El ahijado y un sobrino de Maduro quedan detenidos sin fianza en Nueva York

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su esposa Cilia Flores. (EFE/Archivo)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su esposa Cilia Flores. (EFE/Archivo)

(EFE).- El ahijado y un sobrino del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, imputados por delitos de narcotráfico en EE UU, quedaron este jueves detenidos sin fianza en Nueva York a la espera de volver a comparecer ante el juez el 18 de noviembre.

Efraín Antonio Campo Flores, ahijado del mandatario venezolano, y Francisco Flores de Freitas, sobrino suyo, comparecieron por primera vez ante el juez James L. Cott en una corte federal de Nueva York para escuchar la confirmación de los cargos por conspiración para introducción de cocaína en Estados Unidos.

Los imputados, que contaron con un traductor facilitado por la corte, estuvieron acompañados de sus abogados, que están en constante comunicación con personal diplomático de Venezuela, explicó la defensa a los periodistas presentes en el tribunal.

Los imputados tan solo confirmaron ante el juez y la fiscalía que entienden los cargos de los que se les acusa

En la comparecencia, de apenas cinco minutos de duración, los imputados tan solo confirmaron ante el juez y la fiscalía que entienden los cargos de los que se les acusa.

Se prevé que en la próxima audiencia tengan que declararse culpables o inocentes.

Uno de los abogados, John Reilly, explicó a los periodistas que estudiarán si en la citación de la próxima semana reclamarán que se establezca una fianza.

Mientras tanto, los dos imputados permanecerán detenidos en una prisión federal de Nueva York.

La detención sin fianza había sido reclamada por la fiscalía en la sala de la corte del Distrito Sur de Nueva York, abarrotada por numerosos medios de comunicación.

Tras ser arrestados esta semana en Puerto Príncipe (Haití) y entregados a las autoridades estadounidenses, Campo Flores y Flores de Freitas fueron imputados hoy por un gran jurado en Nueva York por supuestamente haber conspirado junto a otras personas para introducir en EE UU al menos cinco kilos de droga.

Los dos jóvenes se enfrentan a cargos por los que la pena máxima es la cadena perpetua, según informó en un comunicado el fiscal del distrito, Preet Bharara.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13