Apoyo sin fisuras de Biden a Israel y silencio en el Consejo de Seguridad de la ONU

Los bombardeos israelíes han causado ya 67 muertos, entre ellos 17 niños y 6 mujeres, en Gaza, mientras que los cohetes lanzados por las milicias palestinas han ocasionado siete muertos, entre ellos un niño de seis años, en Israel

Votación del Consejo de Seguridad este martes sobre el presunto ataque con armas químicas en Siria. (UN Photo/Loey Felipe)
El Consejo de Seguridad fue nuevamente incapaz de llegar a acuerdos en el conflicto entre Israel y Palestina. (UN Photo/Loey Felipe)

(EFE).- Estados Unidos ha expresado su apoyo "sin fisuras" a Israel, mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU guarda silencio sobre los bombardeos entre el Ejército israelí y las milicias palestinas gazatíes, un conflicto que entró ayer en su cuarto día y que afecta a Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este ocupado, y se ha extendido dentro del propio Israel donde se han producido enfrentamientos entre las comunidades israelí y árabe israelí.

"Estamos avanzando hacia una guerra a gran escala. Los líderes de todos los bandos tienen que asumir la responsabilidad de una desescalada", advirtió el miércoles el enviado de la ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland, sin que ninguna de las partes muestre contención hasta el momento.

Los bombardeos israelíes han causado ya 67 muertos, entre ellos 17 niños y 6 mujeres, en Gaza, mientras que los cohetes lanzados por las milicias palestinas desde ese territorio palestino han ocasionado siete muertos, entre ellos un niño de seis años, en Israel. Además, 388 civiles palestinos resultaron también heridos, entre ellos 115 menores, concretó ayer el Ministerio de Sanidad del enclave.

Según el portavoz militar israelí Jonathan Conricus, desde el lunes al menos 25 milicianos "de diversos rangos y antigüedad, pertenecientes a Hamás y la Yihad Islámica"

Según el portavoz militar israelí Jonathan Conricus, desde el lunes al menos 25 milicianos "de diversos rangos y antigüedad, pertenecientes a Hamás y la Yihad Islámica" han muerto en ataques selectivos.

Al conflicto, se han unido grupos de ciudadanos árabes y judíos de Israel, donde se produjeron dos linchamientos, uno en Bat Yam y otro en Acre, en el primer caso un árabe y en el segundo un judío, que se encontrarían en estado grave.

Sobre estos incidentes el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu dijo: "Nada justifica el linchamiento de judíos por parte de árabes y nada justifica el linchamiento de árabes por parte de judíos", mientras que el presidente israelí, describió los incidentes como " una guerra civil sin razón", y pidió a las autoridades locales y religiosas que intervengan para detener la violencia.

El presidente estadounidense, Joe Biden, conversó el miércoles con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al que transmitió su apoyo "sin fisuras" a la seguridad de Israel, y expresó su respaldo "al derecho de Israel a defenderse a sí mismo y a su pueblo, al tiempo que protege a los civiles", según un comunicado de la Casa Blanca.

Al apoyo de Biden se sumó el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Anthony Blinken, quien condenó el miércoles el lanzamiento de cohetes a Israel desde Gaza en una llamada con el presidente palestino, Mahmud Abas, y subrayó "la necesidad de desescalar las tensiones y poner fin a la violencia actual", informó el Departamento de Estado.

Además, Estados Unidos frenó el miércoles una posible declaración del Consejo de Seguridad de la ONU en respuesta a los choques entre israelíes y palestinos, que fueron discutidos de urgencia y a puerta cerrada por los 15 miembros de este órgano.

Según fuentes diplomáticas, Washington se opuso a una propuesta presentada por otros países al considerar que no sería útil para rebajar la tensión.

Ante la falta de acuerdo, los países de la Unión Europea que se sientan actualmente en el Consejo (Francia, Estonia e Irlanda), junto a Noruega, emitieron una declaración por su cuenta en la que condenaron los ataques

Ello a pesar de que algunos Estados miembros han urgido públicamente a una respuesta consensuada, como hicieron Irlanda, que defendió que el máximo órgano de decisión de la ONU debe condenar la violencia contra civiles cometida por todas las partes y exigir un alto el fuego inmediato, o China, que defendió la importancia de que el Consejo hable "con una sola voz".

Ante la falta de acuerdo, los países de la Unión Europea (UE) que se sientan actualmente en el Consejo (Francia, Estonia e Irlanda), junto a Noruega, emitieron una declaración por su cuenta en la que condenaron los ataques contra localidades israelíes lanzados desde Gaza y consideraron también "inaceptables" los altos números de víctimas civiles, incluidos niños, en los ataques de Israel.

Las naciones europeas mostraron también su preocupación por el posible desahucio de familias palestinas en Jerusalén Este, que estuvo en el origen de la escalada de la tensión, y exigieron a Israel el cese de las actividades de asentamientos, demoliciones y desahucios en los territorios ocupados.

Por parte árabe, el ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Sameh Shukri, llamó este miércoles a su homólogo israelí, Gabi Ashkenazi, al que pidió detener "todas las agresiones israelíes contra los territorios palestinos" y buscar una solución diplomática para reanudar el proceso de paz, en un escueto comunicado.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 54