Bolton alerta del peligro que Cuba y Rusia representan para América

En una entrevista con 'ABC', el exasesor de Trump cuenta que cree que Cuba impidió a Maduro abandonar Venezuela

El exasesor en materia de seguridad de la Casa Blanca John Bolton. (EFE)
El exasesor en materia de seguridad de la Casa Blanca John Bolton. (EFE)

John Bolton, exasesor de seguridad de Donald Trump hasta hace casi un año, está convencido de que Cuba impidió que Nicolás Maduro abandonase el país el 30 de abril de 2019, durante el fallido alzamiento militar encerrándolo en el complejo militar de Fuerte Tiuna. El político, enfrentado ahora al presidente de EE UU, admite que aún se desconoce el papel exacto del Gobierno de la Isla en aquel momento pero cuenta, en una entrevista con el diario español ABC, que existe esa teoría que, a su juicio, demuestra la amenaza que representa La Habana para América.

"Dicen que la esposa [de Maduro] quería irse. Pero los cubanos se lo llevaron a Fuerte Tiuna. Y no le dieron la opción de irse. Para mí, eso pone de relieve la amenaza de los cubanos y los rusos en nuestro continente", relata.

Bolton cree que para Rusia, el control de Venezuela es muy importante por el petróleo, pero sobre todo porque es un país con mayor tamaño y potencial fortaleza que Cuba y Nicaragua. "Los rusos claramente se dieron cuenta de que una mayor implantación suya en Venezuela podría llevarlos a una posición más fuerte en todo el continente, para causar problemas en América del Sur, en el Caribe, cerca del Canal de Panamá (...). Es un objetivo muy tentador para Rusia".

El exasesor de Trump aún es optimista y considera que Maduro se marchará más pronto que tarde porque, cree, el 90% de la población apoya a la oposición y que al chavismo solo lo respalda la élite que se "financia con el tráfico de drogas y la extorsión" aunque considera muy importante que se siga manteniendo la presión desde la región, particularmente en EE UU donde el consenso es amplio entre republicanos y demócratas. "Aunque Trump de vez en cuando hable de verse con Maduro, creo que se equivocaría si lo hiciera. Él lo sabe, y por eso no lo ha hecho, hasta ahora", sostiene.

Bolton abandonó su cargo y acabó enemistado con Donald Trump por varias diferencias entre ambos que se volvieron irreconciliables. Posteriormente el exasesor escribió un polémico libro The Room Where It Happened: A White House Memoir, en el que ofrece una imagen del mandatario que disgustó profundamente a este, quien trató de impedir que el texto se distribuyera en EE UU. Precisamente la publicación del volumen supuso un giro en la Plaza de la Revolución hacia Bolton, al que siempre se había atacado de forma virulenta. Esta vez, Miguel Díaz-Canel recomendó el texto a través de un mensaje en Twitter. "Cuba en el libro de Bolton: revela cuán cínica e inmoral es la política del imperio", añadía.

En el texto, el presidente aparece como un líder influenciable, que ignora conceptos básicos de política exterior y tiende a sentir atracción por líderes autoritarios como Kim Jong-un, Xi Jinping o el propio Nicolás Maduro, al que describe como un "tipo duro" frente a la imagen de niño de Juan Guaidó.

En la entrevista, Bolton insiste en esta línea y teme que su antiguo jefe acabe reuniéndose con el chavista. "Se ha reunido con Kim Jong-un, el primer presidente estadounidense en hacerlo. Le gusta reunirse con líderes autoritarios, incluso cuando no recibe nada a cambio. Y con eso les da legitimidad. En el caso de Kim Jong-un, legitima a un dictador sanguinario. Creo que sería un error para él verse con Maduro. Y siempre hay un riesgo de que lo haga. Y sí, creo que habla en serio cuando lo dice. Lo bueno es que hemos sido capaces de impedírselo hasta el momento", dice.

Bolton también cree que los ingresos del tráfico ilegal de drogas y de los Gobiernos de Rusia y China, además de la presencia de la inteligencia cubana son los factores que han llevado a fracasar hasta la fecha la presión de EE UU sobre Venezuela. "Los cubanos penetraron el ejército venezolano y aunque nosotros y la oposición pensamos que las tropas de base y los militares acabarían apoyando a la oposición, al final no pudieron romper filas con sus generales. La lucha continúa y EE UU y otros tienen que aplicar más presión", dice.

Aunque admite una vez más que tanto Trump como él estaban de acuerdo en utilizar la opción militar, sigue convencido de que esta debe ser la última opción porque el grado de oposición entre la ciudadanía contra el régimen es tan grande que no hace falta más que un poco de ayuda exterior. "Los rusos, los chinos y especialmente los cubanos debían saber que no les permitiríamos establecer otra base militar más en este continente", añade.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8