de una empresa con sede en Miami para envíos de remesas a Cuba. Ofrece discreción y llevar el dinero "hasta la puerta de la casa". Nadie sabe si pequeñas compañías como esas podrán asumir el enorme caudal de efectivo que hasta hoy pasaba por la Western Union.

El 41,04% de los 3.716 millones de dólares de remesas llegadas a Cuba en 2019 lo hizo a través de las empresas con contratos con Fincimex, según Emilio Morales, presidente de la firma de asesoría The Havana Consulting Group.  Según el economista, las remesas enviadas a Cuba desde 1993 hasta 2019 totalizaron 46.800 millones de dólares.

Por el momento, ni un centavo más vendrá por Western Union. Ahora, sus clientes hacen un nuevo conteo regresivo: calculan los días para que la empresa regrese.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 38