"Cuando me dijeron 'bienvenida', me regresó el alma al cuerpo"

La ajedrecista Jennifer Pérez, declarada "desertora", visita la Isla tras recibir una visa humanitaria

Jennifer Pérez se encuentra con su abuela en Cuba. (Cortesía J.P.)
Jennifer Pérez se encuentra con su abuela en Cuba. (Cortesía J.P.)

Hace menos de tres meses Jennifer Pérez estaba desesperada. La ajedrecista había sido declarada "desertora" por las autoridades cubanas después de que se quedó a vivir en Ecuador, un país al que llegó para participar en un torneo internacional. Al no poder ver a su familia durante seis años, la villaclareña decidió denunciar su situación a través de las redes sociales y en una entrevista con 14ymedio.

Este noviembre, Pérez ha podido regresar a Cuba y abrazar a sus familiares, recorrer las calles de la ciudad donde movió las primeras piezas sobre el tablero y comprobar cuánto la une o la separa actualmente de esta realidad.

Pregunta. ¿Qué ha cambiado desde la entrevista de agosto pasado para que haya podido llegar a Santa Clara y caminar por sus calles?

Respuesta. Un tiempo después de este suceso, retomé las conversaciones con el consulado de Cuba en Quito y me indicaron que debía proceder a presentar mi solicitud de visa humanitaria nuevamente para poder entrar al país. En septiembre se hizo el proceso por parte de mis familiares en la Isla y en octubre me notificaron que había sido aprobada.

P. ¿Cómo fue el proceso burocrático previo al momento de abordar el avión para llegar Cuba?

R. Fue todo muy rápido. Esperé un tiempo para saber la respuesta del trámite, hasta que el cónsul me notificó que ya podía y que debía viajar a Cuba lo antes posible. Esa noticia me cambió la vida.

Cuando pasé por Inmigración enseguida supieron que me había ido de una misión, según me dijeron. El agente llamó a su supervisora y verificaron que realmente estaba autorizada mi entrada

P. ¿Qué sintió al entrar al país?

R. Estaba realmente muy nerviosa, no sabía qué iba a pasar. Cuando pasé por Inmigración enseguida supieron que me había ido de una misión, según me dijeron. El agente llamó a su supervisora y verificaron que realmente estaba autorizada mi entrada. Transcurrieron unos minutos que para mí fueron como una eternidad. Cuando me dijeron "bienvenida", me regresó el alma al cuerpo.

P. ¿Y el reencuentro con la familia?

R. Fue muy emocionante ver a toda la familia después de tantos años. Experimenté muchas emociones y sentimientos. Mi abuela no se podía creer que estaba abrazando a su nieta querida después de tanto tiempo de ausencia.

P. ¿Durante su estancia tuvo contacto con autoridades deportivas cubanas, representantes del ajedrez a nivel nacional y provincial o colegas?

R. He venido por pocos días. Antes de que me notificaran que tenía el permiso de entrada, había confirmado mi presencia en el Campeonato Continental Femenino de México a partir del 19 de noviembre. Mi viaje a Cuba ha sido enteramente familiar y no he podido contactar con el ambiente ajedrecístico. Pasé por la Academia de Santa Clara y por el Palacio de Ajedrez, pero no he visto a mucha gente aunque espero poder cruzarme con alguno de ellos antes de mi partida.

Ahora espero que finalmente se cumplan los ocho años de castigo para poder seguir regresando a mi casa, a mi gente y a mis raíces sin restricción alguna

P. ¿Le han hecho las autoridades deportivas algún ofrecimiento para volver a formar parte del equipo cubano?

R. No, y además no creo que sepan que estoy acá.

P. ¿Cuál es el sabor final que le deja este viaje a Cuba?

R. Agridulce. Nada es igual a cómo lo deje, las cosas han cambiado mucho. No es un secreto para nadie que la vida en Cuba está muy dura por todas las carencias y necesidades que existen actualmente, pero me voy feliz de haber visto a mis familiares y a mis abuelos que están muy enfermos. Era lo que más anhelaba desde hace años. Ahora espero que finalmente se cumplan los ocho años de castigo para poder seguir regresando a mi casa, a mi gente y a mis raíces sin restricción alguna.

P. ¿La veremos pronto frente a un tablero representando la bandera cubana?

R. Honestamente, no creo que sea posible, por diferentes situaciones ajenas a mi voluntad y a mi deseo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25